*

X

El telegrama que Alemania envió a México para que invadiera EE.UU.

Por: PijamaSurf Mexico - 04/27/2014

En 1917, el Imperio Alemán intentó aliarse con México para que recuperara su territorio perdido a cambio de invadir Estados Unidos, pero la inteligencia británica frustró el plan.

guerraMéxico siempre ha ocupado una posición geopolítica estratégica por su vecinidad con Estados Unidos. Casi 4,500 kilómetros separan a la nación más poderosa del mundo con este país. Aún así, la política exterior mexicana se ha caracterizado por sus posicionamientos antibélicos. La cercanía entre EE.UU. y México ha sido atractiva para los enemigos de Estados Unidos; esto se confirma con el intento alemán, en la Primera Guerra Mundial, de aliarse con la nación mexicana.

En 1917 Alemania envió el telegrama Zimmermann, dirigido al embajador alemán en México, para convencer al gobierno de formar una alianza. En caso de que Estados Unidos interviniera en la guerra, México invadiría Estados Unidos con el apoyo militar y estratégico de Alemania, la moneda de cambio sería que los mexicanos recuperarían su territorio antes perdido (California, Nuevo México, Texas y Arizona), más de la mitad de su geografía.

El telegrama decía lo siguiente:

Nos proponemos comenzar el primero de febrero la guerra submarina, sin restricción. No obstante, nos esforzaremos para mantener la neutralidad de los Estados Unidos de América.

En caso de no tener éxito, proponemos a México una alianza sobre las siguientes bases: hacer juntos la guerra, declarar juntos la paz; aportaremos abundante ayuda financiera; y el entendimiento por nuestra parte de que México ha de reconquistar el territorio perdido en Nuevo México, Texas y Arizona. Los detalles del acuerdo quedan a su discreción [de Von Eckardt].

Queda usted encargado de informar al presidente [de México] de todo lo antedicho, de la forma más secreta posible, tan pronto como el estallido de la guerra con los Estados Unidos de América sea un hecho seguro. Debe además sugerirle que tome la iniciativa de invitar a Japón a adherirse de forma inmediata a este plan, ofreciéndose al mismo tiempo como mediador entre Japón y nosotros.

Haga notar al Presidente que el uso despiadado de nuestros submarinos ya hace previsible que Inglaterra se vea obligada a pedir la paz en los próximos meses.

La nota fue interceptada por la inteligencia británica antes de que llegara a México, por lo que nunca se concretó una posible alianza con los teutones. Resulta curioso que a pesar de la posición estratégica de México, las presiones internacionales para aliarse con los enemigos de Estados Unidos no hayan sido más rotundas. El famoso telegrama Zimmermann ha quedado sólo como una anécdota sobre el papel que pudo haber tenido México en los grandes conflictos mundiales del siglo pasado.

Te podría interesar:

Despenalizar la marihuana podría ayudar a disminuir los crímenes violentos

Por: pijamasurf - 04/27/2014

La incidencia de crímenes violentos y daños a propiedad no sólo no aumenta en los lugares con dispensarios de marihuana medicinal, sino que los accidentes fatales de autos también parecen disminuir.

cannabis

Si el argumento clínico no es suficiente para desestimar los argumentos de los oponentes a la legalización de la cannabis (entre ellos, el hecho de que su impacto para el usuario sea mucho menos dañino que el impacto del alcohol), los políticos que aún mantienen la anacrónica guerra contra las drogas siguen sosteniendo que legalizar la cannabis implicaría un aumento en actividades delictivas como robos y asaltos.

Pero una investigación liderada por Robert Morris, profesor asociado de criminología en la Universidad de Texas, afirma que esta relación no sólo es endeble y prejuiciosa, sino que no se sostiene estadísticamente, al menos en Estados Unidos durante los últimos 20 años.

Los investigadores tomaron como punto de referencia las tasas criminales de los 50 estados de la Unión Americana para compararlas con las de aquellos estados (11) donde se legalizó el uso, cultivo doméstico y distribución de marihuana con fines médicos.

Los autores buscaron en los registros criminales del FBI información para determinar la asociación (si existe tal) entre la aparición de las leyes despenalizadoras de la cannabis y los índices delictivos, en especial los crímenes que involucran homicidio, violación, robo, asalto, hurto y robo de autos. 

El estudio (publicado en el ejemplar de marzo de PLOS ONE) no sólo demuestra que no se puede asociar la incidencia de ninguno de los delitos anteriormente enumerados a la legalización de la marihuana con fines medicinales en los estados analizados, sino que, además, dichas leyes podían asociarse al descenso de ciertos tipos de crímenes:

El descubrimiento central a deducirse del presente estudio fue que la legalización de la marihuana medicinal no predice altas tasas de crimen y podría relacionarse con reducciones en las tasas de homicidio y asalto. De manera interesante, el robo y el hurto no se vieron afectadas por las legislaciones de marihuana medicinal, lo que va contra la creencia de que los dispensarios y lugares de cultivo llevan a un incremento en la victimización debido a las estructuras de oportunidad ligadas a la cantidad de drogas y efectivo presentes.

De nueva cuenta, este estudio parece sugerir que los cabilderos a favor de la industria del alcohol siguen satanizando la marihuana y dificultando una adecuada evaluación de su legalización debido a que la evidencia estadística muestra que las leyes de legalización disminuyen la probabilidad de que los individuos consuman alcohol, según se deduce del descenso de víctimas fatales en accidentes de tránsito; en última instancia, esto "apoya la hipótesis de que la marihuana y el alcohol son sustitutos".

Por el lado del robo a dispensarios médicos, un estudio del 2012 mostró que la proliferación de dispensarios canábicos no está asociada al aumento ni de crímenes violentos ni a crímenes contra la propiedad. Las últimas pruebas llegan de parte de Colorado, donde a casi cuatro meses de la despenalización de la marihuana a gran escala, los crímenes violentos y contra propiedad han disminuido ligeramente