*

X

"Me perseguían pulpos en un campo en llamas": este blog ilustra tus sueños más salvajes (FOTOS)

Por: pijamasurf - 02/17/2015

Con sencillos recursos, este blog se perfila para ser el éxito viral del mes

tumblr_nibvv7Rya41u8adbao1_500

 

Corría en un campo en llamas, perseguida por pulpos voladores. Estaba muy, muy asustada y mi única arma eran fuegos artificiales (Margaux)

Todos soñamos pero, a menos que contemos nuestros sueños, el mundo no puede conocerlos... hasta ahora. La premisa del Tumblr "Photoshop Your Dreams" se explica por sí misma: los lectores envían un sueño a Margaux Espinasse, la webmaster e ilustradora, y ella se encarga de hacerlo realidad, al menos en Photoshop.

"Algunos amigos estaban emocionados con la idea y me mandaron sus sueños", dice Margaux. "Los puse en línea en Tumblr y a la gente le gustó mucho la idea". El blog no tiene ni 1 mes en línea y ya está dando vueltas por diferentes páginas. 

"Me provoca un placer real tratar de representar algo que otro cerebro imaginó", afirma la joven francesa de 26 años, quien probablemente es fan de los tiburones, a juzgar por la recurrencia de este símbolo en las ilustraciones --aunque dejemos las interpretaciones para otro día y vayamos a las imágenes:

“I was in squalid toilet, I didn’t know where to sit… I was bleeding but I didn’t have my period. Someone told me “Your DNA is mixed with the killer’s one”. And then I received a call on my phone from “Cyril serial killer “.”Anne-so, 01.27.2014

Estaba en un baño asqueroso, no sabía dónde sentarme... Estaba sangrando pero no tenía mi período. Alguien me dijo: "tu ADN está mezclado con el del asesino". Y luego recibí una llamada en mi teléfono de "Cyril asesino serial" (Anne-so)

“I was in a church in the USA, to sing in a gospel composed of white people and the public was only composed of black people. But I was naked. I forgot to print the lyrics, and I didn’t know them." Lucie, 01.22.2014

Estaba en una iglesia de Estados Unidos para cantar en un coro gospel compuesto solamente de gente blanca, y el público estaba integrado solamente por gente negra. Pero estaba desnuda. Olvidé imprimir la letra y no me la sabía (Lucie)

 

“I was at the police station, with my mum and a cop. The cop left for a moment, so my mum gave me some cocaine and weed and tell me “Protect your brother”. I left the police station, but I had to cross a river full of burgers. I went inside very slowly even if I tried to be fast.”Clémence, 02.05.2014

Estaba en la estación de policía con mi mamá y un policía. El policía se fue por un momento, y mi mamá me dio algo de cocaína y mota y me dijo: "Protege a tu hermano". Salí de la estación, pero tenía que cruzar un río lleno de hamburguesas. Me metí muy lentamente, aunque trataba de ir rápido (Clémence)

 

“I dreamt I passed my driving license on tricycle.”Gabrielle, 02.05.2014

Soñé que pasaba mi examen de conducir en triciclo (Gabrielle)

 

“I was riding a shark in the middle of the sea with Justin Bieber, we were smoking pot and having a good time, and it was raining skittles all over the sea.”Eibra

Conducía un tiburón en medio del mar con Justin Bieber, fumábamos porro y nos divertíamos, y llovían dulces sobre el mar (Eibra)

 

“I was in California or Florida (there were palm-trees) and there was a storm outside. I was a shark and I looked through a window. It was raining cotton swabs and people were trying to protect their head.”Sari

Estaba en California o Florida (había muchas palmeras), y afuera había una tormenta. Yo era un tiburón y miraba por la ventana. Llovían cotonetes y la gente trataba de cubrirse la cabeza (Sari)

Te podría interesar:

6 excelentes razones para practicar sadomasoquismo en vez de sexo tradicional

Por: pijamasurf - 02/17/2015

Sus adeptos comparan la práctica del BDSM con una forma extrema de yoga que genera múltiples beneficios físicos, psicológicos y relacionales a sus practicantes

088bd7b0a4995cdd6f900f3820bcd4f0

El amor y el sexo son formas de relacionarse con otros que, cual más cual menos, están basadas en poder y resistencia. Llevar al extremo el énfasis en el poder puede ser sumamente excitante para muchos (y sumamente rentable para los editores de 50 Shades of Grey): la práctica conocida como BDSM (por las siglas Bondage, Discipline, Dominance, Submission, Sadism y Masochism) es practicada por 36% de los adultos en Estados Unidos, según una encuesta de Durex. Esto quiere decir que 36% de los adultos en EE.UU. utilizan máscaras, sujeciones, cadenas, esposas, gagballs o algún tipo de implemento de tortura sexual (claro, siempre con el consenso de su pareja o parejas).

Sandra LaMorgese es terapeuta sexual y dominatrix profesional con base en Nueva York. Según su experiencia, el BDSM no sólo es una práctica de poder, sino una forma de vida que puede unir a las parejas —y en cierto sentido, atarlas el uno al otro. Estas son seis buenas razones para abrirle la puerta al BDSM en tu vida sexual:

teacher

1. Comunicación

No se trata sólo de la importancia de las palabras de seguridad: la comunicación entre parejas sadomasoquistas mejora porque propicia un ambiente de confianza, respeto y entrega a través de una ficción convenida. La comunicación es impecable porque no es sólo verbal; la confianza depositada en el otro es mayor, además: el otro sabe justo cuándo dejar de apretar (y cuándo apretar más) leyendo tus reacciones.

2. Intimidad

El hecho de que las prácticas de sexo extremo involucren ciertos riesgos hace que la sensación de complicidad sea mucho mayor que en el sexo tradicional. Hay que pensar que debes confiar ciegamente en alguien para dejarlo ponerte una venda en los ojos y ponerte de cabeza. Una investigación publicada en Archives of Sexual Behavior, además, mostró que las parejas que practican BDSM muestran niveles menores de cortisona (la hormona del estrés) y suelen ser más afectuosas en su vida diaria.

3. Fidelidad

Las prácticas BDSM desarrollan fuertes lazos (jejeje) entre sus participantes, que son parte de la evolución sexual de su pareja: la pareja aprende más y más mientras más experimenta, y eso parece disuadirlos de buscar otras parejas fuera de la relación. La energía y el espacio emocional compartido por la pareja sadomasoquista raramente se pone en riesgo por una aventura pasajera.

4. Salud mental

El BDSM no es ni una apología de la violación ni es una enfermedad mental: un estudio de 2013 publicado en el Journal of Sexual Medicine mostró que, de hecho, los practicantes de BDSM suelen tener mejor salud mental que los no practicantes; algunos indicadores fueron: menores niveles de neurosis, mejor apertura a puntos de vista diferentes al propio, mayor seguridad en sus relaciones interpersonales, mejor disposición para lidiar con el rechazo y mayor grado de bienestar en general. Según la doctora LaMorgese, si expresas con más libertad tu sexualidad, tu salud mental se beneficia.

[caption id="attachment_90995" align="aligncenter" width="490"]Mejor comunicación... Mejor comunicación...[/caption]

5. Reduce el estrés psicológico

En el estudio de 2009 antes mencionado, los investigadores hallaron que entre los participantes de BDSM existen dos formas (ambas positivas) de lidiar con el estrés. Los dominantes presentan menores niveles de cortisona en general, pero los sumisos presentan mayores niveles en un primer momento: durante las sesiones de nalgadas, azotes o incluso cosquillas —sin mencionar la expectativa y ansiedad que es parte del juego de dominación— los cuerpos de los sumisos experimentan altos niveles de dolor, lo que puede generar altos niveles de cortisona también. Estos niveles bajan cuando la sesión termina, y una sensación general de alivio se apodera del cuerpo. Es similar a cuando ves una película de terror para sentirte en paz después.

6. Reduce la ansiedad

El goce de provocar o recibir dolor puede reducir la ansiedad general: según este estudio de 2014, la práctica del BDSM altera la irrigación sanguínea del cerebro, lo que puede llevar a estados alterados de conciencia similares a los de practicar yoga o al “high” de ciertos deportistas de alto rendimiento. LaMorgese de hecho enfatiza la similaridad del BDSM con una forma extrema de yoga, pues obliga a los participantes a enfocarse únicamente en el momento actual, presente, pues nunca se está más presente que cuando el dolor nos obliga a apersonarnos por completo en nuestro propio cuerpo.