*

X

La historia de un hombre que al deshacerse de sus pertenencias fue más feliz

Por: pijamasurf - 03/06/2014

¿Crees poderte deshacer de prácticamente todas tus pertenencias y solo elegir las cien más elementales? ¿Quieres simplificar tu vida? ¿Eres consciente de lo que consumes?

Screen Shot 2014-03-05 at 11.05.00 PM

En algún momento de la historia se optó por un modelo económico, y por consecuencia sociocultural, que gira en torno al consumo. A partir de entonces una buena porción de la ciencia, la tecnología, la creatividad, y tal vez incluso la imaginación, se pusieron al servicio de una dinámica que consiste en generar 'productos' para ser consumidos y posteriormente desechados.

Muchos trataremos de entender las causas que permitieron (y procuraron) este nefasto formato de existencia. Otros, producto de la indignación, trataremos de buscar a los culpables de esta histórica aberración y castigar a aquellos que se benefician de este esquema. Pero todo indica que hay una tarea mucho más importante que las dos anteriores, y me refiero a hacer consciente cómo este fenómeno se manifiesta en nuestras respectivas vidas y, aún más importante, el hecho de que no se trata de una condena sino de una inercia cultural, y por lo tanto puede transformarse.   

100TC

Al escuchar por primera vez del reto 100 Thing Challenge, el cual te invita a vivir por un un año con sólo cien pertenencias, lo primero que podrías pensar es que este número de objetos no son pocos. Instantes después, tras un muy breve recuento mental, notarás que en realidad vivimos con, literalmente, miles de artículos orbitando alrededor de nosotros, y que reducir tus pertenencias a esa cantidad no sería tarea fácil. 

Dave Bruno era un emprendedor web que en 2008, cansado de acumular mucho más objetos que satisfacciones, decidió autoimponerse el desafío de eliminar prácticamente todas sus pertenencias y reprogramar sus hábitos de consumo. Fijó el periodo de un año, y se dispuso a exorcizar su armario. Sin embargo, jamás se imaginó lo que este acto detonaría, no sólo en su vida, sino en la de miles de personas que eventualmente se adhirieron al experimento.    

Screen Shot 2014-03-05 at 11.31.16 PM

Con el tiempo lo que comenzó como un reto individual terminaría por ser un movimiento. Además, la iniciativa de Dave se consagró como uno de los ejemplos más populares de una especie de subcultura llamada simplicidad voluntaria, filosofía que consiste en simplificar tu estilo de vida, proceso en el cual reducir tus posesiones y aumentar tu autosustentabilidad tienen un papel fundamental.   

¿Estás listo?

Ahora ha llegado el momento de preguntarnos si estamos listos para emprender el reto. En caso de que tu respuesta sea afirmativa, entonces felicidades y suerte, seguramente obtendrás una recompensa que por ahora ni siquiera puedes concebir. Pero en caso de que tus circunstancias actuales no te lo permitan, o que simplemente no lo desees, esto no implica quedarte fuera de la fiesta. Creo que el mayor valor de 100TC es que este experimento nos demuestra que en realidad no tenemos por qué vivir como autómatas respondiendo a un guión predeterminado por una inercia cultural. Y entre estas múltiples inercias sin duda el consumo obsesivo es una de las menos deseables. 

No se trata de mudarnos a un bosque y comenzar a aprender qué alimentos podemos proveernos con nuestras propias manos (lo cual tampoco es una mala idea). En realidad, entre tus circunstancias actuales y el exilio al bosque existen miles de opciones, y tu transformación personal, a pesar de lo que sugiere el new age hollywoodense, no tiene por que ser algo épico, ni algo así como un "deporte extremo de conciencia". Simplemente se trata de observar tu vida, tus hábitos de consumo, tus prioridades, y aquello que capta lo más preciado que tienes, tu tiempo y tu energía. Posteriormente es muy probable que te des cuenta de que alrededor de tu vida hay más pertenencias que tranquilidad, y que tal vez estás persiguiendo un espejismo diseñado para jamás poderse alcanzar: la promesa de una felicidad que siempre está ahí latente pero que jamás llega, ni llegará.

Más allá de considerar que la felicidad quizá no es algo que deba perseguirse, y que si lo fuese seguramente el consumo no sería una ruta efectiva, hay una aspecto que alrededor de este caso me parece más interesante: enfatizar que 100 Things Challenge, no es tanto un desafío pop para liberarte de una insatisfacción existencial, sino un simple hack mental. Esta fue la herramienta que Dave utilizó para reprogramar su mente y hacer evidente aquello que estaba disperso, automatizado, pero que en buena medida determinaba su vida, el consumismo automatizado, un mal que compartimos prácticamente todos los que nos encontramos en esta dimensión cultural.

Hoy, a cinco años de haberlo intentado, comprobamos que el reto fue exitosamente superado. Y de aquí extraemos dos grandes lecciones de cortesía del valiente experimento de este californiano: primero, tú programas tu realidad, y segundo, dentro de este proceso, aligerar tu vida parece ser un precioso recurso.

 

  

Te podría interesar:

Tal vez un día usaremos rayos láser para mandar nuestra mente al espacio

Por: pijamasurf - 03/06/2014

Michio Kaku habla para "Geek´s Guide to Galaxy" y nos da sus pronósticos sobre el futuro de la mente. ¿Podrá nuestra mente pasar a otros cuerpos?, ¿podremos borrar e implantar recuerdos en nuestro cerebro?

michio-kaku

Michio Kaku, el famoso rockstar de la física y la futurología, participó en el Episodio 104 del podcast de Wired Geek’s Guide to the Galaxy (un talk-show sobre ciencia ficción y fantasía con John Joseph Adams y David Barr Kirtley como anfitriones) y habló sobre varios temas, entre ellos la eliminación selectiva de recuerdos del cerebro y la transmisión de conciencias al espacio. Aquí te presentamos algunas de las ideas más provocadoras presentadas por Kaku, algunas bastante buenas para abrir el debate. Dinos qué opinas.

La idea de borrar e implantar recuerdos es un argumento común de películas de ciencia ficción como El Vengador del Futuro o Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos. La ciencia actual ya puede llevar a cabo esta implantación y eliminación de recuerdos en ratas, y en el futuro es muy probable que estas técnicas puedan ser utilizadas en seres humanos. Tales experimentos son el tema de El Futuro de la Mente, el nuevo libro de Kaku.

Sin embargo, uno de los obstáculos que enfrentan tales avances es la resistencia de los bioeticistas, quienes argumentan que son nuestros recuerdos los que nos hacen lo que somos. Kaku rechaza esta idea en lo que tiene que ver con los recuerdos traumáticos, como aquellos que tienen los soldados que sufren "trastorno por estrés post-traumático".

“Estamos hablando básicamente de heridas en el cerebro, en la forma de recuerdos que son tan traumáticos que te paralizan. Y pienso que toda esta filosofía de que deberíamos ser naturales y vivir con nuestras enfermedades o eventos traumáticos está llevando las cosas demasiado lejos”, opina Kaku.

Michio Kaku ha sido desde siempre fan de la ciencia ficción, y sus libros y videos hablan todo el tiempo de la intersección entre ciencia y ciencia ficción. Él piensa que la ciencia ficción es una importante herramienta para expandir la creatividad y apreciar sus posibilidades, y piensa que lo bioeticistas podrían beneficiarse de leerla, pues quizá los ayudaría a reducir su excesivo apego a los laboratorios y a lo que pasa en ellos hoy en día.  

¿Qué opinas de las posturas de Kaku?, ¿crees que realmente sea posible y ético borrar ciertos recuerdos? Imagina que esto se usa con fines militares o que legalmente te puedan sentenciar a que ciertos recuerdos te sean borrados a petición de otros. Los recuerdos no son algo aislado, son puntos que conectan y dan significado a otros recuerdos, perder una pieza es dejar incompleto el rompecabezas.

Otra es la idea de hacer migrar la conciencia a otros soportes. ¿Imaginas cómo sería un día despertar sin tu cuerpo, tener otros sentidos, ser un programa en una computadora o la conciencia de un cuerpo mecánico o cualquier otro cuerpo animal distinto al tuyo?

Lo increíble de la ciencia ficción es que nos permite  jugar con con las posibilidades del futuro, darle vueltas y verlo desde todos sus ángulos. Algunos avances parecen inminentes, otros parece que permanecerán en la nube de la ciencia ficción por mucho tiempo, pronto veremos qué más surge en la realidad del caldero de la mente humana.

***

Aquí las opiniones de Kaku sobre otros temas:

 -Michio Kaku acerca de no temer a los "súpercerebros":

En muchos cómics y películas, tenemos que los súpergenios se convierten en villanos, como Lex Luthor. O todas las películas donde ves súpercerebros, éstos toman el control del mundo. Pero nosotros realmente tenemos súpercerebros, ellos realmente existen, varios de ellos son mis amigos, son ganadores de premios Nobel en física teórica, y sus salarios son muy bajos, tan sólo una fracción de lo que Zuckerberg, el fundador de Facebook, gana. Tener un súpercerebro no te vuelve de repente el dictador que gobierna el mundo. Así que no debemos temer escenarios de ciencia ficción donde los Lex Luthors del mundo toman el control. La gente con habilidades excepcionales no se vuelven políticos, no se vuelven multimillonarios, muchos de ellos sólo llegan a ser profesores como yo, logrando un raquítico sueldo.

-Michio Kaku acerca de la utilización de rayos láser para proyectar nuestras conciencias hacia el espacio exterior:

En el libro menciono quizá uno de los más grandes cuentos de ficción, escrito por Isaac Asimov. Su historia favorita de ciencia ficción ocurría muy adelante en el futuro cuando la conciencia pura pasea por el universo… Y ésta es una posibilidad. Si tengo un CD con todas las conexiones [neurales], puedo poner esa información en un rayo láser, y puedo dispararla al espacio exterior a la velocidad de la luz… Y entonces, del otro lado hay una estación de retransmisión que absorbe el rayo y carga todos estos recuerdos en un robot, y así tu puedes empezar a sentir, y vivir en otro sistema solar… Esta idea ha sido inspirada por Isaac Asimov y otros escritores de ciencia ficción, pero ahora creemos que puede ser posible.

[Wired]

Aquí un video de Kaku sobre el universo y las posibilidades del futuro: