*

X

¿Realmente los orgasmos hacen que las mujeres se enamoren?

Por: pijamasurf - 07/02/2014

Es un mito común que las mujeres tienden a enamorarse más fácilmente que los hombres al tener sexo, pero Barry Komisaruk, experto en el tema, tiene mucho que decir contra este argumento

orgasm

Es una idea común que el sexo enamora a las mujeres, mientras que sólo deja a los hombres queriendo más. Esto bajo el argumento de que la oxitocina, la llamada “molécula del amor”, es la responsable de este efecto en las mujeres. Sin embargo, Barry Komisaruk, profesor de psicología en la Universidad de Rutgers, tiene mucho que decir contra este argumento.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la oxitocina se comporta como una hormona cuando se encuentra en el flujo sanguíneo, pero funciona como neurotransmisor cuando se encuentra en el cerebro. Ciertamente el flujo de oxitocina en las mujeres alcanza su cúspide durante el orgasmo, mientras que en los hombres el flujo es más gradual, pero eso es sólo en cuanto a la oxitocina que se encuentra en la sangre.

Cuando la oxitocina es liberada en el torrente sanguíneo, su principal efecto es producir contracciones en el útero para que el semen fluya o para ayudar al feto a salir durante el parto. Sin embargo, muy poca de esta oxitocina llega al cerebro y además no hay evidencia clara de cuál es su efecto en el comportamiento humano.

No parece que la oxitocina sea realmente una “hormona del amor”. La información que se tiene de su efecto, y que ha cautivado al público, está únicamente basada en estudios con roedores. Quizá sea posible que esta hormona tenga algún efecto en el comportamiento de los seres humanos, pero aún no existe evidencia experimental que apoye estas conclusiones. En pocas palabras, las mujeres pueden ser tan desapegadas frente al sexo como (supuestamente son) los hombres.  

Te podría interesar:

El peligroso ingrediente racial en la (fallida) guerra contra las drogas

Por: pijamasurf - 07/02/2014

El componente racial de la guerra contra las drogas en cifras históricas: no se trata de desarticular al crimen organizado sino de culpar a los desposeídos, perpetuando los estereotipos culturales de las poblaciones negra y latina de E. U.

usblack

Desde hace tiempo líderes de Estado, economistas y organizaciones independientes vienen aportando pruebas de que los mecanismos actuales de la guerra contra las drogas (que tienen más de 40 años operando a través de una estrategia de criminalización de los usuarios, en lugar de abocarse a desmantelar los mecanismos económicos del mercado negro) traen consigo daños colaterales a la población civil.

Noam Chomsky lo afirmó hace unos meses en una charla: la guerra contra las drogas es una guerra de raza emprendida desde el Estado contra las minorías y los pobres.

Sin embargo, en E. U., la población afroamericana y latina es víctima mucho más frecuente de las políticas antidrogas que la población blanca o de otras razas. Según datos de la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias, blancos y negros utilizan drogas en cantidades similares (aunque los blancos usan más cocaína, heroína y alucinógenos, mientras los negros prefieren marihuana y crack); pero el problema está en que la tasa de arrestos de negros es 3.6 veces más alta que la de blancos.

[caption id="attachment_80056" align="aligncenter" width="541"]Porcentaje de población por tipo de droga (Vox.com) Porcentaje de población por tipo de droga (Vox.com)[/caption]

Por si fuera poco, según un reporte de Human Rights Watch cuatro de cada cinco arrestos (aunque las cifras son de 2009) en la guerra contra las drogas son por posesión y el resto por ventas, lo cual implicaría que el objetivo principal de la policía y las fuerzas del "orden" son los usuarios, no los traficantes.

Una coartada común es que un cargo por posesión puede utilizarse como argumento para conseguir sentencias a criminales violentos (pues es más fácil probar posesión de drogas que agresiones); sin embargo, también en estos casos la policía se concentra en barrios de alta peligrosidad, donde viven negros y latinos. De cualquier forma, E. U. es el país que encarcela más ciudadanos que ninguno otro, con una tasa de 700 encarcelados por cada 100 mil habitantes.

[caption id="attachment_80057" align="aligncenter" width="574"]Tasa de arrestos por cada 100 mil habitantes, según raza (Fuente: vox.com) Tasa de arrestos por cada 100 mil habitantes, según raza (Fuente: vox.com)[/caption]

Para terminar el cuadro de desigualdad en la impartición de justicia, un reporte oficial de 2012 indica que, entre 2007 y 2009, los hombres negros encarcelados a causa de drogas recibieron sentencias 13.1 veces más largas que los blancos, 9.1 veces más largas entre 2005 y 2007 y 9.2 veces más largas entre 1998 y 2003.