*

X
El azar y la contingencia intervinieron para provocar la viralización de un cortometraje realizado a partir de los mensajes encontrados en una vieja contestadora abandonada en un mercado de pulgas en Argentina.

palabra

En una feria de antigüedades de Buenos Aires se vende una vieja contestadora automática, con su correspondiente cassete usado por última vez en 1998. Un joven coleccionista compra el aparato y al reproducir la cinta se encuentra con una joya de la narrativa amorosa: una seguidilla de mensajes que una mujer al borde de un ataque de nervios, María Teresa, le deja a su circunstancial ex, Enrique.

Un tiempo después, un ilustrador conocido como El Niño Rodríguez decide reutilizar ese audio y dirigir en un corto a la deliciosa Andrea Carballo, estrella del off porteño. El resultado es "Ni una sola palabra de amor", un magistral trabajo de lipsync que ya dio la vuelta al mundo, les dio fama a María Teresa y Enrique, pareja sobreviviente, y viene arrasando en diferentes festivales de cine.

Por otro lado, según dio a conocer el diario argentino Clarín, la voz que protagoniza involuntariamente  “Ni una sola palabra de amor” dejó de ser anónima luego de que el propio periódico se diera a la tarea de buscarla. Entre otras cosas, María Teresa relató lo siguiente:

Es la historia de un matrimonio de 30 años y los 10 llamados fueron un punto, un episodio. Detrás de eso hay una historia que supera a la ficción pero que es interesante de analizar para ver cómo se sigue después de un distanciamiento así. Uno piensa que era un drama amoroso pero había otras connotaciones, problemas financieros... Todavía es más interesante para las mujeres porque debemos ser muchas las que estamos en esas situaciones. Yo le había dado un raje violento pero necesitaba que volviera. Yo siempre digo que si viene Campanella y me pregunta sobre la historia, hacemos una película ya. 

Te podría interesar:
Nuevas filtraciones revela que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos ataca a los usuarios de la red anónima Tor.

Laptop in dark room

Nueva información revelada por Edward Snowden muestra que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) utiliza programas de ánalisis de datos para identificar usuarios de la rev anónima Tor y atacar sus computadoras.

Primero la NSA identifica a los usuarios de Tor a través de su relación con las grande compañías de tecnología, usando programas con el código de nombre Stormbrew, Fairview, Oakstar o Blarney. Luego se crean "huella digitales" que permiten detectar la actividad de los usuarios que realizan peticiones a difrentes servidores para utilizar Tor. Hasta el momento la NSA no ha logrado encontrar un "crack" para Tor, y este software permite que los usuarios naveguen internet de manera encriptada y anónima --uno de los únicos rescoldos de privacidad que quedan.

Una vez que se ha identificado al usuario de Tor, la NSA utiliza una red de servidores secretos para redirigirlos a otra serie de servidores, llamados FoxAcid, e infectar su computadora. La información revelada señaló que se utilizaron versiones viejas del programa Firefox para implementar el ataque.

Estados Unidos declaró que Tor es un sistema utilizado "innegablemente" para perpetrar ataques en su contra, por lo cual deben de  monitorearlo.

[Guardian]