*

X

Latidos de corazón de realidad virtual inducen experiencias extra-corporales (ESTUDIO)

Salud

Por: pijamasurf - 08/29/2013

Nuevas investigaciones demuestran que detonar una experiencia fuera del cuerpo podría ser tan simple como hacer que una persona vea un video de sí misma con un latido del corazón proyectado en él.

e586e4c75ca9dda6_landing 

En una típica experiencia extra corporal una persona experimenta ya sea un sentimiento de estar flotando fuera de su cuerpo o de verlo desde fuera de sí mismos. La mayoría de nosotros no experimentamos esto ya que nuestros cerebros están constantemente filtrando información de nuestros sentidos para ayudar a que identifiquemos lo que somos y lo que no somos.

De acuerdo a este estudio, es fácil engañar a la mente a que piense que pertenece a un cuerpo externo y manipular la conciencia de una persona al externalizar los ritmos internos del cuerpo. Los hallazgos podrían derivar en nuevos tratamientos para personas con desórdenes perceptivos como la anorexia.

“Si piensas en tu cuerpo tienes muchas fuentes de información acerca de él: puedes ver tus manos y piernas, puedes sentir la silla en la que estas sentado vía visión, sabes que esta parado gracias al sentido de balance, etc.”, apunta la investigadora Jane Aspell. “También hay un vasto número de señales mandadas por tu cerebro desde dentro de tu cuerpo cada segundo que estas vivo: de tu ritmo cardiaco, tu presión arterial, que tan lleno está tu estómago, qué electrolitos se encuentran en tu sangre, qué tan rápido estas respirando".

Hay muchísima información que está siendo mandada a nuestro cerebro acerca de nuestro cuerpo, y sin embargo lo que percibimos no es el cúmulo de mensajes sino un solo cuerpo, un solo ser. Esta es la base de la investigación de Aspell.

Lo que hicieron los investigadores para manipular esto fue conectar a diecisiete participantes a sensores de electrocardiogramas y, mediante gogles de realidad virtual, les pusieron videos de sus cuerpos. Con esto los participante podían ver su cuerpo dos metros y medio enfrente.

Los participantes vieron sus propios latidos impuestos visualmente a los dobles virtuales en la forma de un aura estroboscópica que latía en sincronía. Después de un par de minutos, muchos de los participantes reportaron sensaciones de estar en un lugar completamente distinto del cuarto y sentir que sus “seres” estaban más cerca de sus dobles virtuales.

 

Este experimento trabaja con el mismo principio que la terapia de espejos que se da a personas con un miembro amputado, y por lo mismo podría ser un agente poderoso en el cuidado de uno mismo. Cuando uno se ve a sí mismo como otro es más fácil dimensionar los problemas y sentir un llamado a cuidar del cuerpo.

[Redicecreations]