*

Un estudio confirma la sospecha empírica de muchos: el uso de Facebook para hablar sobre la relación de pareja que se sostiene está relacionado con el nivel de angustia que se siente respecto a los sentimientos del otro

CouplesWEB

Facebook ha desatado muchas prácticas molestas con las que diariamente tenemos que lidiar: las personas que, invariablemente, postean la fotografía de lo que desayunan, comen y cenan, además de alguno que otro bocadillo de media mañana; también están quienes hacen check-in en todos y cada uno de los lugares en donde se encuentran; otros más usan Facebook como contradictorio confesionario público de sus emociones, frustraciones, iras y tristezas.

Entre estos usos, hay uno más que destaca: servirse de Facebook como un altavoz que confirme y reafirme la “buena salud” de una relación de pareja.

En efecto: cada tanto, en nuestro feed, aparece la imagen de un arreglo floral que tal amiga recibió de manos de su novio o una aseveración categórica de felicidad por una tarde increíble, o un escueto “La amo” acompañado de la combinación adecuada de emoticones.

¿Por qué pasa esto? Quizá porque realmente es así. Quizá porque la gente se ama y, como asegura la sabiduría popular, es algo que no puede ocultarse. Sólo que esto es ligeramente distinto a que sea algo que tiene que decirse. El matiz es mínimo pero significativo, y eso lo vuelve sospechoso.

A este respecto, un estudio publicado recientemente en la revista especializada Personality and Social Psychology Bulletin, encontró una relación entre estas publicaciones y la sensación de seguridad que esa persona tiene sobre la relación amorosa que sostiene con otra. De acuerdo con lo observado, una forma de sobrellevar la angustia que puede surgir en torno a una relación de pareja es mostrar a los demás que esa relación sigue vigente.

La investigación se realizó a partir del concepto de “visibilidad de una relación” (“relationship visibility”), el cual se refiere a “la centralidad de las relaciones en las imágenes de sí que las personas transmiten a otras”. En otras palabras, este acercamiento teórico analiza el comportamiento de una relación en la cual uno o ambos de sus integrantes se abocan a construir la imagen de dicha pareja a partir de imágenes destinadas a que otros las observen. Una definición en la cual Facebook se ajusta muy bien.

Entre las conclusiones más interesantes y luego de la recolección cotidiana de datos, el estudio encontró que “cuando las personas se sienten más inseguras al respecto de los sentimientos de su pareja, tienden a hacer su relación visible”.

Quizá ahora cabría responder por qué sucede esto.