*

X

Ante excesiva contaminación, en China el azul del cielo es sólo una imagen en una pantalla (FOTO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 12/20/2013

Adiós al azul... En días de contaminación, los ciudadanos de Pekín observan el cielo azul brillante en una pantalla de video, en una especie de nostalgia futurista de lo que se viene

sky-china

Esta imagen tomada en la Plaza Tiananmen, en Pekín, durante un día de alta contaminación ha circulado el internet generando sentimientos encontrados. Ante un cielo gris, con una capa de contaminación que obnubila la visión, algunos turistas parecen tomar fotos de este  sitio histórico al tiempo que un majestuoso cielo azul aparece en una pantalla brillante que constrasta con el aire. La imagen fue tomada por un fotógrafo de Getty Images con un pie de foto que recalca que se muestra el cielo el azul en la pantalla justamente debido a que se trata de un día de alta contaminación. No sabemos si es una especie de propaganda del Estado para fomentar una menor contaminación o una psicoterapia visual ante lo depresivo del día (una ventana luminosa a otro tiempo). De cualquier forma la imagen resulta perturbadora, oscuramente poética, reminiscente de una distopia similar a Blade Runner. 

El cielo azul digital en un mundo tóxico nos hace pensar en la posibilidad de una civilización futura que sólo podrá observar los cielos azules que tanto inspiran al alma humana en pantallas y archivos de computadora, los grandes paisajes brillantes, árboles, animales y ríos sólo recuerdos museográficos o acaso clones con los cuales interactuaremos buscando la mecha de la empatía y ese especial brillo de la vida. Lo anterior es claramente hiperbólico, pero quizás algún día no lo sea y entonces habremos destruido la matriz orgánica del planeta --aunque podríamos vivir en paraísos artificiales post-biológicos.

Ver galería de los cielos y ciudades tóxicas de China

 

 

Te podría interesar:

Pequeños cerebros en masa: las parvadas fractálicas de estorninos en los videos de Dennis Hlynsky

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 12/20/2013

Dennis Hlynsky trabaja con videos de parvadas de estorninos para conseguir sorprendentes efectos visuales, fractales sincronizados que nos hacen preguntarnos sobre el instinto como una voluntad dirigida.

Dennis Hlynsky, artista visual, usa una variedad de instrumentos de comunicación para unir la naturaleza con la tecnología. De acuerdo con este artista, su trabajo es un estudio social de las masas a través de la grabación de vuelos fractales de pájaros.

Hlynsky busca encontrar información de los movimientos urbanos de la naturaleza dentro de las dinámicas en masa de criaturas con cerebros pequeños (en este caso, de pájaros), ya que su documentación podría servir como un modelo poderoso para analizar el comportamiento de sistemas más complejos.

Una parte de su proyecto es la grabación del fenómeno conocido como “murmullo de estorninos”, el cual es el vuelo sincronizado de una parvada de dichas aves. Es decir, para lograr una unión transpersonal, cada pájaro se esfuerza en volar lo más cercano posible a los otros miembros, copiando instantáneamente cualquier cambio de velocidad o de dirección. De acuerdo con Paul Stancliffe del British Trust for Ornithology, la lógica de este comportamiento masivo se basa en la supervivencia; estos pájaros buscan mantenerse juntos para evitar estar cerca de depredadores como gavilanes, merlines, entre otros.

Así pues, este vuelo fractal de las aves generó en el artista Hlynsky una serie de dudas que lo llevaron a crear su arte: “¿Estas decisiones son sólo instintivas o son pequeñas consideraciones atentas? ¿Se trata de un solo líder que guía al grupo o hay un cerebro en común? ¿Es un virus una sola criatura o es un cuerpo difundido en el cual habitamos? Muchos de estos patrones son visualizaciones de lo aleatorización. ¿La aleatorización es instintiva o predictiva? ¿Las criaturas son naturalmente propensas al azar que a la organización, a la cual los humanos aspiramos?”

Los videos están editados por un proceso que el artista llama “tiempo extruido”, que se basa en apilar una secuencia de tomas, añadiendo y juntando los pixeles más oscuros. Este procedimiento es repetido hasta que el video esté terminado. Hlynsky explica que no utiliza un lapso de tiempo en el sentido tradicional del mundo, sino que él ofrece un pequeño vislumbre (por sólo unos segundos) de los caminos que estas criaturas toman; ya que encuentra que cada parvada tiene su forma, su ritmo, y su patrón para los glifos que van dejando al deambular.

Y además de cuestionar la complejidad de las almas colectivas (en donde no se sabe si la manera en que actúa un individuo es provocado por los demás o viceversa) de las aves, Hlynsky también explica en su blog la técnica que utiliza para editar y publica videos de otros animales y fenómenos naturales que le ayudan a analizar sus dudas acerca de los sistemas masivos. Por ejemplo: