*

X

¿Cómo funciona Silk Road (el Amazon de las drogas ilegales online)?

Psiconáutica

Por: corrector - 09/17/2013

¿Cómo funciona el sitio que gana $22 millones de dólares al año con la venta de drogas?

xlarge_0601_silkroadnew

Está fuera de discusión que la venta de drogas ilegales es un negocio lucrativo porque existe un mercado para ellas. Pero antes, para conseguir drogas, era necesario conocer a alguien y visitarlo, o arreglar un punto de reunión; la calidad de los productos podía no sólo no ser óptima sino francamente peligrosa (se sabe que la cocaína suele cortarse con cualquier cosa que parezca polvo blanco).

Si ponemos entre paréntesis por un momento las razones por las cuales se consumen drogas y nos enfocamos en el ámbito de las transacciones, Silk Road ha dado una enorme lección de eficiencia. Hemos hablado antes en Pijama Surf de la tienda más grande para comprar drogas en Internet, incluso preguntándonos si comprar online puede derrotar a los carteles. Pero, ¿cómo es que una tienda así puede operar y quién está detrás?

Para acceder a Silk Road es necesario estar familiarizado con el uso de Tor, un sistema para navegar de manera invisible en las aguas profundas del Internet, y todas las transacciones se realizan a través de Bitcoins, una moneda virtual igualmente difícil de rastrear.

Pongamos por caso que "alguien" quiere comprar un gramo de Alprazolam o una onza de la cannabis White Rhino: luego de seleccionar los productos en tu carrito de compras, como harías en Amazon o Mercado Libre, los compradores envían sus Bitcoin al sistema de Silk Road y se ponen en contacto con el vendedor, enviándole una dirección de entrega. Esta dirección es borrada automáticamente por el sistema luego de que ha sido vista.

Los Bitcoin permanecen congelados y el vendedor envía las drogas por correo postal. Cuando el paquete es recibido, el comprador debe confirmar de conformidad el recibo y el vendedor puede cobrar los Bitcoin. Si el paquete se pierde, los fondos permanecen congelados mientras el vendedor y el comprador llegan a un acuerdo (algunos vendedores ofrecen reembolsos parciales). Si te preguntas cómo es que el sistema de correo pasa por alto los paquetes con drogas, es porque en ocasiones se esconden estas en tarjetas de cumpleaños o paquetes de dulces, pero de todas formas el peligro de comprar en grandes cantidades ha hecho que la policía encuentre y rastree hacia el comprador la procedencia del paquete.

Al igual que en otros sitios de ventas por Internet, , los compradores pueden dejar observaciones y críticas sobre la calidad del producto que compraron, lo que constituye una diferencia importante respecto a comprar drogas en la calle, cuya calidad no puedes verificar.

Silk Road es dirigido por un personaje llamado "Dread Pirate Roberts", quien se abona 10% de cada transacción que tiene lugar en el sitio. Se estima que para agosto del año pasado sus ganancias debían rondar los $22 millones de dólares al año

Entre los riesgos de utilizar este servicio está el latente de ser descubierto por la policía digital, o que tu paquete sea requisado en la oficina de correos. Por otro lado, comprar Bitcoin también puede ser difícil en algunos países, y las tasas de cambio pueden cambiar dramáticamente su valor antes de que puedas usarlos. Pero, de nuevo, comprar drogas de esta forma es considerablemente más seguro que hacerlo en la calle, al menos en lo que refiere a la calidad del producto. 

[Economist]

Te podría interesar:
La fotógrafa Sarah Schonfeld explora la relación entre la forma y los efectos de ciertas sustancias psicoactivas conjurando planetas, cristales y criaturas submarinas dentro de un universo farmacológico.

 

[caption id="attachment_68231" align="aligncenter" width="630"]o-DOPAMINE-900 Dopamina[/caption]

Uno de los grandes atractivos de las drogas psicoactivas es que permiten ver la realidad de otras formas, muchas veces con una riqueza visual exaltada. Bajo ciertas sustancias, la naturaleza cobra vida y los colores vibran, la atención se afila hacia patrones y formas simétricas; si se cierran los ojos, un flujo de fractales, glifos, mandalas y arabescos se detonan de manera metamórfica. Otras drogas quizás producen visiones distorsionadas, con pocos pixeles, rápidas abominaciones de un punto de conciencia desencajado.

Siguiendo esta esencia visionaria de las drogas psicoactivas, la artista Sarah Schonfeld ha retratado sustancias de uso recreacional y algunos neurotransmisores asociados con el placer y demás efectos que producen estas drogas. La idea es producir una imagen artística de lo que se ha llamado el "ser químico". Dice Schonfeld:

Somos capaces de explicar estados de ánimo, pasiones y enfermedades psicológicas y fisiológicas a través de un desbalance químico en el cuerpo. Todo esto ocurre, a su vez, en un ambiente de constante cambio legal y político en torno a la regulación de estos distintos modos de alterar el estado de ánimo.

Para representar este universo farmacológico, Schonfeld roció algunas gotas de extractos de distintas drogas sobre algunos negativos de película que ya había sido expuesta. Con cada gota la película se alteró "de la misma manera que estas sustancias alteran al ser humano". Después de provocar esta reacción química, la fotógrafa berlinesa amplió las imágenes a tamaños de 160 x 200 cm para así dar vida a los universos internos de las drogas, conjurando una especie de pareidolia de las expectativas neuroquímicas. No sabemos si operó en su trabajo una intención de cincelar las imágenes conforme a la imaginaria que se tiene popularmente de estas sustancias o si en cambio operó un orden interno, propio de las correspondencias entre la forma y el significado, entre los patrones fisiológicos y los psicológicos. Los resultados, un catálogo de planetas, cristales, paisajes submarinos y embriones, entrelazan a la fotografía con la farmacología y la psicología y quizás una forma de alquimia sintética, que a la vez es discutida en el libro All you can feel. 

Antes que Schonfeld,  Michael Davidson produjo estas imágenes de drogas bajo el microscopio (psicodélica microcósmica).

[caption id="attachment_68232" align="aligncenter" width="630"]o-ESCSTASY-900 Éxtasis[/caption]

El éxtasis callejero, una negra criatura marina de ventanas cuarteadas

[caption id="attachment_68233" align="aligncenter" width="630"]o-HEROINE-900 Heroína[/caption]

La heroína se distiende acuosa y nívea,  entre piedra y esponja sobre un mar humano de líquidos amnióticos y destellos  de luz.

[caption id="attachment_68234" align="aligncenter" width="630"]o-KETAMINE-900 Ketamina[/caption]

La ketamina, el anestésico disociativo, se muestra como un cristal extraterrestre llenó de pequeños picos de cuarzo espinado.

[caption id="attachment_68235" align="aligncenter" width="630"]o-LSD-900 LSD[/caption]

La estética del LSD nos muestra que la realidad puede ser, como creía Tim Leary, sólo un punto de conciencia al que podemos reducirnos y así experimentarla desde cualquier perspectiva posible. El LSD mantiene la gama psicodélica, un mar morado de vacío cósmico y una espora turquesa incipiente.

[caption id="attachment_68236" align="aligncenter" width="630"]o-MDMA-900 MDMA Puro[/caption]

  El MDMA muestra un sensación océanica de empatía química, criadero de medusas y  membranas que se interpenetran bajo el reino de la luz azul.

[caption id="attachment_68230" align="aligncenter" width="630"]o-CAFFEINE-900 Cafeína[/caption]

 La cafeína, uno de los estimulantes más aceptados en el mundo, se revela como un excitado diente de león, un sistema de exfoliación en permanente estado de alerta.

[caption id="attachment_68237" align="aligncenter" width="630"]o-METH-900 Crystal Meth[/caption]

 El crystal meth, una de las sustancias más duras en este bestiario psicoactivo, revela su anfractuosidad psíquica, fragmentación y delirio. Pardos cristales, embriones rugosos, manchas de ofuscamiento y brotes afilados. 

 

[caption id="attachment_68238" align="aligncenter" width="630"]o-OPIUM-900 Opio[/caption]

 

 El negativo chorreado de opio evoca un planeta de sueños, con cierta contaminación (quizás con esa indolencia ante lo que sucede, característica de los opiaceos).

 

[caption id="attachment_68239" align="aligncenter" width="701"]Picture 340 Estrógeno[/caption]

El estrógeno, la hormona asociada con la feminidad muestra una sutileza de formas y colores delicados, casi un feto evanescente o un suave fantasma. 

 

[caption id="attachment_68240" align="aligncenter" width="684"]Picture 341 Melatonina[/caption]

La melatonina, hormona asociada con los biorritmos y la generación de sueño,  se asemeja a un planeta distante, acaso Neptuno, un sueño marino e informe.

Twitter del autor: @alepholo