*

X

Montañas desiertas y mujeres desnudas: las fotos que tomó Dennis Hopper con una cámara desechable

Arte

Por: pijamasurf - 05/11/2015

El legendario director y actor Dennis Hopper también era un notable fotógrafo; en la serie "Drugstore Camera" podemos apreciar su sensibilidad a la imagen y espiar un poco esa vida de un glamour relajado de finales de los 60

rock1

 

Muchos recordaran a Dennis Hopper por su actuación en clásicos del "coolness" como Rebel Without a Cause, The Trip, Easy Rider, Apocalypse Now, Blue Velvet, River’s Edge, True Romance y por haber dirigido la emblemática Easy Rider, película que marcó a una generación. Pocos sabrán que Hopper se veía a sí mismo como un fotógrafo y en general un artista multifacético, habiendo probado con la poesía y la pintura.

El New York Times reporta que Hopper en realidad quería ser recordado como fotógrafo (según cuenta su hija). La serie Drugstore Camera recupera esta faceta olvidada de Hopper, enfocándose en las fotos que tomó durante un viaje de Los Ángeles a Taos, cruzando el desierto y también con un par de lindas jóvenes en lo que parecen ser habitaciones de hotel. 

Estas fotos son testimonio de que Hopper era un tipo sensible con una vida muy interesante (sin duda, mucho más interesante que el personaje de la publicidad de la cerveza XX). 

12340903

Screen Shot 2015-05-07 at 1.59.14 PM Screen Shot 2015-05-07 at 1.59.06 PM Screen Shot 2015-05-07 at 1.58.59 PM Screen Shot 2015-05-07 at 1.58.50 PM

 

50_copy-784x550

Te podría interesar:

Intrigantes pinturas de las cuatro bestias del Apocalipsis (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 05/11/2015

Imágenes encontradas en una iglesia como puerta de entrada hacia el misterio del "Libro de las revelaciones"

Screen shot 2015-05-22 at 12.43.07 PM

Estas fascinantes imágenes de las cuatro bestias que son mencionadas en el Libro de las revelaciones escrito por San Juan fueron encontradas en el sótano de una iglesia, según cuenta Jason Louv de Ultraculture. Podemos ver aquí un estilo que hace pensar en arte aborigen mezclado con una veta por momentos cibernética, como si la piel o el pelaje de estos animales híbridos fuera también un circuito de nodos y cables. Son, a fin de cuentas, las máquinas de Dios.

En la Biblia se dice:

4:6 Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás. 
4:7 El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando.
4:8 Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos;  y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. 

Estas cuatro bestias han sido interpretadas de las formas más diversas, hay quienes las asocian con los cuatro evangelistas y también con los cuatro signos fijos del zodiaco: Tauro (toro) Leo (león), Escorpio (águila) y Acuario (el aguador). Una interpretación astroteológica sugiere toda una serie de correspondencias entre estos cuatro rostros de las bestias, los cuatro jinetes, las cuatro eras de la humanidad y la visión de Ezequiel que también reporta una tétrada teozoomórfica similar. La siguiente gráfica contiene una breve síntesis de esto:

4-horse-1

Notemos también los ojos en los cuerpos de las bestias divinas, que evocan también a figuras sacras de otras culturas como el Purusha de la India, equivalente al Adam Kadmon o al mismo Argos Panoptes de la mitología griega, de alguna forma simbolizando que estas figuras de la creación son la forma en la que el Creador observa su obra.