*

X
El despertar, ese momento que oscila entre la simpleza de la vida cotidiana y lo milagroso de la vida cotidiana, revela más de lo que creemos sobre nuestra personalidad; aquí un infográfico que parte de dicha premisa.

AlarmClock

Este es, quizá, un ritual que todos compartimos, uno que aunque puede manifestarse de múltiples, incontables formas, se reduce a una sola palabra, una sola acción: despertar. Algunos, la mayoría, lo hacen en la mañana; otros, los menos, más bien en la tarde, otros más de madrugada y algunos quizá por las noches. Pero todos, salvo por las excepciones obvias, tenemos que hacerlo, traspasar la frontera del mundo en el que nos encontrábamos, el del sueño y el descanso, para regresar a este, el de la vida diurna, el de la vida consciente, el de la vida a secas.

Y quizá por eso, porque el despertar mucho tiene de sagrado (uno de sus muchos sentidos tiene importantes resonancias en el hinduismo y el budismo), de milagroso incluso, se trata también, como quería Kafka, del momento “más arriesgado” del día, ahí donde contra toda probabiliad el mundo parece volver a acomodarse a la forma que tenía antes de que lo dejáramos:

Alguien me dijo, ahora no me acuerdo quién, que, cuando nos levantamos temprano, resulta extraño encontrarlo todo en el mismo sitio en que se dejó por la noche. La vigilia, al menos en apariencia, es un estado muy diferente al del sueño y, como ese hombre dijo con razón, se necesita una gran presencia de ánimo para, con los ojos abiertos, situar todos los objetos en el mismo lugar en que quedaron la noche anterior. Por esto mismo, el instante en el que despertamos es el más arriesgado, una vez que se ha superado, sin quedar desplazado del lugar, podemos seguir viviendo confiados el resto del día. A qué conclusiones llegó ese hombre ––ahora me acabo de acordar de quién era, pero su nombre es indiferente…

(El proceso, fragmento tachado)

Marcel Proust, en una coincidencia imprevisible pero afortunada, tenía una opinión similar a la del checo a propósito de este instante, como si ambos grandes escritores pertenecieran a una hermandad secreta y poseedora del mismo conocimiento reservado a unos pocos iniciados:

Se llama a esto un sueño de plomo, parece que uno mismo se haya convertido, por espacio de algunos instantes después de haber cesado un sueño así, en un simple monigote de plomo. Ya no somos personas. Entonces, ¿cómo es que al buscar uno su pensamiento, su personalidad, como quien busca un objeto perdido, acaba por recobrar su propio yo antes que otro alguno? ¿Por qué cuando empezamos a pensar de nuevo no es entonces la que encarna en nosotros otra personalidad que la anterior? No se ve qué es lo que dicta la elección y por qué, entre los millones de seres humanos que uno podría ser, va a poner precisamente la mano en aquel que era la víspera. ¿Qué es lo que nos guía cuando verdaderamente ha habido interrupción (ya haya sido completo el sueño o los sueños enteramente diferentes de nosotros)? Ha habido verdaderamente muerte, como cuando el corazón ha cesado de latir y unas tracciones rítmicas de la lengua nos reaniman. La habitación, desde luego, aunque solamente la hayamos visto una vez, despierta recuerdos de que penden otros más antiguos. ¿Dónde dormían en nosotros algunos de que adquirimos conciencia? La resurrección en el despertar —después de ese benéfico acceso de enajenación mental que es el sueño— debe de asemejarse, en el fondo, a lo que ocurre cuando se vuelve a encontrar un nombre, un verso, un estribillo olvidados. Y acaso quepa concebir la resurrección del alma allende la muerte como un fenómeno de memoria.

(El mundo de Guermantes)

Los anteriores párrafos nos permiten introducir un elemento, acaso, mucho menos solemne: un infográfico que promete develar el misterio de la personalidad a partir de la alarma que cada cual utiliza para "despertarse". Como sabemos por experiencia propia, muchos de nosotros necesitamos un artilugio que, acaso contra nuestra voluntad, nos devuelva al mundo de la vigilia, un objeto más bien ruidoso y, con todo, no siempre escuchado, que en la interacción que tenemos con él revela algo de lo que somos cuando regresamos a nuestra realidad colectiva. ¿Postergamos una y otra vez el momento de por fin levantarnos? ¿O tal vez triunfamos sobre la alarma y, por decirlo de algún modo, despertamos antes que ella? Acaso nada de esto y más bien eres de los que se ponen el pie a sí mismos y, en este caso, se equivocan al ajustar la hora en que tendrían que levantarse.

Sea como fuere, y antes de presentar el infográfico, un fragmento del gran Roberto Calasso que nos recuerda, para decirlo proustianamente, "la importancia del despertar":

No son muchos quienes viven el acto del despertar siempre renovado, en el interior de la vigilia, acto definitivo solamente en el Buda. Sólo de esos pocos, según se ha dicho, se puede decir que piensan, aunque todos experimenten el acto del despertar, del sacudirse del sueño. Pues el fenómeno que se manifiesta en todos, día tras día, es sólo un ejemplo, un bosquejo, una figuración aproximada del otro fenómeno, que la mayoría ignora.

K.

 

 

alarm-clock-personality-type-600x2949

 

En Faena Sphere: La guía de Proust para despertar cada mañana

Twitter del autor: @saturnesco

[TAXI]

Te podría interesar:

La visión de un maestro sobre el conflicto magisterial: ¿Hay razones para solidarizarse con ellos?

Por: Concepción Peralta Silverio - 08/28/2013

En México hay alrededor de1 millón de maestros de educación básica que atienden a 26 millones de alumnos, es importante escucharlos, conocer cómo entienden la reforma educativa en México, más allá de los “sombrerazos” y los intereses de los líderes.

cnte

Cómo fue que, de pronto, los maestros se convirtieron en el actor social más menospreciado de México. Cómo fue que pasaron a ser  “unos pinches huevones”, “delincuentes”, “insurrectos” o “flojos”, cómo fue que en el ánimo de la gente se coló esa idea de que son un lastre para la sociedad, para los niños, para el avance del país. 

Si bien es verdad que sus protestas han ocasionado malestar entre las personas que se ven afectadas —por el bloqueo de avenidas, carreteras, del Aeropuerto de la Ciudad de México y entre los niños y los padres de familia que ven con impotencia como sus hijos no reciben educación— también es verdad que sus motivos o razonamientos no están llegando a la molesta ciudadanía y que los medios de comunicación masiva están entregados totalmente a la postura oficial, reduciendo a espacios muy pequeños su voz y controlando las entrevistas con los líderes magisteriales. Peor aún están decididos a satanizar a los docentes. “Péguenle duro a los maestros” es la línea editorial de grandes consorcios mediáticos. 

En una larga plática con mi hermano, el Dr. Mauro Gelacio Peralta Silverio —maestro de primaria por 25 años en la Ciudad de México, perteneciente al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), con carrera magisterial y doctorado en pedagogía por la UNAM— quien considera que la ciudadanía está siendo injusta a la hora de juzgarlos, le pedí me diera razones para solidarizarme con ellos. 

A continuación resumo algunas de las razones que vía WhatsApp me expuso y que creo son importantes a la hora de “evaluarlos” en su actuación: 

27/08/13 11:24:42: Conie: Tú dame razones para solidarizarme con los maestros. Así de sencillo.

27/08/13 11:29:02: Gel Peralta: ¿Quiénes han dotado de las herramientas básicas a todos los profesionistas del país?

27/08/13 11:30:03: Gel Peralta: ¿Quiénes han atendido a TODOS, sin distingo?

27/08/13 11:30:38: Gel Peralta: ¿Quiénes le dan vida a la educación pública?

27/08/13 11:31:59: Gel Peralta: ¿Quiénes trabajan aún sin lo necesario, sin escuelas y sin aulas?

27/08/13 11:32:04: Gel Peralta: ¿Quiénes aún despiertan esperanzas en los niños?

27/08/13 11:35:07: Gel Peralta: Desde los más grandes intelectos del país, hasta cualquier hijo de vecino, han tenido como modelo a un maestro.

27/08/13 11:36:28: Gel Peralta: El 70% de los maestros de educación básica son mujeres ¿De quién es el mérito?

27/08/13 11:38:12: Gel Peralta: ¿Quién forma y reafirma valores universales, cuando la sociedad y los medios privilegian la cultura de la muerte?

27/08/13 11:39:19: Gel Peralta: ¿Quién se atreve a gritarlo en la calle y alza la voz?

27/08/13 11:40:33: Gel Peralta: ¿Quién sirve de contención a la ruptura de la paz social y de la descomposición familiar?

27/08/13 11:41:18: Gel Peralta: ¿Quién habla de la identidad, solidaridad y cultura nacional?

27/08/13 11:43:16: Gel Peralta: El Edo está en contra de la educación pública y de sus maestros.

Vino entonces la pregunta obligada y el razonamiento de todos aquellos quienes queremos una mejor educación pública:

27/08/13 11:44:16: Conie: Si después de 3 exámenes un maestro no puede demostrar que es capaz, no merece estar frente a grupo. Los niños no se lo merecen.

27/08/13 11:44:55: Gel Peralta: Evaluación sí, pero con reglas, condiciones e información clara.

27/08/13 11:48:23: Gel Peralta: La muestra ya la dio con carrera magisterial....una evaluación con estándares internacionales a maestros y a un pueblo subdesarrollado, con hambre, miseria y sumido en la violencia.*

27/08/13 11:48:56: Gel Peralta: ¿Quiénes han llevado al país a estas condiciones?

27/08/13 11:50:32: Gel Peralta: Chingando a los maestros, no van a mejorar a la educación, ni arreglar esta situación.

27/08/13 11:52:00: Conie: ¿Por qué es tan malo evaluarlos?

27/08/13 11:54:53: Gel Peralta: Al 70% los van a tronar

27/08/13 12:03:55: Conie: Bueno, esa es una realidad que no puedes ignorar. Habrá entonces que buscar otras opciones para ellos, pero es injusto seguir manteniéndolos frente a grupo.

27/08/13 12:05:07: Conie: Es injusto para los niños

27/08/13 12:13:46: Gel Peralta: Sí, pero ¿Qué crees? No hay mejores. ¿Quién se enfrenta a 30 niños desquiciados por sus padres?

27/08/13 15:09:47: Conie: Puedo publicar esta conversación en una página? Porque es emotiva, oportuna y porque tú tienes autoridad moral para ello. No sé si logre convencer, pero al menos sensibiliza.

27/08/13 15:10:19: Gel Peralta: Ok

Es importante anotar que la carrera magisterial es un mecanismos de evaluación interna creado por 1993 por la SEP para elevar la calidad de la educación a través de estímulos económicos a los docentes. Para mucho la carrera magisterial

"no sirvió porque sus resultados desmotivaron a los maestros. Del 100% solo se inscribieron 40%  y de ellos se promovió al 15%. A partir del 2011 son más estrictos porque otorgan un 50% del peso a los resultados que saquen los niños en el examen de Enlace. Lo que provocó que de los que quedaban sólo 1 de cada 3 continúen". 

estudiantes

De acuerdo con el Dr. Mauro Gelacio Peralta Silverio, de poco sirve la preparación y la actualización de los maestros, de poco servirá que le echen ganas ya que, en sus palabras: 

"Aunque los maestros se preparen y se actualicen (como yo), le echen ganas, su evaluación dependerá de los resultados que saquen los niños en el examen de Enlace. ¿Dónde esta la trampa? En que los niños están abandonados, algunos tienen problemas de violencia intrafamiliar, de salud, de nutrición, problemas emocionales, llegan a la escuela sin desayunar, sin útiles Agrégale problemas de seguridad, niños violentados, abusados física, psicológica y sexualmente. Agrégale que no ven futuro, que les venden el ideal del camino corto. Ser narco, tener lana, ser poderoso. 

A quién le interesa llegar a la universidad, si no hay trabajo, los sueldos son de hambre....Y luego sin prestaciones, ah y en el caso de ser maestro te van a evaluar y si no pasas, te corren....mira, el problema de fondo es que no es una reforma educativa, sino laboral."

Los 25 mil maestros que están en las calles no aparecieron de un día a otro, tienen sus razones para manifestarse y defender sus derechos de la única forma que les queda: tomando las calles; de ahí a que pasen a convertirse en el enemigo público número uno de la sociedad es una operación muy injusta y de muy alto riesgo para la educación.

 

Twitter de la autora: @CPeraltaS

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no NECESARIAMENTE reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.