*

X

El "tigre de Putin" nada de Rusia a China (y desata suspenso diplomático)

Política

Por: pijamasurf - 10/11/2014

China busca al tigre siberiano predilecto de Vladimir Putin, que fue observado cruzando un río que divide el territorio con Rusia

TIGER-master675

Kuzya, un tigre siberiano de 23 meses que ha sido también bautizado como el "tigre de Putin", ha sido observado nadando el río Amur que separa a Rusia de China y desatando un inesperado episodio de nerviosismo diplomático. Aparentemente, el tigre es especialmente caro para el el mandatario ruso, quien personalmente lo reintrodujo a la naturaleza.

El New York Times describe a Kuzya como "viril, y poseído por un insaciable apetito de carne roja" (algunos de esos adjetivos podrían aplicarse el mismo Putin, cuya virilidad ha sido parte de su marketing político, especialmente en el caso de su afición a los animales salvajes, como los tigres y los osos).

Oficiales chinos se encuentran buscando a Kuzya, con el temor de que algún cazador acabe ilegalmente con el preciado felino y lo remate en el mercado negro, donde un cadáver de tigre llega a valer 10 mil dólares.

Diarios rusos escriben que existen todavía esperanzas de que el tigre sea sensible y regrese a casa, olfateando la hostilidad del territorio (además del peligro de las heladas del río).

Pese a que China tiene una merecida mala reputación en lo que se refiere a medidas ecológicas, el Estado chino tiene una alta consideración por los animales, como talismanes de buena fortuna y como embajadores de diplomacia global (un ejemplo de esto es el panda gigante). 

Las relaciones entre China y Rusia se han estrechado en el tiempo reciente, formando una bolsa de protección unida frente a Occidente. Esto hace que las autoridades chinas estén frenéticamente buscando el tigre, antes de que un desastre diplomático los sorprenda.

 

Te podría interesar:

La imagen con Kim Jong-un que parece un fotograma de Wes Anderson

Política

Por: pijamasurf - 10/11/2014

Los extremos se tocan: los medios de propaganda norcoreanos capturaron esta imagen que, inesperadamente, guarda una semejanza notable con el estilo cinematográfico del estadounidense Wes Anderson

kim

Hace unos días compartimos en Pijama Surf la historia ampliamente difundida de la supuesta desaparición de Kim Jong-un, mandatario de Corea del Norte que durante más de 1 mes no realizó ningún tipo de acto público. De acuerdo con dichas versiones, el país se tambaleaba entre la concesión al poder de Kim Yo Jong, hermana de Kim Jong-un, o el Departamento para la Organización y la Guía del gobierno norcoreano, cuyas cabezas supuestamente han extendido una vasta red de espionaje y vigilancia que los convierte en los dirigentes auténticos del país. En cuanto a Kim Jong-un, se le creyó víctima de una enfermedad degenerativa como la gota o la diabetes.

Ahora, sin embargo, este rumor parece perder credibilidad ante la más reciente aparición del dirigente, quien inauguró con un recorrido la Casa Cuna y Orfanato de Pyongyang, sonriente aunque caminando con bastón.

Pero más allá de este hecho propagandístico, resaltamos la increíble similitud notada por Max Fisher en el sitio vox.com. En la imagen superior vemos a Kim Jong-un flanqueado por su séquito y mirando con atención hacia arriba, en un gesto que al menos uno de los militares detrás suyo imita, mientras el resto parece concentrado en la tarea que quizá cada uno tiene asignada mientras acompañe al dirigente. El cuadro se complementa o, mejor dicho, se enmarca con el arco que cubre el dintel de la habitación donde se encuentra y un gran cisne que flota a medias en la piscina del primer plano. Tanto el arco como el juguete muestran expresivos colores pastel, porque a fin de cuentas el lugar está destinado a los niños.

¿De qué similitud se trata? Si tenemos simetría, colores cálidos y al mismo tiempo ingenuos, expresividad de un gesto fijo y una pequeña multitud que parece no muy segura de su propósito o su razón de ser en ese momento, parece que tenemos casi todos los ingredientes necesarios para una escena tal y como la filmaría Wes Anderson, el entrañable director estadounidense.

El juicio sobre la comparación lo dejamos a nuestros lectores. Por nuestra parte preferimos esta coincidencia involuntaria a secundar las muchas burlas que se han difundido a propósito de este tour dado por Kim Jong-un.