*

X

¿Poco ambiciosa o realista la iniciativa de legalización de la marihuana en la Ciudad de México?

Por: PijamaSurf Mexico - 01/11/2014

La información en torno a la próxima iniciativa que se propondrá en torno al consumo y posesión de marihuana en la capital de México, aún es confusa.

mar 2Hace unos días se anunció en este medio que diversas organizaciones, legisladores de izquierda e incluso algunos especialistas académicos, presentarían una iniciativa para legalizar la marihuana en el Distrito Federal. El optimismo se manifestó en las redes sociales, sobre todo porque las declaraciones de algunos de sus promotores hablaban de una legalización, como Esthela Damián y Efraín Morales, quienes en un acto público afirmaron al respecto: “Tenemos que empezar reconociendo que existe un gran número de usuarios de cannabis. Se estiman casi 80 mil en el DF. Si bien es cierto que pueden acceder a ella porque la Ley General de Salud autoriza su consumo hasta en cinco gramos, esto no regula su adquisición, lo que da lugar a que los usuarios tengan que recurrir al mercado negro, con el riesgo que ello implica: desde que los acusen de narcomenudeo, hasta que accedan a otro tipo de drogas más dañinas”.

Sin embargo, en un análisis más profundo al parecer la iniciativa no elimina la posibilidad de persecución a un portador de más de cinco gramos de cannabis, sino que únicamente se pide a las autoridades que prioricen otros delitos más graves en lugar de éste. Además, la iniciativa no implicaría que el acceso a la marihuana se descriminalice, es decir, no despenaliza su producción, ni permite la portación más allá de cinco gramos  –y mucho menos habilita su consumo abierto.

Al parecer se trata "solo" de un primer intento por abordar el tema desde una perspectiva distinta, pero ante un contexto internacional cada vez más propicio para la legalización de la marihuana, aunado a una asamblea legislativa con mayoría de izquierda, pareciera una tentativa poco ambiciosa –aunque tal vez se deba a las restricciones del marco legal, que probablemente no facultan a una entidad desmarcarse de las leyes federales más allá de lo que esta iniciativa propone.

Hasta el momento de publicar esta nota no hemos logrado entrevistar a alguno de los protagonistas, para lo cual, seguiremos insistiendo para dar seguimiento a este tema que, consideramos, de gran relevancia para el futuro de México y de la fallida "lucha contra las drogas". 

 

Te podría interesar:
Cortometraje animado narra una arriesgada travesía psiconáutica: un joven se adentra en la mente de su novia para descubrir aterradores parajes.

 

Tal vez en el manual de exo-psiconáutica que nunca ha existido, una de las primeras recomendaciones sea evitar las travesías a la mente de tu pareja. Las repercusiones emocionales, el radicalismo estético, la confusión subjetiva, son sólo algunos de los peligros que, supongo, podríamos enfrentar con este tipo de aventuras. Y habrá quienes tomarían el primer ticket con destino a esos laberintos mentales, muchos otros no, pero independientemente de cuál sea tu postura, afortunadamente ya tenemos una referencia sobre las probables implicaciones de emprender ese viaje.

Cyclope, de Marine Duchet, es un cortometraje animado, producido por Octopus Collective (ver el making of), que destaca por una 'acuarelesca' estética. Éste narra la historia de un joven que se encuentra con la posibilidad de introducirse en la mente de su novia. Tras atravesar un latente portal súbitamente dibujado en el entrecejo (tercer ojo) de su chica, nuestro protagonista se sumerge en un, presumo, inolvidable recorrido. Guiado por brillantes peces 'menstruales', desciende por espontáneas escaleras y atraviesa aguaceros dorados. Los lobos se baten con fiereza, los desiertos son cosmos, y posteriormente la escena se cubre con un uteril y sombrío manto. Ellos dos se encuentran, ella lo guía, juntos escalan, arquetípicamente, una montaña. Él resbala, ella lo salva, las gotas son estrellas fugaces y finalmente alcanzan la cima. Ella abre una puerta, se entrega al vacío. Él se asoma y tal vez comprueba que es la puerta de su propia mente. Y recordando la didáctica forma del Ouroborus, nos damos cuenta de que el viaje a la mente de alguien más no puede ser más que un recorrido por la mente propia.

Quizá todas las mentes son sólo una, quizá no existen otras mentes, todo es la nuestra, no hay más realidad fuera de tu cabeza que el vacío (shunyata), el resto es simplemente un autopatrocinio mental.    

Twitter del autor: @ParadoxeParadis