*

X
Reinterpretar música que originalmente es "perfecta" no es tarea fácil; sin embargo, en este álbum Fennesz forjó un exquisito tributo a Mahler

 Christian Fennesz At Zankel Hall

Guitarrista y explorador sonoro, Christian Fennesz es una figura importante en las últimas dos décadas. Su habilidad para combinar instrumentos tradicionales, comenzando por su agraciada guitarra, con atmósferas electrónicas, le ha valido para destacar en la escena musical contemporánea. Desde que estrenó su primer álbum en 1997, este austriaco se ha distinguido no sólo por su disposición a experimentar con el sonido y los recursos disponibles, también por mantenerse siempre al margen del reflector, demostrando una discreción que compagina perfectamente con su refinada propuesta sonora.

Mahler Remixed es el título de un álbum recién estrenado por Fennesz. Los sonidos que se liberan en sus cuatro "movimientos" realmente corresponden a una sesión en vivo grabada en la Radiokulturhaus de Viena y que resultó de un ejercicio comisionado al austriaco junto con el artista visual Lillevan. Posteriormente la obra sólo sería interpretada en un par de ocasiones más (en el Carnegie Hall, de Nueva York y en el Borusa Art Center, de Estambul).

1315201014871

Recurriendo a sampleos de diversas obras de Mahler, Fennesz se abocó y aceptó la compleja misión de recontextualizar el trabajo de este brillante compositor del siglo XIX. "Fue increíblemente difícil trabajar con música que es originalmente perfecta", confesó una vez terminado el proceso creativo que daría vida a Mahler Remixed. Sin embargo el resultado, que la mayoría tuvimos que esperar 3 años para disfrutar, probó ser simplemente exquisito. 

Secuencias atmosféricas que rayan entre lo angelical y el "ruido blanco", abordadas intermitentemente por la guitarra del austriaco –que emana finas pinceladas de postrock introspectivo– y combinadas con pequeños trazos de las composiciones de Mahler, terminan por dar vida a este honroso homenaje.

El primer track funciona perfectamente como introducción a lo que será una trascendente cita con la reimaginación contemporánea de Mahler. La siguiente pieza destaca por los acordes de guitarra que interactúan audazmente con espontáneos glitches. El track tres es quizá el más contrastante, ya que aquí confluye una evangelizadora sonorización con desplantes de genuina exploración sonora. Finalmente, el cuarto track es un altar que va introduciéndonos a una cama de ruido blanco, con sabanas de armónicos ambientes y acordes perfectos.

Twitter del autor: @ParadoxeParadis