*

X
Nuestro rostro es el emblema de nuestra identidad, más frágil de lo que creemos. La iluminación muestra cómo fácilmente nos convertimos en otra persona --tomamos otra máscara-- cuando los efectos del ambiente se modifican: nuestro rostro es la escenificación de juego de sombra y memoria.

¿Alguna vez te has contemplado en un espejo bajo los efectos de una droga psicodélica? Este video se acerca un poco a transmitir ese efecto caleidoscópico del rostro que va oscilando con la percepción y que parece ser una bóveda viva de tiempo y experiencias. 

El videoasta Nacho Guzmán realizó esta sencilla pero estimulante pieza para la canción "Sparkles and Wine" (Resplandores y Vino) del grupo francés de música electrónica Opal. El ángulo en el cual la iluminación apunta sobre el volumen del rostro y el color de la luz hacen que una mujer sea muchas mujeres, todas parecidas pero notablemente distintas, como si hubieran seguido vidas paralelas, senderos bifurcados o como si mostrara en segundos todo su repertorio de facetas: su alegría, su seducción, su tristeza, su espiritualidad, su inocencia, su ternura, su cólera, su melancolía... En dos minutos podemos ver cómo el ser humano es una multiplicidad: somos otros que integramos en una identidad ilusoriamente inmóvil. Más que tu ser, tu rostro es tu máscara.

Picture 433

¿En realidad tenemos un rostro? O más bien somos un espejo que refleja sutiles matices en perenne mutación −un espejo que cincela nuestro rostro a partir de la memoria− un flujo de geometría humana, veleidad de alma que se proyecta en la cara.

El mundo es un teatro donde se proyectan luces y sombras y con ellas vamos tomando diferentes máscaras −y mientras usamos cada máscara olvidamos las otras y creemos que es la única que somos...

La belleza es inasible, es un espejismo de la luz. La seducción atrae engañando. El rostro de la persona que amamos nunca será igual al rostro del que nos enamoramos. El ser humano aparece y desaparece. Querer anclar (y refugiarnos en) una imagen −esa imagen idílica, esa foto fija onírica− es absurdo y nos puede destruir. 

Durante un viaje de LSD, ayahuasca, hongos, etc., al contemplarnos en el espejo, nuestro rostro parece mutar no sólo con los rostros que hemos tenido −desde tiempos inmemoriales−, sino también nos enseña fugazmente los rostros que podríamos tener si seguimos cierto camino o tomamos cierta decisión. A través de nuestros rostros podemos ver en el tiempo. Los rostros del amor, los rostros de la muerte.

Twitter del autor: @alepholo

 

Te podría interesar:

Estos raperos son tan prolíficos como Shakespeare con las palabras

Arte

Por: pijamasurf - 04/24/2014

Se piensa que nadie ha tenido un vocabulario tan amplio como William Shakespeare, pero este cuadro muestra que el hip-hop puede ser un arte tan prolífico como la literatura a la hora de utilizar las palabras.

hiphop1

Se dice que William Shakespeare, al lo largo de toda su obra, uso una 28,829 palabras distintas, lo cual sugiere que probablemente haya sido el ser humano con el mayor vocabulario que jamás haya existido. Otros escritores como Herman Melville lo siguen de cerca, pero no sólo en la literatura se da esta expansiva proliferación de palabras. En el hip-hop, este arte surgido en la ebullición de los barrios marginados de las grandes metropolis, existen raperos con una lengua no menos prolífica y afilada que la del bardo inglés.

Matt Daniels, diseñador, codificador y científico de datos en Undercurrent, decidió analizar el vocabulario de varios hiphoperos y ha encontrado que las mentes de muchos de ellos son tan fértiles como el Amazonas a la hora de crear nuevas palabras. 

Para unificar criterios, ha decidido analizar cuántas palabras nuevas encuentra en un corpus de 35,000 palabras (lo cual equivale a un promedio de entre 3 y 5 albumes de estudio). Así, raperos viejos y nuevos pueden equipararse a Shakespeare y Melville. Aún se están realizando algunos ajustes en los criterios de medición, pero parece evidente que de los 85 casos analizados, varios destacan muy por encima de los demás.

El indiscutible primer lugar lo tiene el oscuro Aesop Rock con la impresionante cantidad de 7,392 palabras originales. Lo siguen GZA (6,426) y varios miembros del Wu Tang Clan (5,895). Muy por detrás se encuentran algunos de los raperos más populares como Snoop Dog (3,974), Kanye West (3,982) o Jay-Z (4,506).

hiphop2

Aquí puedes acceder al cuadro interactivo y conocer más de este proyecto.