*

X

En estas fotos de gemelos, ¿podrías decir cuál de los dos es el fumador?

Salud

Por: pijamasurf - 11/05/2013

Fumar es probablemente uno de los hábitos nocivos más comunes entre la población del mundo. A pesar de sus daños comprobados y de las muchas campañas emprendidas para erradicar su incidencia, el hábito persiste.

Esta serie fotográfica hace patentes, en un vistazo, los efectos del cigarrillo en el aspecto de uno de dos gemelos que en algún momento adquirió el hábito.

Las imágenes son parte de un estudio llevado a cabo por investigadores del Departamento de Cirugía Plástica de la Case Western Reserve University, en Ohio, Estados Unidos, en el cual se analizaron los rostros de 79 parejas de gemelos entre 18 y 78 años, uno de ellos fumador por varios años y el otro no.

Entre las diferencias más notables se encuentra el envejecimiento de la piel del rostro, además de otros cambios en las fosas nasales y la forma de los labios. Para aislar lo mejor posible la variable del tabaquismo, los investigadores descartaron otros factores agresivos para la piel como el consumo de alcohol, la tensión o la exposición al sol, pero en los casos elegidos se encontró que los gemelos tenían más o menos las mismas costumbres, salvo por el tabaquismo.

“Fumar reduce la formación de colágeno, lo cual deriva en degradación y reduce la circulación en la piel. Además, la nicotina reduce el grosor de la piel. Todo esto reduce su elasticidad y [provoca] el envejecimiento prematuro”, concluyó Bahman Guyuron, uno de los investigadores responsables del estudio.

Al respecto:

Dejar de fumar te puede devolver 5, 10 o más años de vida

Fumar pone en riesgo tu ADN en solo 15 minutos

El humo del tabaco puede generar problemas de conducta en los niños

Te podría interesar:

El bebé que fumaba dos cajetillas al día por fin ha dejado el cigarro

Salud

Por: pijamasurf - 11/05/2013

Aldi Rizal, el famoso bebé que fumaba 2 cajetillas de cigarrillos al día, ha entrado a un programa de rehabilitación para dejar el vicio.

 

smoking-baby-feature2Aldi Rizal acaparó titulares hace tres años cuando aparecieron fotos y videos que lo mostraban fumando compulsivamente. Al parecer el bebé indonesio tenía un hábito de fumar cuarenta cigarrillos al día.

Aldi, a partir de esto, se convirtió en una atracción turística por todas las razones incorrectas. El bebé empezó a fumar a los 18 meses de edad, y para cuando tuvo 2 años, sus padres cuentan que se volvía loco, gritaba y pegaba si no le daban dos cajetillas al día. Su padre, quien lo indujo al vicio y se gasta 5 dólares diarios para pagar por los cigarros del niño, insiste en que su hijo está sano. Ahora, la Comisión de Protección de Menores de Indonesia lo ha sometido a una terapia de rehabilitación. Pero el problema no acaba ahí.

La compulsión desmedida de Aldi lo ha llevado a cambiar un vicio por otro. Ahora es un junky de comida chatarra y, con 5 años de edad, pesa más de 25 kilos. Esto evidentemente es un problema enfermizo que sus padres le transfirieron, y mientras Aldi siga a su cuidado está por verse qué nueva compulsión adoptará cuando deje las hamburguesas.

 

 <param name="allowscriptaccess"