*

X

Este es el primer anuncio jamás publicado en el New York Times para promover la venta de marihuana

Por: pijamasurf - 08/03/2014

Se trata de un hecho simbólico que reafirma la tendencia pro legalización de esta planta en Estados Unidos

nytad

Por si alguien aún dudaba del respaldo a la legalización de la marihuana en Estados Unidos por parte del mainstream mediático, encabezado por series de TV y películas hollywoodenses, por primera vez en su historia el diario New York Times desplegó hoy un anuncio pagado que promueve la compra de marihuana. Curiosamente esto ocurre a pocos días de que su junta editorial se pronunciara, mediante una especie de desplegado, en contra de la criminalización de esta planta –un gesto, por cierto, también bastante sorpresivo. Recordemos también que recientemente Nueva York se convirtió en la entidad número 23 dentro de Estados Unidos que legaliza la marihuana con fines medicinales.  

El responsable del anuncio publicitario es la compañía Leafly, un directorio de dispensarios de marihuana que operan en los estados en los que su consumo se ha descriminalizado ya sea con fines medicinales o recreativos. "Nuestro anuncio en The New York Times es un mensaje responsable, mainstream, que eleva la conversación alrededor de la cannabis en Estados Unidos", declaró Brendan Kennedy, director ejecutivo de Leafly. 

El New York Times ha tomado en los últimos días una posición franca a favor de la legalización de la marihuana, incluso entrando en un airado debate con la Casa Blanca.

Te podría interesar:

El arte de hablar sucio: ¿Qué términos se han usado para referirse al sexo en la historia? (GUÍA GRÁFICA)

Por: pijamasurf - 08/03/2014

Este infográfico resume 700 años de palabras y expresiones usadas para hablar veladamente de uno de los temas que más fascinación y pudor causan al ser humano.
[caption id="attachment_81978" align="aligncenter" width="630"]cinismo-ilustrado-eduardo-salles-11 Eduardo Salles[/caption]

Cuando hablamos de sexo nos encanta escondernos, usar metáforas, hablar en clave, dejando la puerta de la habitación entreabierta para hacer trabajar a la imaginación. En principio unas palabras se esconden detrás de otras con pudor pero, al final, estas palabras disfrazadas nos permiten actuar de forma mucho más descarada.

¿Alguna vez te has preguntado qué términos eran usados para hablar de sexo en 1600, cómo pedirías una felación en la era victoriana o cómo era que nuestros antepasados llamaban al sexo anal?  

Siguiendo la investigación que lo llevó a recopilar más de 2,600 palabras usadas para nombrar los genitales a lo largo de los siglos, el lexicógrafo Jonathon Green ha recopilado un nuevo acervo de palabras para nombrar el acto sexual, el sexo oral y anal, y las secreciones y métodos contraconceptivos durante los últimos 700 años.

En 1890, por ejemplo, podías preguntarle a una muchacha si le apetecía un poco de ungüento, si estaba interesada en bailar un fandango, si quería intercambiar algo de jugo por jalea, o si estaba dispuesta a llegar al final de una jornada sentimental. En cambio, en 1380 ninguna de estas expresiones tendría sentido, más bien tendrías que abordar a una dama preguntándole si quisiera que le regalaras un vestido verde o, más crudamente, si podías sacarla a dar vueltas.  

Para la Segunda Guerra Mundial, alguien que practicaba una felación era un experto en glaseado o alguien que “habla un lenguaje incomprensible”. En cambio, si realizabas lo que hoy conocemos como un beso negro, preferirías decir que te gusta comer panqué o que estabas limpiando la cocina. Para el sexo anal en los cincuenta, la expresión anglosajona predilecta era "blanquearle el riñón a alguien".

Aquí puedes acceder al cuadro completo.