*

X

Los "Cuadernos negros" de Martin Heidegger confirmarían su antisemitismo, pero: ¿en verdad importa?

Por: pijamasurf - 03/14/2014

La aparición de escritos aún no conocidos de Martin Heidegger dejarían clara una relación entre su filosofía y el supuesto antisemitismo que, a la luz de estos textos, quedaría más que confirmado.

heidegger

Martin Heidegger asumió la rectoría de la Universidad de Friburgo muy poco después de que Adolf Hitler subiera al poder. Durante los años siguientes, la leyenda negra de la afiliación nazi del magnífico filósofo ha tenido legiones de comentaristas: desde los que creen que hace falta contextualizar cuando se habla de que Heidegger estuvo afiliado al partido nazi y nunca criticó las políticas del Tercer Reich, hasta los que piensan que las circunstancias siempre fortuitas de una vida no pueden determinar el rumbo de un pensamiento. Pero una nueva información sale a la luz.

Antes de morir, Heidegger indicó el orden exacto en que sus trabajos no publicados debían ser entregados a la imprenta. De éstos, pronto verán la luz tres gruesos volúmenes empastados en cuero que el filósofo escribió entre los años '30 y '40, los cuales se conocen como Cuadernos negros, y aparecerán en Alemania a finales de este mes. 

El editor de los Cuadernos negros, Peter Trawny (quien es también director del Heidegger Institute en la Universidad de Wuppertal) ha discutido el contenido de este material con la prensa y, según sus propias palabras, "parecen ilustrar más allá de cualquier duda que Heidegger albergaba convicciones antisemitas durante la dictadura nazi".

Este comentario echaría por tierra la defensa de estudiosos como Paul Hockenos, quien escribió respecto a los "años nazis" de Heidegger que "nunca hubo una pistola humeante en el expansivo trabajo del filósofo alemán; una referencia explícita y peyorativa a los judíos o al judaísmo como tal".

Pensando por un momento con sangre fría (es decir, con la concentración y agudeza de Heidegger), ¿qué tan grave sería que un antisemita hubiera escrito uno de los tratados ontológicos más discutidos y comentados del siglo XX, Ser y tiempo? ¿Le restaría alguna legitimidad a esa "historia del ser", que fue el programa de su pensamiento? El problema, según Trawny, es que los Cuadernos negros relacionarían irrevocablemente el supuesto antisemitismo de Heidegger con su filosofía; no se trataría, pues, de un mero chisme entre académicos que gustan de desenterrar las intimidades de sus héroes filosóficos, sino de información que podría servir como la antropología del pensamiento de Heidegger, llevándolo a un derrotero para el que nuevos marcos de estudio se harán necesarios.

Sería, sin embargo, una poética ironía que una hipotética (y francamente improbable) evidencia pudiera revertir la marca que ha dejado Heidegger en el pensamiento y la historia de las ideas: que el peor enemigo del solitario filósofo del bosque fuera él mismo.