*

X
Seedfeeder podría ser un freak o solamente alguien interesado genuinamente en la educación sexual del mundo; lo cierto es que su trabajo pulula en la red casi como la versión gráfica oficial de nuestra sexualidad

seedfeed

Hoy en día Wikipedia cumple la función de educadora de millones de personas para todo tipo de información, incluyendo el sexo (en los casos en que el maestro no es el porno). La gran enciclopedia colectiva cuenta con el trabajo voluntario de una discreta leyenda de la ilustración: "Seedfeeder", cuyos diseños ilustran decenas de artículos sobre sexo y todas sus variantes (un Kamasutra gráfico secular para la supercarretera de la información).

Algunos ejemplos de las ilustraciones de Seedfeeder, las dos variantes más comunes del "tercio". Por ejemplo actos sexuales novedosos, en parte influencia del porno, en parte de la comedia y el slang: el tea-bagging. Para los que buscan ir más allá y experimentar con posiciones poco ortodoxas, algo que se llama "el ostión vienés" o varios fetiches.

No es que el estilo de ilustraciones de Seedfeeder sea especialmente artístico (hay poca poesía en sus líneas), pero es de notar su trazo eficiente, realista y apto para la educación sexual. Sus gráficas de vectores de gran limpieza lo han hecho toda una estrella de culto en internet, como claramente muestra este artículo de Gawker que reflexiona sobre su obra completa.

 

 

Te podría interesar:
Frente a la amenaza Spotify, Apple, la empresa que ha gobernado la industria musical tecnológica, innovará en el streaming y la curaduría musical en sus nuevos dispositivos

Apple Beats

El 9 de septiembre de este año la conferencia de prensa de Apple dio a conocer el nuevo dispositivo del año (o quizás de la década), que sacudiría la industria musical como lo hizo el iPod y iTunes hace ya 13 años. El iPhone 6 promete ser el reproductor innovador que no se ha revelado aún en su totalidad, y que lo hará a principios del próximo año mediante Beats Music, la plataforma de música que será integrada en el sistema operativo de iOS 8. Recordemos que, a mediados de este año, Apple gastó 3 mil millones de dólares en la compra de Beats Electronics, la empresa de auriculares y música en streaming que reforzaría a la compañía en estos puntos. Esta cantidad ha sido la suma más fuerte jamás pagada en la historia de Apple y esto, por supuesto, se debe a las cifras en decadencia que logró la empresa este año con el levantamiento salvaje de plataformas como Spotify y YouTube.

“Beats Music llenará el agujero en la estrategia musical de Apple”, como lo dijo recientemente en una conferencia Jimmy Iovine, cofundador de la compañía, además de que dará una gran ventaja al ofrecer a sus usuarios una especie de curaduría musical mediante catálogos inmensos en los que se le ofrecerá todo tipo de recomendación musical al usuario: "En un producto de mercado masivo, la mayoría de los consumidores no saben qué escuchar, y quieren orientación", comentó al respecto Amanda Marks, jefa global de cuentas digitales de Universal Music Group.

Una serie de estadísticas explicadas por Apple nos revelan por qué la empresa quiere innovar desesperadamente sus dispositivos en el streaming y la curaduría musical: las descargas de iTunes se redujeron 12% y la compra de iPods decayó 45%, en comparación con un aumento de 13% en las ventas de iPhones. El anunciamiento de una nueva era musical comenzó, quizás, con el lanzamiento del disco de U2 en descarga gratuita desde iTunes (y, extrañamente, tenía que ser una de las bandas más imponentes a nivel mundial), con 26 millones de copias distribuidas en todo el mundo. Frente a la muerte de su iPod clásico, Apple habló sobre ir hacia un futuro musical (industrial) cada vez más libre, y aunque aún se siguen vendiendo iPod Shuffle, Nano y Touch, no tardará mucho para que queden en la oscuridad de lo obsoleto.

Hace apenas un par de décadas que utilizábamos reproductores de CD para escuchar nuestra música. Elegirla (probablemente uno de los actos más sagrados) y sentarte en casa a escuchar una selección de hasta 15 canciones en donde tú tenías el veredicto final del artista. Increíblemente las cosas han cambiado con rapidez, y ahora las plataformas nos ofrecen su propia selección musical, aparentemente bajo tus condiciones. Por ahora sólo queda una cuestión: ¿Apple retomará su imperio musical? Será una tarea difícil existiendo tantas plataformas que simulan las estrategias de Spotify, e incluso, una guerra bastante peligrosa con Google, quien recientemente compró también su propia empresa de streaming. Una de las más arduas competencias en la historia de la industria musical está por verse.