*

X

Esta revista fue impresa con sangre de personas con VIH

Arte

Por: pijamasurf - 05/26/2015

"la marca de una cultura sana es que expone sus estigmas"

"Esta revista fue impresa con sangre de personas con VIH": literalmente, la revista Vangardist mezcló la sangre de personas VIH positivo con tinta para imprimir su más reciente edición. La idea es que, al romper la envoltura de la publicación, se rompa también el estigma asociado con el virus del VIH. En cierto sentido la revista establece una especie de alquimia reintegrando aquello que hemos marginado o reprimido, llamando nuestra atención y haciendo que lo discutamos de forma abierta.

"Los medios publican lo que vende. Pero el VIH ha dejado de vender. Las personas se han relajado demasiado sobre ello y ya no aparece en los encabezados. Por eso necesitamos hablar de ello", dice Julian Wiehl, de Vangardist. La tesis de la publicación es que cuando las personas hablan del VIH el nivel de infección de este virus disminuye y, de igual manera, la calidad de vida de las personas infectadas sube.

En Globalish, Michael Garfield escribe que:

la marca de una cultura sana es que expone sus estigmas, desnuda sus heridas, y deja que lo que de otra forma sería una brecha entre nosotros se vuelva la apertura a través de la cual el verdadero entendimiento entra. Cuando todos podamos honestamente divulgar nuestros tatuajes, nuestras enfermedades venéreas, nuestras adicciones, nuestros errores, las mismas marcas que parecían separarnos llenarán los huecos entre nosotros.

 

Screen shot 2015-05-26 at 11.30.23 AM

Te podría interesar:

3 sutiles y fantasmagóricas ilusiones ópticas para tu hogar (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 05/26/2015

Una lámpara que mece una habitación entera, un jarrón que arroja una sombra en negativo y un espejo con una esquina magnificada, todos hechos por la firma de diseño japonesa YOY

A todos nos gustan las paradojas visuales quizás porque nos dan un respiro de las leyes y teorías de la realidad física. Un respiro bien merecido, en el que podemos entregarnos cómodamente a no entender nada y quedar asombrados. La prestidigitación y las ilusiones ópticas juegan este papel en nuestro sistema cognitivo y los japoneses –como casi siempre– son unos maestros en el tema.

Estas tres ilusiones ópticas diseñadas por la firma de diseño japonesa YOY, tienen la cualidad de no ser espectaculares sino sutiles y domésticas. Es decir, se puede vivir con ellas sin ningún problema de estridencia.

Primero está Float, una lámpara sencilla que se monta en la pared y de la que cuelga un cable largo y rígido. Cuando se enciende, dos motores irregulares mecen suavemente la lámpara atrás y adelante. Debido a que el cable se mantiene rígido, la flotación hace parecer que toda la habitación se está meciendo con la lámpara, como si estuviera dentro de un barco.

 

Luego tenemos Shadow, una lámpara en forma de jarrón que se coloca junto a una pared y arroja una sombra invertida. Su silueta se ilumina gracias a unos LEDs colocados en la parte posterior.

yoy_shadow_01

yoy_shadow_02

 

Finalmente está Lens, un espejo de muro que parece tener una lupa sobrepuesta en la esquina superior derecha. Pero mientras el engaste en esa esquina se ve físicamente más grande, el reflejo del espejo no magnifica la imagen.  

yoy_lens_01