*

X

Las vacas dan mejor leche si escuchan a Lou Reed

Por: pijamasurf - 06/09/2014

De acuerdo con un estudio, las vacas producen más oxcitocina si escuchan música con melodía. Por ello, Modern Farmer realizó un playlist de "música para ordeñar", que inclye a R.E.M, Lou Reed y Aretha Franklin

da1e453634ba256b1f707e16edee793b1-617x440

La felicidad de las vacas está en mente de los granjeros, pero no necesariamente porque les importa su bienestar, sino porque una vaca feliz libera oxcitocina y la oxcitocina es clave para la liberación de leche. “Happy cheese comes from happy cows” (“El queso feliz viene de vacas felices”) reza un lema de la Campaña de Leche Real de California. Y ¿cuál es la solución para hacer felices a las vacas? Al parecer, R.E.M., Lou Reed y Simon & Garfunkel.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Psicología de Leicester, a las vacas les gustan los ritmos melódicos y fáciles de escuchar. Por ello, Modern Farmer organizó un playlist con los mejores hits bovinos de todos los tiempos llamado “Música para ordeñar”, que contiene las siguientes canciones:

 “Everybody Hurts,” de REM.

What a Difference A Day Makes,” de Aretha Franklin.

Bridge Over Troubled Water,” de Simon & Garfunkel.

Moon River,” de Danny Williams.

Orinoco Flow,” de Celtic Woman.

Perfect Day,” de Lou Reed.

Modern Farmer enfatiza que a las vacas no les gusta el heavy metal ni la música para bailar. Es sentido común pensar que vacas que pasan toda su vida conectadas a máquinas que les sacan leche sin que se puedan mover prefieran escuchar a Lou Reed que a Black Sabath.

 

Te podría interesar:

Estos son los planes del Ku-Klux-Klan para entrar de lleno al siglo XXI (VIDEO)

Por: pijamasurf - 06/09/2014

Conscientes de su impopularidad pero cosechando adeptos entre los más jóvenes, el caricaturesco KKK sigue siendo una amenaza (sobre todo para sus propios miembros)

El Ku-Klux-Klan está vivo y políticamente más activo que nunca en sus 150 años de historia. Pero aunque una narrativa triunfalista rodee desde dentro a los miembros de la organización, según analistas lo cierto es que los supremacistas blancos sólo son un peligro para sí mismos.

Y es que como parte de una estrategia para diversificar sus tácticas de reclutamiento, el Klan buscará entrenarse militarmente con soldados que vuelvan de Irak y Afganistán. El discurso de odio ha mostrado también su lado caritativo, instando a las mujeres a abrir guarderías infantiles para que ningún pequeño recluta crezca escuchando esa basura de la igualdad de razas y la libertad de creencias.

Aunque no parece verosímil que veamos próximamente un ejército de blancos entrenados por marines caminando por las calles en franca guerra racial, lo cierto es que los incidentes aislados han sido parte del ciclo de autocelebración vanidosa en el que sus miembros se inspiran para cometer asesinatos aislados o serializados, por lo que el Klan se recluye nuevamente para esperar que las aguas se calmen.

Sus propios líderes afirman que sus números son demasiado escasos como para constituir incluso una minoría políticamente relevante; pero, como a toda sociedad utópica, eso no los detiene. En retiros como el que se muestra en el video, el Klan refuerza su ideología en una lectura miope y sesgada típica del fanático del libro de cabecera de todo Gran Dragón: la Biblia.

Sin embargo, la estupidez se reproduce, prolifera e incluso encuentra voceros involuntarios.