*

X

Reforma energética aprobada en México: especialista expone lo criticable y lo rescatable

Por: Ana Paula de la Torre - 12/12/2013

Gerardo Esquivel, doctor en Economía por Harvard, académico del Colegio de México y analista, comparte sus impresiones sobe esta enmienda, que para muchos responde únicamente a cambios a nivel contratistas, que benefician a intereses transnacionales.

992589Al inicio de la discusión sobre la reforma energética, analistas señalaron que no se trataba de una reforma que hiciera honor a su nombre, pues carecía de una propuesta sobre el uso de nuevas fuentes de energía. También se cuestionó que se tratase de una transformación a PEMEX, ya que se dejaban intactos aspectos como la nula transparencia y poca eficiencia de la paraestatal. Además, advirtieron que se trataba únicamente de una enmienda que permitiría la explotación de  hidrocarburos, con la participación de empresas transnacionales de baja reputación.

Conforme avanzó el proceso de discusión de la reforma, las cosas se tornaron aún más criticables, pues se apresuró, en circunstancias al menos sospechosas, su aprobación. Tras 20 horas de discusión en el Senado, se aprobó en lo general y en lo particular la reforma constitucional en materia energética, con el mismo estilo "fast-trackero" que caracterizó la aprobación de la de reforma política.

Con 353 votos a favor, 134 en contra, y sin abstenciones, se aprobó la reforma energética, eliminando la totalidad de las 400 reservas interpuestas por, casi exclusivamente, diputados de izquierda. En este contexto, el doctor en economía, Gerardo Esquivel, nos comparte su opinión sobre lo más criticable, lo rescatable, y los matices de esta enmienda constitucional; en el entendido de que las cosas pocas veces son de un solo color, y en cambio ofrecen múltiples tonalidades.

Lo más criticable:

El hecho de que se haya impedido una discusión amplia es algo inadmisible, porque la reforma que se aprobó es distinta a la que se presentó, entonces, no creo que se haya discutido lo suficiente.

Que haya grupos que se oponen a la consulta popular que se plantea.

No se crearon medidas para hacer un fondo de inversión petrolero más eficiente, no se crearon candados para este fondo de inversión.

 

Lo rescatable:

Se logró la salida del sindicato petrolero del Consejo de PEMEX […] Recordemos que históricamente los líderes sindicales en México han fungido más como políticos privilegiados que como representantes de justicia laboral (el actual líder petrolero Carlos Romero Deschamps, y hoy senador, lleva un estilo de vida caricaturescamente ostentoso).

 

Los matices:

La reforma contempla contratos de utilidad compartida, pero no  han sido especificados los matices de esos contratos. No sabemos los límites de éstos, ni de tiempo, ni de porcentaje de utilidad, y por su puesto que eso marca una diferencia, esto tendrá que especificarse en la legislación secundaria.

 

¿La reforma podría ser palanca de desarrollo, como afirma Peña Nieto?

Es una reforma de gran envergadura por lo que representa, pero eso no implica o garantiza que sea  una palanca de desarrollo; en los países ricos en hidrocarburos, el sector energético no necesariamente es eje de desarrollo; es cierto que la reforma traería inversiones, pero muy focalizadas,  para unos cuantos”.

 

¿Es cierto que, como afirma el presidente, con esta reforma energética el precio de los energéticos disminuirá para los mexicanos? 

Los supuestos de que los consumidores serán los beneficiados es algo incierto, la reforma no garantiza que esto sucederá. Con la experiencia previa privatizadora en México, lo anterior no ha sucedido. La reforma no implica que habrá más competencia en el sector, sino simplemente que habrán más inversores y utilidades repartidas.

 

¿Aumentaría la seguridad energética, como también se afirma desde la presidencia?

Tampoco hace gran diferencia, importamos actualmente la mitad de la gasolina, y eso no se resuelve necesariamente con esta reforma; puede haber extracción de energéticos, pero la seguridad energética ya la teníamos.

 

¿Cómo puede la ciudadanía incidir en la discusión?

Primero que se interesen y se informen, y en caso de estar en contra en cómo se hicieron las cosas, que exijan la aplicación de la consulta popular que está proponiendo el PRD; misma que la Suprema Corte de Justicia resolverá sobre su aplicabilidad. Que se informen y formen su opinión, que sean críticos, y que presionen para la aplicación de esta consulta, que sí tiene efectos vinculantes; incluso, pueden presionar  desde Internet.

 

Twitter de la autora: @anapauladeltd

 

Te podría interesar:

Yo quiero que me pregunten sobre la reforma energética ¿y Tú? (VIDEO #PreguntameArt35)

Por: PijamaSurf Mexico - 12/12/2013

Recién se aprobó la reforma energética que permite a voraces transnacionales compartir la utilidad de nuestros hidrocarburos, la consulta popular que impulsó el PRD sigue varada, en esta campaña actores mexicanos te dicen ¡Yo quiero que me pregunten!

 

Este jueves 12 de diciembre fue aprobada la reforma energética, bajo condiciones aceleradas que dejan mucho qué pensar. Los senadores pasaron veinte horas consecutivas en sesión para aprobar una reforma que permitirá que grandes consorcios  petroleros, trasnacionales, no sólo tengan acceso a  la utilidad de nuestro petróleo, sino que también se conviertan en un actor más de poder en el tablero político mexicano –no es absurdo contemplar la posibilidad de que con sus carteras y su experiencia en cabildeo, pronto pudieran estar manipulando a su antojo a nuestros éticamente vulnerables legisladores.

En este contexto, el PRD está intentando hacer válido un derecho que ya existe en nuestras leyes, la consulta popular. Con un millón 672 mil 455 firmas recaudadas, la solicitud aún sigue en proceso, aunque la reforma ya fue aprobada,  pero aún falta que los congresos estatales también la aprueben.

La consulta popular está en marcha y debemos hacer válido nuestro derecho. La reforma energética no es sólo hablar de hidrocarburos, sino de los nuevos actores de poder, que ahora tendrán ingerencia en nuestra vida como país.

Te invitamos a no distraerte y ver este video de la campaña “Yo quiero que me pregunten”, donde actores como Damián Alcázar, Daniel Jiménez Cacho y Gael García plantean la necesidad de  hacer oír nuestra voz en las decisiones políticas del país. Esa noción de que las masas no tienen criterio tenemos que erradicarla, la reforma energética es un asunto de vital importancia, en donde la indiferencia no cabe. Podrías presionar a los líderes de partido para que hagan válida la consulta popular.

Aquí sus perfiles: @GustavoMadero    @CCQ_PRI