*

X

Esto es lo que le sucede a tu cerebro cuando checas tu teléfono antes de dormir

Por: pijamasurf - 03/28/2015

Dan Siegel, doctor en psiquiatría, nos explica a detalle los efectos negativos de mirar una pantalla justo antes de dormir

phone-before-sleep

Este es uno de los problemas reales que enfrentamos todas las noches en nuestra era digital: deambular por las aplicaciones del teléfono antes de quedarnos dormidos. Se ha convertido en un problema que es un círculo vicioso porque la pantalla nos quita el sueño y el insomnio nos justifica ver la pantalla.

En este video el doctor Dan Siegel, profesor clínico de psiquiatría en UCLA, nos despliega los efectos negativos de ver la pantalla del celular por las noches antes de dormir.

“Estamos exponiendo a nuestros ojos a una lluvia de fotones que básicamente le dicen al cerebro ‘mantente despierto, aún no es hora de dormir’, dice Siegel. La luz de la pantalla le dice a tu cerebro que no secrete melatonina, y entonces te quedas despierto hasta la madrugada checando tus mails o viendo Instagram y acabas durmiendo muy poco.

“Ahora sabemos que lo que el sueño hace es permitir que las neuronas descansen, pero además, permite que las células de alrededor limpien las toxinas que producen las neuronas”, comenta el doctor. “Si no duermes de 7 a 9 horas por noche; si sólo duermes 5, las toxinas se quedan allí. Eso le sucede a más del 95% de las personas (aunque hay una élite que es genéticamente distinta y no necesita dormir tanto para que todo esto suceda). Pero la vasta mayoría de nosotros necesitamos de 7 a 9 horas de sueño. Todos los días”.

Dormir menos de 7 horas significa tener toxinas en el cerebro. Esto hace que la atención se disperse, la memoria falle, la habilidad para resolver problemas se vea amenazada, o inclusive que la insulina, que nos ayuda a regular el metabolismo, esté de cabeza y ganemos más peso de lo común con cualquier cosa que comamos. Y por si eso no fuera suficiente, es de hecho tóxico para las conexiones de las células.

Así que debemos priorizar el sueño. Apagar las pantallas al menos 1 hora antes de meternos a la cama, antes de que todos nuestros ciclos cronobiológicos se arruinen.

Te podría interesar:

Extraña epidemia hace que gente en Kazajistán se quede dormida por días

Por: pijamasurf - 03/28/2015

Mareos, fatiga extrema y, sobre todo, períodos de sueño que se pueden extender hasta por 6 días son los síntomas que han experimentado varios habitantes de Kalachi, Kazajistán, sin que nadie explique aún el motivo

kalachi-sleepingKalachi es una pequeña ciudad situada en el norte de Kazajistán, una de las varias repúblicas que se formaron después de la desintegración de la Unión Soviética, un lugar que a pesar de sus dimensiones reducidas se ha vuelto noticia internacional porque, sorpresivamente, cientos de sus pobladores experimentan un raro trastorno: una noche se van a la cama y duermen pero despiertan varios días después, con una pérdida notable de memoria.

Este extraño fenómeno comenzó a detectarse en 2010, cuando se reportaron los primeros casos. Más tarde, en 2013, dichos reportes aumentaron, y entonces se detectó que además de los períodos de sueño excesivo las personas también experimentaban mareos, fatiga extrema e incapacidad para mantenerse de pie. En aquella época, el Russian Times dio a conocer que ocho niños se habían quedado dormidos 1 hora durante la primera semana de clase y, algunos meses después, que al menos 60 personas habían llegado a los servicios de salud con la misma enfermedad el mismo día.

A partir de entonces médicos e investigadores se trasladaron al poblado para realizar diversas pruebas, ninguna de las cuales arrojó luz al asunto. Al parecer no había bacterias o virus que estuvieran provocando el padecimiento y tampoco algún elemento del ambiente como radiación.

Hasta ahora la situación es un enigma, pero las investigaciones más recientes sugieren que el clima local —continental, casi desértico, caluroso los veranos y frío los inviernos— se combina con la actividad de las industrias que ahí se encuentran para impedir que las emanaciones de dióxido de carbono y otros gases tóxicos se dispersen en el aire y, por el contrario, se asienten a un nivel respirable para los habitantes.

Esta explicación, sin embargo, funciona para síntomas como el mareo, los dolores de cabeza e incluso el vómito, pero no para los períodos de sueño de días, misterio que aún persiste.