*

X

En estas fotos de gemelos, ¿podrías decir cuál de los dos es el fumador?

Salud

Por: pijamasurf - 11/05/2013

Fumar es probablemente uno de los hábitos nocivos más comunes entre la población del mundo. A pesar de sus daños comprobados y de las muchas campañas emprendidas para erradicar su incidencia, el hábito persiste.

Esta serie fotográfica hace patentes, en un vistazo, los efectos del cigarrillo en el aspecto de uno de dos gemelos que en algún momento adquirió el hábito.

Las imágenes son parte de un estudio llevado a cabo por investigadores del Departamento de Cirugía Plástica de la Case Western Reserve University, en Ohio, Estados Unidos, en el cual se analizaron los rostros de 79 parejas de gemelos entre 18 y 78 años, uno de ellos fumador por varios años y el otro no.

Entre las diferencias más notables se encuentra el envejecimiento de la piel del rostro, además de otros cambios en las fosas nasales y la forma de los labios. Para aislar lo mejor posible la variable del tabaquismo, los investigadores descartaron otros factores agresivos para la piel como el consumo de alcohol, la tensión o la exposición al sol, pero en los casos elegidos se encontró que los gemelos tenían más o menos las mismas costumbres, salvo por el tabaquismo.

“Fumar reduce la formación de colágeno, lo cual deriva en degradación y reduce la circulación en la piel. Además, la nicotina reduce el grosor de la piel. Todo esto reduce su elasticidad y [provoca] el envejecimiento prematuro”, concluyó Bahman Guyuron, uno de los investigadores responsables del estudio.

Al respecto:

Dejar de fumar te puede devolver 5, 10 o más años de vida

Fumar pone en riesgo tu ADN en solo 15 minutos

El humo del tabaco puede generar problemas de conducta en los niños

Te podría interesar:

Antibióticos en el ambiente podrían estar creando súper bichos

Salud

Por: pijamasurf - 11/05/2013

Se han encontrado bacterias súper resistentes a antibióticos en lugares tan extraños como el excremento de los cuervos. Los expertos apuntan que esto es preocupante porque significa que estamos entrando a una era post antibióticos y quizá por ello las infecciones rutinarias, como la gripa o la meningitis, podrían acabar con nosotros.

cuervos+en+los+techos

Recientemente, la profesora de enfermedades infecciosas Julie Ellis llevó a cabo una investigación en la cual estudió el excremento de cientos de cuervos en Estados Unidos para buscar bacterias. Lo que encontró fue la evidencia de que los animales salvajes están desarrollando una resistencia a los antibióticos.

Lo más raro de todo es cómo antibióticos recetados a seres humanos y al ganado pueden llegar a los intestinos de pájaros salvajes. “Hemos documentado resistencia a las drogas derivadas de humanos en lugares donde no debería estar: en la vida salvaje y en el ambiente”, comentó Ellis para Environmental Health News. La resistencia que encontró en los cuervos fue específicamente a la vancomicina, que se usa para tratar un número de enfermedades entre las cuales están la neumonía y la meningitis humanas.  

De acuerdo con los estimados de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades “La mitad de los antibióticos recetados en Estados Unidos son innecesarios”. E incluso el 80% de estas drogas son vendidas para uso ganadero, para promover el crecimiento y prevenir infecciones en los animales que comemos.

La bacteria que vive en los tractos digestivos de los animales puede cambiar genes con la bacteria resistente, resultando en la inmunidad a ciertas drogas. Las personas que ingieren esta bacteria, como en el caso del reciente brote de salmonela que surgió de un lugar donde procesaban pollos en California, no responde a las mismas medicinas que están hechas para tratar esa enfermedad. Es como si las bacterias fueran superdotadas y cancelaran el proceso de sanación por medio de antibióticos.

Aun no se sabe qué significa esto exactamente para la salud humana, pero no es alentador. "El problema es que estamos entrando a una era post antibiótico en la cual nuestras drogas de última línea no funcionarán y las infecciones rutinarias se convertirán en amenazas de vida”, apunta el estudio.

Los pájaros que estudió Ellis pueden haber ingerido la bacteria de aguas negras. Los autores enfatizan que estas aves son migratorias, y por lo tanto viajan largas distancias, esparciendo la bacteria en el camino.