*

X

Cómo identificar radicales jihadistas: una guía práctica del gobierno francés (INFOGRÁFICO)

Por: pijamasurf - 01/30/2015

El gobierno francés ha lanzado una polémica campaña para identificar y denunciar a sospechosos de terrorismo que muestra graves tintes islamófobos

1CaVGI

Parece que a partir de la trágica matanza en el semanario Charlie Hebdo a principios de enero una nueva ola de macartismo a la francesa ha comenzado a circular, cuyo objetivo no serán los comunistas, sino los árabes. Las consecuencias de esto son beneficiosas para el gobierno islamófobo pues al exacerbar las tensiones raciales y económicas, aseguran al gobierno de Hollande la posibilidad de ejercer mayor vigilancia sobre la población, además de ofrecer un inestimable pretexto para justificar despliegues armados en territorios árabes frente a la opinión pública (que más vale mantener desinformada, impresionable y en continuo shock).

A través de la página Stop Djihadisme, el gobierno francés propone una serie de medidas no sólo de protección sino de identificación de terroristas. Este cartel ha comenzado a circular por redes sociales: en él se muestra al terrorista como alguien que cambia de amigos, de hábitos, de vestimenta, que se retrae en sí mismo y deja de participar de eventos colectivos.

A pesar de que estemos de acuerdo en el derecho y la obligación de los gobiernos de cuidar de sus ciudadanos, la nueva campaña del gobierno francés promueve peligrosos estereotipos que identifican a los terroristas con personas (hombres, sobre todo) deprimidas o simplemente desempleadas.

 

radicalis

Una versión paródica, que cambia "radicalización jihadista" por "desempleo de larga duración" mantiene la estructura básica de la campaña:

B8nQRilCMAAwTtO

Efectivamente, la caracterización que el gobierno francés promueve para identificar y --aquí viene el peligro-- denunciar posibles jihadistas es perturbadoramente similar a la sintomatología de una depresión. O peor, del desempleo, que a finales de 2014 afectaba nada menos que a 6 millones de franceses.

Te podría interesar:

Para tu cerebro, leer en silencio es igual a hablar en voz alta (ESTUDIO)

Por: pijamasurf - 01/30/2015

Un nuevo estudio ha demostrado que para el cerebro no existe diferencia funcional entre leer en voz alta y pronunciar palabras internamente

girlread

Los niños aprenden a leer pronunciando las palabras en voz alta, y es famosa la anécdota donde San Agustín observa a San Ambrosio leyendo a solas, silenciosamente, y le parece sumamente extraño: después de todo, durante muchos siglos, la lectura fue un acto público sustentado en la voz, en ese sentido público. Leer a solas, para sí mismo, fue considerado durante mucho tiempo una extraña anomalía...

Un grupo de neurólogos italianos llevó a cabo un interesante estudio que vuelve a resaltar la relación entre el sonido y el lenguaje desde el rol anatómico. Para probar esta relación, reunieron a un grupo de 16 voluntarios (12 hombres, cuatro mujeres) que pasaron por cirugías para remover tumores cerebrales malignos. Los investigadores colocaron electrodos en el área de Broca del cerebro de cada participante (un área responsable de la producción verbal) para monitorear su actividad durante una serie de pruebas. Cabe resaltar que los participantes estuvieron conscientes durante la prueba y la cirugía se llevó a cabo utilizando anestesia local.

En la primera parte del estudio, los participantes leyeron frases y palabras en voz alta mientras los investigadores medían las ondas sonoras y las señales eléctricas en el cerebro; en la segunda parte, los participantes leyeron en voz baja las mismas frases y palabras.

El patrón resultante fue sumamente valioso, pues demostró que el área de Broca mostró una actividad similar cuando los participantes leyeron en voz alta y también en voz baja. En otras palabras, en un nivel anatómico, leer silenciosamente o en voz baja se procesa literalmente como un discurso sin voz, como si las palabras fueran pronunciadas por el cerebro, aunque el sonido no emerja por la boca.

Los autores esperan encontrar nuevos tratamientos contra la afasia (daños en áreas del cerebro productoras de discurso) a partir de la observación minuciosa de la actividad cerebral durante la producción del discurso. Otra consecuencia interesante es que "los resultados sugieren que para personas que escuchan normalmente, la representación del sonido está en el núcleo del lenguaje, y no simplemente como vehículo para expresar una actividad cerebral que de otra manera sería misteriosa". Dicho de otro modo, toda representación cerebral del lenguaje pasa por el cerebro como discurso pronunciado en voz alta.