*

X

"Chaos Edition": la versión psicotrópico-iniciática de Super Mario 64 (VIDEO)

Por: pijamasurf - 11/11/2014

Kaze Emanuar introdujo una nota de caos a la predictibilidad de Super Mario 64 al añadir parches aleatorios de código, que modifican radicalmente la experiencia de juego. Una celebración del fontanero que ha comido más hongos mágicos que nadie

Regresar a las viejas consolas es un placer complejo. Muchos jugamos Super Mario 64 durante las navidades (los más afortunados, durante el verano) de 1996, hace casi 20 años. Si hay alguien predecible --no importa con qué disfraz-- ese es Mario, y podemos seguirlo disfrutando en iteraciones contemporáneas, pero tenemos también una memoria compartida: Mario es un ícono de infancia y adolescencia en constante renovación.

super mario chaos edition

18 años después, el code artist Kaze Emanuar introdujo una nota de caos a la predictibilidad de Super Mario 64 al añadir parches aleatorios de código, que modifican radicalmente la experiencia de juego, transformándola en una experiencia contemplativa y paradójicamente interactiva: tú tienes un control, pero el caos juega del otro lado. El caos no pretende ganar ni perder: es sólo caos.

Para Emanuar, "esto da como resultado un juego muy divertido, inestable y frustrante", exactamente lo contrario a lo que se espera de un buen juego. Sin embargo, desde un punto de vista más riguroso, el caos es precisamente esta inestabilidad. Como buen trickster, el programador es un sabio disfrazado de charlatán: "No se lo tomen muy en serio y no traten de lograr ningún progreso en el juego. No lo lograrán".

Super Mario Chaos Edition puede descargarse aquí.

Te podría interesar:

Rosetta: el primer aterrizaje de una máquina humana sobre un cometa

Por: pijamasurf - 11/11/2014

La Agencia Espacial Europea ha conseguido lo inimaginable: llevar una máquina de exploración a la superficie de un cometa

2

Este día es histórico para la exploración astronómica. Este día, la Agencia Espacial Europea consiguió algo que hace no mucho tiempo se hubiera creído imposible: llevar una nave espacial humana teledirgida a la superficie de un cometa. A las 16:12 horas del Tiempo Universal y luego de 10 años de trabajo en la Tierra, el transporte Philae Lander anunció:

El logro es mayúsculo, pues a diferencia de otras misiones, aquí la meta era posar una máquina de exploración sobre los verdaderos peregrinos del cosmos, los meteoritos que sólo de tanto en tanto vuelven a las inmediaciones de nuestro planeta. En el caso del 67P/Churyumov–Gerasimenko, se trata de un cometa que orbita en torno al Sol con una periodicidad de 6.45 años a una velocidad de 51 mil km/hr (o 14.2 km/s).

[caption id="attachment_86825" align="aligncenter" width="501"]3 Philae Lander separándose de su transporte[/caption]

 

De ahí, en buena parte, el asombro. Sin embargo, no es lo único. Como bien enlista Carmen Fishwick en The Guardian, las posibilidades de conocimiento que representa este “aterrizaje” son muchas, comenzando por el hecho de que los cometas son en esencia remanentes de la formación del Sistema Solar, por lo cual su estudio puede aportar numerosas pistas sobre el origen tanto de los cuerpos celestes como de la vida en la Tierra. En este sentido, el 67P tiene una edad aproximada de 4.5 mil millones de años, es decir, es contemporáneo de las primeras etapas del Sistema Solar.ross

Por otro lado, recordemos que en años recientes ha cobrado relevancia la teoría de la Panspermia, según la cual la vida comenzó en nuestro planeta gracias a los meteoritos que la impactaron, trayendo consigo los elementos mínimos para el surgimiento de esta; además, claro, de que el mecanismo pudo funcionar en sentido inverso, y quizá hay vida en otros planetas gracias a la que se originó aquí. Los análisis del Philae podrían aportar información respecto de esta hipótesis.

En suma, este es un punto notable en la historia de la investigación del cosmos. Y más allá de los muchos contraste que esto ofrece al respecto de nuestra situación en la Tierra, también puede tomarse como un motivo de admiración hacia los logros que la humanidad puede alcanzar cuando trabaja colectivamente y con un propósito de beneficio compartido.