*

X

Trajes de tinta: fotografías vintage de mujeres tatuadas de los pies a la cabeza

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/16/2014

Estas fotos son hermosos testimonios de mujeres que se tatuaban todo el cuerpo

cordayswife

Hay una relación estética, y quizá incluso simbólica, entre estas mujeres tatuadas y los marineros de la misma época. Ambos cubrieron sus cuerpos de pies a cabeza con dibujos alegóricos, de supersticiones, afectos y amuletos de protección. Pero para las mujeres hay un distintivo importante: la liberación personal o sexual que el tatuaje significaba.

En la era victoriana, las mujeres de clase alta se tatuaban el cuerpo como símbolo de su independencia. Era, quizá, como apunta Margot Mifflin en su libro Bodies of Subversion: Secret History of Women and Tattoos, un “gesto feminista” en que estas chicas “tomaban control de su cuerpo cuando no lo tenían en otros lugares”. De hecho, la madre de Winston Churchill tenía el tatuaje de una serpiente en la muñeca como símbolo de su rampante independencia.

En la década de los 20, los tatuajes de cuerpo completo eran bastante populares, pero su encanto se perdió en los años 30 durante la gran Depresión estadounidense. Luego regresaron a finales de los 40 y hasta los años 60, en que eran símbolo de estatus marginal.

Lo cierto es que sería maravilloso poder hablar con estas mujeres y preguntarles qué piensan y qué significan sus trajes de tinta.

001tattdame

 

004tattwmn

 

10tattwman

 

006tattwmn

 

011tattwmn

 

009tattwmn

 

ink13

 

Vintage+Women+with+Full+Body+Tattoos+(19)

 

enhanced-buzz-32299-1364329964-7

 

enhanced-buzz-30273-1364329959-2

 

enhanced-buzz-18447-1364329970-16

Te podría interesar:

La bestia está de vuelta: libros de Aleister Crowley siguen desapareciendo de bibliotecas en Nueva Zelanda

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/16/2014

Las Hamilton City Libraries encontraron una nueva tendencia entre la gente: robar libros del ocultista Aleister Crowley. ¿Será esto una estrategia de lo oculto para surgir a la luz?

 

photo

Los bibliotecarios de las Hamilton City Libraries –esparcidas por Nueva Zelanda– han encontrado una nueva tendencia entre la gente. Los libros del ocultista Aleister Crowley siguen desapareciendo de los estantes, particularmente los títulos Sex Magic y Dramatic Ritual.

En palabras de una bibliotecaria:

Ya sea debido a robo o algo más siniestro, las bibliotecas Hamilton no pueden mantener estos libros en los estantes. Los libros del antaño muerto ocultista británico siguen desapareciendo. Aleister Crowley, claramente, se rehúsa a morir. O, al menos, sus fans lo hacen.

Tal vez, como el fantasma, la bestia también está condenada a repetirse. Lo cierto es que lo extraordinario siempre inunda a lo ordinario, y nunca viceversa. Bastó con que una persona robara un libro de Crowley en Nueva Zelanda para que contagiara a todo un nicho extraño de la nación. No es de sorprender que la literatura ocultista, particularmente del último Magus de Occidente, florezca profusamente mediante el hurto y no bajo la ley. "Haz lo que tú quieras será toda la ley".

Después de todo, lo oculto siempre a tenido estrategias de libertad, estrategias para subyacer enérgicamente bajo la superficie. A partir de este fenómeno de repetida desaparición los libros de Crowley han tenido que ser relocalizados en pasillos centrales de las bibliotecas, en stands de mesa, en anaqueles junto al mostrador. La Gran Bestia, no obstante que escribió sus libros en los alcances lejanos del siglo pasado, está otra vez en display.