*

X

Viktoria Modesta, la primera popstar biónica (VIDEO)

Por: pijamasurf - 12/18/2014

Conoce a Viktoria Modesta, una cantante de pop de Letonia lanzada al estrellato en la TV británica, que tiene un miembro amputado

viktoria-modesta

Épico pop biónico que seguramente hubiera dejado a J.G. Ballard, el autor de Crash con un inmenso "boner" ---y a la vez pegajoso e irritante marketing que se hace pasar por música conceptual. Un potpourri de estas cosas es el acto presentado por Viktoria Modesta, artista transhumana con una propuesta hiperrealista que busca sacudir los reality shows de música pop que en los últimos años han buscado todo tipo de atracciones y pantomimas para mantener los ratings (al ser humano masificado le encanta ver el desdoblamiento de narrativas aspiracionales, supuestamente reales, mientras escucha música que apela a centros emocionales que han sido inundados de dopamina estereotípica y se identifica con los clichés que sobrenadan como lagos eléctricos de miel en la superficie de su alma).

El video Prototype fue transmitido durante la emisión del final de temporada de X Factor en Gran Bretaña, con un rating de cerca de 10 millones de personas. El video tiene ecos del weird glam de Lady Gaga, con una clara inclinación hacia el tecnofuturismo.

Viktoria Modesta, nacida en Letona, sufrió la amputación de su pierna a los 20 años. Según relatan en un comunicado de prensa, Viktoria es "la inspiración para la rebelión en un régimen totalitario --su otredad inspirando al público y amenazando al régimen totalitario". Una narrativa interesante para condimentar su pop. La idea central es inspirar a la gente discapacitada, ya que si una persona sin una pierna puede ser popstar, sugieren, donde es tan importante la imagen, puede ser cualquier cosa. El detalle es que el pop justamente se trata de la imagen que se logra proyectar y en este caso se trata de una mujer con una prótesis lumínica que la acerca más a una deidad que a una persona común y corriente. Su pierna robótica, metamórfica, a veces hecha de luz, a veces hecha de metal y a veces de una especie de obsidiana líquida es la seducción de la radical otredad y, sin embargo, soló un simulacro.