*

X

¿Qué opinan los mexicanos sobre el consumo de marihuana? (ENCUESTA)

Por: pijamasurf - 09/09/2013

La casa encuestadora Parámetro presentó los resultados de una encuesta a propósito del consumo y legalización de la marihuana, práctica que gozan de una aceptación desigual entre la población mexicana.

marihuana

Tal vez uno de los temas más controvertidos en la agenda pública en México, como en Latinoamérica, se desarrolla alrededor de la legalización o no del consumo de marihuana La casa encuestadora Parámetro ha venido realizando una serie de mediciones desde 2007 sobre los principales temas que despiertan interés entre la opinión pública de México.  

Parámetro presentó algunos de los resultado de una encuesta telefónica realizada en el abril de 2013  de lo que muchos mexicanos piensa acerca de la marihuana y su legalización.

De acuerdo con los resultados, a la pregunta de si vale la pena el resultado de los esfuerzos realizados por el gobierno para impedir la comercialización y consumo de cannabis, el 50.5% consideró que sí lo valen y el 49.5% contestó que no.

A la pregunta sobre si consideran el consumo de la marihuana como un acto inmoral, el 61.5% dijo que sí y el 38.5% que no. 

La encuesta muestra una marcada posición en contra en cuanto a la legalización de la marihuana, el 63.8% declaró que esta en contra y el 36.2% a favor.

Lo interesante y las diferencias se marcan cuando las preguntas se desagregan por edad y género. Sobre la legalización de la marihuana el 51.5%, la mayoría, de los jóvenes de 18 a 29 años estuvieron a favor, contra el 23.7% del sector de los 30 a los 49 años y el 10.3% de los mayores de 50 años. Esto significa una diferencia de casi 40% de opinión entre los jóvenes y  los adultos en México.

En cuanto a género, las mujeres tendieron a mostrarse más en contra de la legalización de la cannabis que los hombres. El 69.9% de las mujeres estuvieron en contra, a diferencia del 59.1% de los hombrs. Es decir, una diferencia de más de diez puntos porcentuales. 

Llama la atención las diferencias sobre la legalización o no en cuanto se analiza  y se relaciona con el grado de escolaridad. Fue claro como a mayor nivel de escolaridad el rechazo a la legalización se modifica de manera importante. El 100% de aquellos que no tienen estudios o bien que unicamente tiene primaria y secundaria está en contra de la legalización, frente al 51.1% frente a los que tienen estudios universitarios.  

Más información en el PDF: "El Consumo de la Mariguana en México".

[parametro]

Te podría interesar:

De Rusia con amor: mitos y realidades de las citas por Internet con mujeres de la ex Unión Soviética

Por: pijamasurf - 09/09/2013

Se llaman oficialmente "Citas Internacionales" y no siempre se trata de sórdida trata de personas o prostitución. Muchos hombres occidentales encuentran al amor de su vida al otro lado de los Balcanes...

SONY DSC

Probablemente uno de los misterios más antiguos y escondidos del Internet es el de los hombres occidentales que “compran” esposas rusas online, como si compraran un sofá nuevo en eBay. Pero la realidad es que las “citas internacionales”, como les gusta llamarlas a los que buscan el amor, son por lo menos más complejas de lo que parece a primera vista.

Un poco de información es necesaria.

En el sitio Russian Ukranian Adventures se discuten diversos temas en los foros que lo conforman. Desde la manera correcta de preguntarle a tu “novia” rusa sobre su peso hasta el protocolo para el primer intercambio sexual, los foros están llenos de dudas y de personas dispuestas a responderlas.

El sitio fue iniciado por Stuart Smith, un inglés casado felizmente con una mujer rusa. Las razones por las que los hombres de países occidentales buscan el amor en la ex Unión Soviética son variadas, pero no son infinitas. A decir de Stuart, él “estaba harto de las feministas locales con sobrepeso.”

Según él, “los hombres quieren mujeres que parezcan, huelan, se vistan y actúen como mujeres. Cada vez más, deben salir de su país para encontrarlas. Los roles de género se han desvanecido en la sociedad occidental. Los hombres quieren mujeres femeninas, no feministas.”

Y es que los hombres que escriben en estos foros y buscan estas oportunidades generalmente tienen más de 39 años, están divorciados o nunca se han casado y probablemente tienen una idea un poco idealizada del amor. Sin embargo, el otro lado de la moneda no es tan sórdido: las mujeres rusas también tienen algo que decir al respecto.

En el foro escriben también mujeres buscando aventuras a corto o largo plazo con hombres occidentales por razones más o menos similares a las que llevan a los hombres a buscarlas a ellas. Están hartos de la actitud explotadora de los hombres de sus respectivos países, y muchas de ellas son madres solteras que probablemente no gozaron de los beneficios de una educación occidental. La Unión Soviética dejó de existir en 1990, es cierto, pero muchos de los paradigmas culturales que operaban entonces siguen vigentes. Se trata, en todo caso (al menos en este foro) de un acuerdo consensual entre adultos.

Según algunos miembros del sitio, las mujeres rusas buscan también hombres mayores de Occidente porque no esperan lidiar con chicos de su edad. Podemos admitir que hay casos así en cualquier cultura, ciertamente, y en el caso de sitios como este, las mujeres no esperan necesariamente que los hombres las lleven a vivir a EU o Inglaterra para fugarse al poco tiempo. Las historias de éxito también son numerosas.

Tener una novia rusa o ucraniana, sin embargo, no es precisamente barato. Algunos hombres han establecido relaciones sentimentales a larga distancia para encontrarse con que luego de un par de años han gastado más de 100 mil dólares en viajes de ida y vuelta a Rusia. 

Los fraudes están a la orden del día, por lo que los miembros del foro no dejan de recomendar desconfianza en los sitios que cobran el acceso por sesión o por minuto. Existen sitios que permiten que el flechazo ocurra y hay un montón de historias felices, aunque como siempre en los casos en que el amor es la bandera a ondear, debemos tomarlo con una pizca de sospecha.

[Kernel]