*

X

Gobierno de Colorado podría devolver dinero recabado por cannabis a ciudadanos

Por: pijamasurf - 02/04/2015

Legalizar la cannabis representa una confiable fuente de ingresos fiscales que, en el caso de Colorado, llegan a un punto en que el gobierno no sabe dónde ponerlos y no puede quedárselos

 colorado-marijuana-tourism

Siempre que hablamos de legalizar la cannabis nos encontramos en el contexto de un experimento político, social, y en cierto modo también fiscal: ya se trate de Colorado en Estados Unidos o de Uruguay en Sudamérica, el gobierno recaba una buena tajada hacendaria al vender la cannabis, ¿pero qué pasa si se vende a tal grado que los impuestos deben regresarse a los contribuyentes?

En el caso de Colorado, se han recabado 50 millones de dólares en impuestos por venta de marihuana recreativa en el  primer año de su legalización. Los impuestos conforman un 30% del precio de la cannabis en las tiendas autorizadas.

La cifra está dentro del margen esperado (incluso se ha quedado algo corta, pues se esperaban 70 millones); el problema es que existe una ley que limita la cantidad de dinero que el Estado puede tomar antes de tener que regresarles algo a los contribuyentes.

Cuando se votó por la legalización de la cannabis recreativa en 2012, los ciudadanos estuvieron de acuerdo en que los impuestos a la venta de la planta se utilizaran para construir escuelas. Pero debido a la ley que limita la cantidad de impuestos con los que el Estado puede quedarse, actualmente se evalúan distintas soluciones para saber qué hacer, literalmente, con tanto dinero.

La situación es inédita a tal grado que los republicanos y los demócratas parecen estar de acuerdo por primera vez: ninguno de los partidos está de acuerdo en devolver “literalmente” el dinero a los contribuyentes (una de las posibilidades en pugna); la respuesta final podría venir de un plebiscito entre los votantes.

Los impuestos a devolver, por un total aproximado de 30.5 millones, corresponden a unos 8 dólares por cada adulto en Colorado. David Huff, un carpintero de Aurora, en Colorado, afirma para el High Times: “No me importa si me hacen un cheque o me devuelven los impuestos, o si simplemente me dan un porro gratis la próxima vez que venga. Los impuestos son muy altos, y deberían devolverlos”.

Te podría interesar:

Ridículos retratos de sospechosos buscados por la policía (FOTOS)

Por: pijamasurf - 02/04/2015

Los "artistas" que trabajan para las fuerzas del orden muchas veces tienen poco campo de acción para trabajar

Los sketches o retratos hablados son herramientas policíacas para facilitar la identificación de los sospechosos de un crimen. Pero los "artistas" que trabajan para las fuerzas del orden muchas veces tienen poco material descriptivo por parte de las víctimas --y en algunas otras, simplemente carecen por completo de talento.

Lo cierto es que si el sospechoso trae una bufanda, lentes oscuros o algo que haga difícil observar su rostro, los dibujantes tienen poco campo de acción para trabajar; los denunciantes pueden haberse asustado, estar heridos o en el hospital cuando comparecen y describen a los sujetos. Además de la impericia de los dibujantes, la incapacidad descriptiva de los denunciantes juega en favor de los sospechosos.

Sólo queda preguntarnos si un mal dibujo puede contar como "brutalidad policíaca".

Con información del NY Daily.