*

X

Por si hacen falta: 4 razones por las que estar sin ropa te hace bien (NSFW)

Por: pijamasurf - 04/24/2015

La desnudez casual puede mejorar la seguridad en uno mismo, además de tener algunos beneficios extra para la salud

 nude

En un grupo de amigos es fácil identificar a aquellos/as que se sienten más cómodos sin ropa: son los que usan zapatos fáciles de quitar, los primeros en entrar al agua en la playa, los que se mueven con la confianza de actores o actrices en un camerino, poniendo y removiendo piezas de vestuario, y dejando que todo se ventile mientras tanto. Pero no toda la gente tiene tanta confianza al exponerse a su propio cuerpo.

Sugerir razones científicas o de salud para estar desnudo puede parecer un argumento forzado. Después de todo no estamos en la Edad Media, donde llegó a considerarse pecado incluso estar desnudo frente a sí mismo durante el baño, por lo que se utilizaba una gasa de tela en forma de camisón para hombres y mujeres (una suerte de "velo de pureza", púdico velo corrido sobre los desnudos de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel, por ejemplo). Sin embargo, existen algunas razones de sentido común para hacerlo.

Duermes mejor sin ropa

main-4-benefits-to-sleeping-naked

Durante la noche nos ponemos ropa y nos la quitamos, mientras realizamos un ballet dentro de las cobijas para encontrar la temperatura perfecta para dormir... antes de que nos dé calor o frío. Es cierto que existen aquellos que pueden dormir de un tirón, pero aunque no lo recuerdes al día siguiente, te levantas varias veces en la noche, justo después de terminar un ciclo de sueño profundo. 

Dormir sin ropa tiene el beneficio añadido de permitir que la temperatura de tu cuerpo se estabilice a sí misma. Dormir mejor te hace tener mejor digestión, mejor memoria y disminuye el riesgo de diabetes.

Un asunto de ventilación

Scottish Bar Stool for Kilt Wearers 8-D

¿Te imaginas lo que pasaría con tus pies si no te cambias los calcetines en una semana? Ahora imagina lo mismo si no "ventilas" tu área genital. Esto es especialmente cierto con las chicas: dormir sin ropa permite que la vagina "respire", en vez de permanecer atrapada en telas probablemente sintéticas.

El exceso de humedad puede producir infecciones provocadas por bacterias, por lo que al dormir desnudas ayudan a mantener en equilibrio la flora vaginal.

Es bueno para tu vida sexual (duh!)

9songs-big

La razón por la que dormir desnudo se siente bien es porque la vulnerabilidad y seguridad de ese estado que es bueno a solas, aumenta cuando se produce en pareja. El contacto piel con piel promueve una descarga natural de oxitocina, la "hormona del amor", que tiene la ventaja de producir excitación sexual.

Pero estar desnudos durante el sexo, paradójicamente, es lo que provoca mucha ansiedad y aprensión a las personas inseguras de sí mismas, lo que puede tener un impacto en su satisfacción sexual. Apagar las luces es un truco usual, pero la idea es que estar desnudos produzca más seguridad que vulnerabilidad o autocrítica. Lo que nos lleva al último punto.

Desnudarse brinda una sensación de poder

No importa si permites que otros te vean sin ropa: el mero hecho de estar desnudo brinda cierta sensación de poder y seguridad que puede ser muy estimulante. El hecho de que vivamos en la época de las selfies sólo refuerza este punto: enfrentarse a la propia imagen puede ser liberador en muchos casos, especialmente si la desnudez no está "sexualizada", o cuando no se realiza en un contexto sexual (eso es parte del éxito de la serie Girls, de Lena Dunham).

En un momento en que los índices de satisfacción con el propio cuerpo se desploman y en que las cirugías estéticas para uno y otro sexo van al alza, la desnudez casual adquiere un matiz de aceptación y amor propio. Paradójicamente, estar desnudo puede ser una forma de indicar que no se tiene disponibilidad social o sexual en ese momento: que se desea estar a solas, simplemente disfrutando de la propia presencia.

Te podría interesar:

Las mieles kármicas de pedir comida a domicilio mediante una sencilla app

Por: pijamasurf - 04/24/2015

hellofood, a través de su sitio o su app, está listo para acompañarte en tu existencia alimenticia

Screen Shot 2015-04-27 at 11.16.22 AM

Llegas cansado de trabajar, no hay gran cosa en el refrigerador y aun menos, energía en tu cuerpo. Sin embargo tienes hambre y te sientes merecedor de una buena cena, sabes que si el karma existe entonces tú tendrías que cenar rico ese día; a fin de cuentas, te lo ganaste.

Este es uno de los muchos escenarios en los que el universo anuncia que la respuesta está en pedir algo a domicilio. Pero es entonces cuando recuerdas que tal vez tu sistema nervioso no podría soportar que te dejen un par de minutos esperando en el teléfono o que tu interlocutor te compruebe, una vez más, que no tiene la menor idea sobre el menú ni los precios, y mucho menos empatía con tu deseo genuino de comer algo delicioso.

Cuando estás a punto de entregarte a un ayuno involuntario, entonces llega la epifanía… puedes pedir algo de comer vía internet, sin llamadas incómodas y de una forma completamente civilizada, eficiente.

Hellofood es un nuevo servicio para pedir comida a domicilio desde tu computadora o tu teléfono (tienen su propia app, tanto para iPhone como para Android). La navegación es más que amigable, pues está diseñada para que en pocos segundos encuentres exactamente lo que necesitas, y los pasos a seguir son muy sencillos:

Una vez que te registras, sólo ubicas rápidamente las opciones disponibles de acuerdo a tu ubicación (la cual ya se considera en automático).

A continuación consultas los menús que te interesen de acuerdo al tipo de comida que más se te antoja. Y si no sabes qué opciones tienes cerca de ti, no te preocupes, hellofood las encuentra.

Una vez que decidiste el tipo de comida y el establecimiento, entonces consultas el menú y seleccionas las opciones que quieres.

Finalmente, pagas de forma segura y esperas a que tu timbre suene.  

Además, si ya descargaste la app entonces puedes aprovechar el tráfico para ir pidiendo tus cosas para que, cuando llegues a tu casa u oficina, simplemente tome unos pocos minutos para que ya estés disfrutando tu comida o cena.

Por ahora hellofood opera, entre otras muchas ciudades, en el DF, MonterreyGuadalajara. Sólo tienes que ingresar al sitio o descargar la app y ver las opciones que tienes a la mano. Comer rico nunca había sido tan cómodo y sencillo. 

App_Hellofood