*

X
Nada puede extrañarnos ya del director David Lynch, pero esta vez se prestó para diseñar una colección de ropa para hacer yoga y meditación trascendental. Aquí las fotos

lynch10

Todos los seguidores de Lynch recordarán aquellos zapatos rojos con suela transparente que diseñó con Christian Louboutin en 2007. Los zapatos fueron parte de una exposición para la Fondation Cartier en París y de alguna manera redefinieron lo que significa el fetichismo tanto por los zapatos como por los pies. Luego, el multifacético director colaboró con Kenzo para su temporada de otoño 2014 (fungiendo como musa también), y ahora se ha embarcado en un nuevo proyecto de moda, pero esta vez inspirada en la meditación trascendental y destinada sobre todo a la gente que hace yoga.

El practicante y divulgador de meditación trascendental colaboró con Live the Process, quienes se describen a sí mismos como “una guía al bienestar y a la salud holística de un grupo de expertos en belleza, fitness, meditación, nutrición, terapias energéticas y física cuántica, vista desde un lente modernista”. La colaboración de Lynch consiste de una colección de seis piezas de tops y leggings con estampados florales suaves, que serán vendidos en nombre de la caridad: parte de las ganancias irán a víctimas de abuso.

lynch14

Aunque pueda sonar extraño que Lynch colabore con un estudio tan afectado por la corriente New Age (y a la vez, nada en Lynch es extraño), la marca y el director sí tienen algo en común. La caridad de Lynch está dedicada a enseñar meditación a víctimas jóvenes de estrés postraumático y abuso, mientras que Live the Process es un sitio en línea que promueve la salud mental mediante accesorios y moda. Y, lo mejor de todo, la hermosa modelo de las fotos, Alyssa Miller, también practica meditación trascendental.  

lynch11

 

lynch13

Te podría interesar:

¿Cuál es la manera científicamente correcta de preparar una perfecta taza de té negro?

Buena Vida

Por: pijamasurf - 07/23/2014

Ya sea que te guste con leche o sin leche (pero nunca con azúcar), la ciencia te dice cómo preparar un té para extraer su mejor sabor y textura

cup-of-tea

Para una bebida que es el epítome de la simplicidad (agua + hojas + tiempo), el té ha inspirado desde manifiestos hasta debates científicos. El texto más famoso y categórico en cuanto a “la perfecta taza de té” lo escribió George Orwell en 1946. Para Orwell, hombre sensato y lúcido donde hubo uno, una perfecta taza de té debe darte, además de placer y confort, sabiduría, valentía y optimismo. El englishman, por supuesto, estaba hablando de té negro: ese perenne amor de Inglaterra.

Ahora, en el periódico The Guardian se está llevando a cabo una suerte de fórum, tanto científico como personal (todos saben hacer su perfecta taza de té), acerca de lo que hace que una taza de té sea completamente satisfactoria. Pero, ¿hay una manera científicamente correcta de preparar un té negro con leche? Estas son las respuestas de la ciencia:

 

Cuándo agregar la leche:

anigif_enhanced-32177-1402051010-9

Para probar lo que Orwell decía en su ensayo sobre la perfecta taza de té, el Dr. Stapley de la Loughborough University estableció que agregar la leche después del agua hirviendo es incorrecto, ya que causa que la leche se caliente de manera desigual (al contrario de servir el agua encima de ella). Este calentamiento desigual causa que las proteínas de la leche se desnaturalicen, que pierdan su estructura y se agrumen, afectando el sabor y contribuyendo a que se forme una “piel” hasta arriba.

Sin embargo, si la bolsita de té está en la leche antes que el agua, esto enfriará el agua demasiado rápido, afectando la destilación.

 

Si no quieres leche en tu té:

Si sólo quieres calentar tu tetera cerca (pero nunca más allá) del punto de ebullición para preparar un té negro sin leche, remoja tu té por precisamente 3 minutos en una taza precalentada y bébelo antes de que se diluya. El azúcar, en una apropiada taza de té negro, no está permitida.

 

No reutilices bolsitas de té (incluso si es muy bueno y caro):

q

Después de destilar tu té por 3 minutos, has removido alrededor de la mitad de su cafeína. Si lo usas de nuevo, tendrá menos cafeína. También acabarás extrayendo más del amargo sabor del tanino y por lo tanto, con una taza mucho menos sabrosa.

 

Entonces, ¿cuál es la manera científicamente correcta de hacer un té?

Si por “correcto” nos referimos al “método que lo hace saber mejor”, entonces es algo que incorpora un fantástico número de variables para producir un resultado enteramente sugestivo. Así que, en términos científicos, la manera perfecta de hacer un té es “como más te guste”.

Es decir, continúa como lo haces regularmente…