*

X

Adolescente cae 500 metros de una montaña por tomarse una selfie

Por: pijamasurf - 02/25/2015

Un caso más de peligrosa enajenación por selfies

 1537479_10152144848790027_601330297_o

Hace 1 año, "selfie" fue la palabra del año. Esta práctica de autofotos ha sido explotada por marcas de tecnología y redes sociales --en Asia se han vendido millones de selfie sticks, aparatos que permiten una mayor flexibilidad de encuadre para selfies. Algunos críticos han visto en esta fiebre de la autopromoción un síntoma de nuestra época narcisista y enajenada por los flujos de información en redes sociales.

A esto podemos sumar el reciente caso de un joven de 14 años que, durante un viaje escolar al glaciar Mölltal, en los Alpes australianos, cayó más de 500m luego de que intentaba tomarse una selfie y se inclinó hacia atrás para sostener su smartphone. El joven, originario de Leeds, cayó hacia la nieve en un momento de pánico, aunque no sufrió lesiones graves. Según las autoridades australianas, el hecho de que no se haya roto las piernas y tenga sólo fuertes moretones raya en lo milagroso.

Este es el segundo caso de un joven que cae en un resort de ski por intentar tomarse una selfie; antes había ocurrido también en una montaña en Wyoming. 

Quizás es momento de crear un plan de seguridad pública similar al que promovió Werner Herzog en contra de textear mientras manejas. Algo así, pero con selfies.

 

 

Te podría interesar:

Estas son las peores y más ridículas portadas de libros de Amazon (FOTOS)

Por: pijamasurf - 02/25/2015

El mundo de la autopublicación está lleno de sorpresas

Decía Borges que las obras más celebres de la literatura mundial tienen los peores títulos, por ejemplo El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha y Crimen y castigo, pero que los títulos absurdos no tienen la obligación de ser ilegibles. Pero si además de tener los peores títulos tienen también las peores portadas, como los aquí presentados, ¿tendrán la obligación de ser ilegibles? Lo más seguro es que sí.

El mundo de la autopublicación está lleno de sorpresas. Estas son las portadas más risibles (y acaso por ello más tiernas) de Amazon.