*

X

Segundas pieles: fotografías de animales antropomorfos y elegantes

Arte

Por: pijamasurf - 09/07/2013

Todos los humanos tenemos rasgos de otros animales. Algunos parecen pájaros, algunos felinos, algunos, muy pocos, venados. Los animales en cambio no necesariamente tienen rasgos humanos (al menos que sea esos perros que terminan pareciéndose físicamente a su dueño), pero al parecer si los vistes y los yergues proyectan una personalidad muy parecida a la nuestra. Esto es una de las cosas que estudia la serie Segundas Pieles del español Miguel Vallinas. ¿Qué tanto influye la ropa en la emoción que proyectamos? Las personalidades se adoptan sobre las circunstancias y se pueden modificar con un atuendo.

La serie contiene más de cuarenta fotografías de animales vestidos como individuos, algunos en high fashion, algunos más casual, todas ellas cuidadosamente retocadas para no parecer artificiales. El resultado es ominoso y fantástico.

Te podría interesar:

Espectaculares esqueletos enjoyados, tesoros del culto cristiano (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 09/07/2013

En estado de reposo en iglesias alrededor de Alemania, Suiza y Austria, estos esqueletos estan retacados de joyas y ornamentos que les aseguran un eterno y elegante descanso.

El culto a los cadáveres es una rito que muchas culturas de la humanidad han perpetuado, pero ninguna como el cristianismo. Estas fotografías son un ejemplo de cómo la vida después de la muerte es más elegante y ostentosa para algunos, y cómo un esqueleto puede representar a un santo si se le emperifolla suficientemente bien. Estos esqueletos representan algo difícil de determinar, que en un lugar extraño, tienen su glamour y su estética, su pesadilla y su grandiosidad.

Los esqueletos adornados fueron encontrados originalmente en catacumbas debajo de Roma en 1578 y distribuidos como “repuestos” a las iglesias cristianas que habían perdido sus reliquias en la Reformación. Bajo la creencia de que estas osamentas eran los restos de mártires (sin siquiera saber a quién pertenecían) las iglesias que los recibieron se dedicaron a adornarlos más con piedras preciosas, seda, vestimentas de oro. Todo para tener más “importancia” como templos sagrados. Sin embargo, cuando llegó la Ilustración, la iglesias sintieron vergüenza por la cantidad de dinero y exceso que los esqueletos representaban, y los escondieron o desaparecieron.

Paul Koudounaris, fotógrafo y autor de Heavenly Bodies: Cult Treasures & Spectacular Saints from the Catacombs, se dedicó a rastrearlos y a sacarlos de la oscuridad. Su libro explica cómo es que estos esqueletos llegaron a ser tan glamorosos, y a qué santo representa cada uno.