*

X

Lecciones de historia del cine por parte del maestro Martin Scorsese

Por: pijamasurf - 08/02/2014

La historia de todo gran artista es su propio aprendizaje vital, pero las películas favoritas de Martin Scorsese son incidentalmente una cátedra de historia del cine contada a través de algunos de sus protagonistas y escenas más memorables

scorsese

Según Rick Tetzeli, entrevistar a Martin Scorsese, director de películas como El lobo de Wall Street y clásicos como Toro salvaje Taxi driver, es como tomar una clase avanzada de historia del cine. Todos los elementos orbitan el discurso del director: su memoria biográfica y profesional es indistinguible de las películas que formaron su imaginación y que, leídas desde el punto de vista de quien las comenta, forman una lista involuntaria de las influencias y apropiaciones, conscientes e inconscientes, que constituyen su visión y ejercicio cinematográficos.

Esta breve lista en realidad es una ligera curaduría de algunas de las frases que Scorsese dedicó durante una entrevista a algunos de los hitos del cine. Clásicos reconocidos y rarezas memorables obtienen la simpatía inteligente de Scorsese, sin embrollos críticos y con mucho humor.

Sin embargo, la lista completa de la historia del cine según Scorsese es mucho más extensa: 85 referencias fílmicas en una conversación, para ser exactos.

314601-citizen-kane

Ciudadano Kane (1941)

Orson Welles era una fuerza de la naturaleza que llegaba y barría con todo. Y Ciudadano Kane es la película que más riesgos ha tomado en la historia del cine. No creo que nadie hubiera visto nada como eso hasta entonces. La fotografía no se parecía a nada que hubiéramos visto. La extraña frialdad del director hacia sus personajes refleja su propia egomanía y poder, pero también una poderosa empatía por todos ellos, es muy interesante. Aún se sostiene y aún es impresionante. Toma la forma de contar historias y la arroja por los aires.

Europa '51 (The Greatest Love, 1952)

Luego de hacer Las flores de San Francisco, Rosellini se preguntó cómo sería un santo moderno. Pienso que se basó en Simone Weil, e Ingrid Bergman lo interpretó. Realmente se trata de todo con lo que lidiamos en estos días, ya sean revoluciones en otros países o gente tratando de cambiar su estilo de vida, y todo está en esa cinta. El personaje prueba todo, porque ella tiene una tragedia familiar que realmente la cambia, así que se mete a política e incluso trabaja en una fábrica, y el final es una resolución muy conmovedora.

How Green Was My Valley (1941)

Aprecio la poesía visual de la película de [John] Ford, como en la famosa escena donde Maureen O'Hara se casa y el viento le vuela el velo de la cabeza. Es poesía total. Sin palabras. Todo está en esa imagen.

It Happened One Night (1934)

No me impresionó gran cosa esta película de Frank Capra hasta que la vi hace poco en la gran pantalla. ¡Y vi que era una obra maestra! El lenguaje corporal de Claudette Colbert y Clark Gable, la química entre ellos --es realmente notable.

Viaggio_in_Italia

Viaggio in Italia (1954)

Luego de que Rossellini se casara con Ingrid Bergman, barrió con todo y dejó atrás el neorrealismo. En lugar de eso, realizó estas historias íntimas que tenían mucho que ver con cierto misticismo intelectual, en el sentido de un poder cultural. En Viaggio, por ejemplo, la pareja inglesa interpretada por George Sanders e Ingrid Bergman viaja por Nápoles de vacaciones mientras el matrimonio se les desmorona, pero la tierra a su alrededor --la gente, los museos, y especialmente su visita a Pompeya, estos miles de años de historia a su alrededor-- operan en ellos como un milagro moderno. La película se trata de dos personas en un auto, y eso se transforma en la New Wave. Los jóvenes tal vez no hayan visto esta cinta, pero está básicamente en todas las cintas independientes de hoy.

The Lady from Shanghai (1947)

Dice la leyenda que Welles tenía que hacer una película y estaba en la estación de trenes, y había algunas novelas baratas por ahí, y él hablaba con Harry Cohn de Columbia y le dijo 'Mira, tengo la película más grande de todos los tiempos, se llama Lady from Shanghai', que fue uno de los novelones que vio ahí. Y luego se inventó una historia tomando elementos de Moby Dick, donde habla sobre tiburones, y toda la secuencia del espejo en esa película es insuperable. No sé si Lady... es un noir, pero es rara, y es brillante.

Night and the City (1950)

Es la gran película noir británica. Harry Fabien, interpretado por Richard Widmark, es un vago de dos centavos corriendo por los bajos fondos nocturnos de Londres, y siempre se pasa de listo, particularmente con el gangster, interpretado por Herbert Lom. Desde el principio sabes que Fabien va a fracasar, porque se está metiendo contra un poder que no comprende.

red shoes

 The Red Shoes (1948)

Hay algo muy rico y poderoso acerca de la historia, y el uso del color, que me afectó profundamente cuando tenía 9 o 10 años. La astucia del ejercicio, y cuán serias eran las bailarinas de ballet... Cuando dicen "The spotlight toujours on moi", ¡realmente se lo creen! La secuencia de ballet es casi el primer video de rock. Es casi como si vieras lo que los bailarines ven y escuchan y sienten mientras se mueven. Es como en Toro salvaje, donde nunca salimos del ring durante las secuencias de peleas.

The Trial (1962)

Esta es otra película que nos dio una nueva manera de ver películas. Estás muy consciente de la cámara, como cuando Anthony Perkins viene corriendo por este corredor de tiras de madera y luz cortando la imagen, cuchillas y haz de luz, ¡hablando de paranoia!

Te podría interesar:

Múltiples sitios de internet están experimentando contigo para manipular tu conducta en línea

Por: pijamasurf - 08/02/2014

Sitios, agencias y otros actores están llevando a cabo experimentos para determinar recursos que faciliten la propensión de ciertas conductas por parte de los usuarios a favor de sus agendas comerciales

ff_abtesting_f

Existe una nueva tendencia entre marketingeros, compañías y agencias, que consiste en realizar permanentes pruebas alrededor de tu conducta en línea. Para ello manipulan lo que ves cuando navegas, con el objetivo de descifrar cómo lograr captar por más tiempo tu atención, hacer que des más clics a los enlaces y que concretes más compras de un cierto producto o servicio. 

Estas pruebas, conocidas en el argot como A/B testing, consisten en modificar la información que se le presenta a uno u otro usuario, por ejemplo, a algunos miembros de redes sociales se les muestra cierta información de sus amigos mientras que a otros se les despliegan otros datos, o probablemente el encabezado que tú lees en un sitio es ligeramente distinto al que será presentado al siguiente usuario. Esto es con el fin de detectar patrones de comportamiento y conductas reactivas para, eventualmente y mediante el procesamiento de la data vía algoritmos, determinar los estímulos ideales para conseguir aquello que necesitan de ti. 

Recientemente se ventilaron dos grandes casos de experimentación masiva con usuarios de diversos servicios en la red. El más sonado fue el experimento emocional de Facebook para comprobar que tanto podía influir en las emociones de sus miembros, mientras que el sitio de citas OkCupid mintió a sus usuarios sobre la posibilidad de empatar románticamente con otros miembros del sitio, para enlazar a personas con pocas probabilidades de compatibilidad y luego rastrear su interacción. Cabe señalar que ambos experimentos fueron, antes de filtrarse a la opinión pública, conducidos en secreto. 

De acuerdo con un artículo de la BBC, este tipo de experimentos comenzaron de manera relativamente inocente ya que, en un principio, fueron diseñados para determinar recursos que permitieran a los sitios mejorar el grado de involucramiento e interactividad de los usuarios frente a su plataforma. Sin embargo, la efectividad que mostraron terminó motivando que fueran replicados con fines comerciales.

Un ejemplo interesante fue protagonizado por Google que, mediante un A/B testing, descubrió que si cambiaban levemente el tono de azul que utiliza para presentar sus resultados patrocinados de búsqueda, entonces la gente hacía clic en ellos con mucho mayor frecuencia –lo suficiente para incrementar sus ventas vía este recurso por 200 millones de dólares. Algo similar ocurrió con TripAdvisor y con muchos otros sitios que, experimentando con variaciones semánticas, cromáticas, tipográficas, etc., logran intensificar ciertos comportamientos "deseables" por parte de los usuarios. 

El problema de todo esto, más allá de lo desagradable que puede resultar saberte parte de un experimento, es que estas pruebas se consuman sin el conocimiento, y mucho menos el consentimiento de los usuarios. Además, actualmente no existe un marco legal que regule este tipo de prácticas, lo cual resulta grave sobre todo si consideramos que están exclusivamente orientadas a fines comerciales y que involucran la predisposición de conductas entre los usuarios, es decir, entre nosotros. 

Esperemos que pronto se regule esta actividad, y mientras tanto, parece que tendremos que resignarnos a ser conejillos de indias de múltiples actores digitales que quieren capitalizar nuestro tiempo y atención.