*

X
11 individuos que realizaron importantes contribuciones a nuestro entendimiento del mundo, y a quienes de vez en cuando les gustaba explorar los estados alterados de conciencia.

Droga es todo compuesto o sustancia que afecte el funcionamiento del cuerpo o de la mente. El uso más común de la palabra hoy en día está relacionado con las sustancias (y por tanto con los efectos) ilegales, olvidando, por ejemplo, que hasta hace poco más de un siglo las farmacias eran llamadas aún droguerías.

Pero no estamos aquí para salvar una palabra de su mala fama. Las drogas pueden alterar la conciencia de sus usuarios para ayudarles a hacer cosas increíbles o cosas estúpidas --justo como el café. Al menos es seguro decir que no todos los usuarios de drogas son junkies embebidos en una interminable espiral de destrucción: también los usuarios de sustancias ilegales pueden hacer cosas interesantes si saben utilizar su apertura de conciencia en el mundo real.

Algunos de ellos incluso ganaron un premio Nobel.

No pretendemos decir que las drogas convierten en genios a las personas (lo que natura non dat, datura non prestat), pero en el debate sobre la legalización de las drogas debemos tomar en cuenta los testimonios de algunos de sus usuarios. Por ejemplo, Carl Sagan amaba fumarse un porro de vez en cuando, y para Steve Jobs sus experiencias con LSD significaron un cambio importante en su concepción del mundo --concepción cuyas repercusiones aún experimentamos hoy en día, en la palma de nuestras manos.

Utilizándolas para echar un vistazo por las puertas de la percepción, estos 11 individuos fueron brillantes en sus propios méritos y realizaron contribuciones importantes a nuestro mundo --y en ocasiones estaban colocados.

[Business Insider]

Te podría interesar:
Timothy Leary postuló un modelo de conciencia llamado “El cerebro de ocho circuitos” que plantea “cerebros” interactivos que operan dentro del sistema nervioso. Cada circuito (o “cerebro”) se avoca a una esfera distinta de la actividad. Robert Anton Wilson expandió este modelo y, entre otras cosas, escribió el siguiente guión.

tumblr_kp7wffYzVn1qzaw2ro1_500

Robert Anton Wilson, es su Cosmic Trigger: Final Secret of the Illuminati explica:

Para entender el espacio neurológico, Timothy Leary asume que el sistema nervioso consiste de ocho circuitos potenciales, o “engranes” o mini cerebros. Cuatro de estos cerebros se encuentran en el usualmente activo lóbulo izquierdo y están interesados en nuestra sobrevivencia terrestre; cuatro son extraterrestres y residen en el “silencioso” o inactivo lóbulo derecho y son de uso en nuestra futura evolución. Esto explica por qué nuestro lóbulo derecho esta usualmente inactivo en esta etapa de nuestro desarrollo, y por qué se vuelve activo cuando una persona ingiere psicodélicos”.

Para cada uno de estos “mini cerebros”, Anton Wilson escribe un guión que se divide en “ganador” y “perdedor”; una suerte de simulacro de los dos diálogos internos que pueden surgir cuando nos enfrentamos con cada circuito.

 

1. La bio-sobrevivencia

Ganador

“Viviré para siempre o moriré en el intento”.

Perdedor

“No sé cómo defenderme a mí mismo”.

 

2. El emocional-territorial

Ganador

“Soy libre; tú eres libre; podemos tener nuestros viajes separados

o podemos tener el mismo viaje”.

Perdedor

“Todos me intimidan”.

 

3. El semántico

Ganador

“Estoy aprendiendo más acerca de todo,

incluyendo cómo aprender más”.

Perdedor

“No puedo resolver mis problemas”.

 

4. El socio-sexual

Ganador

“Ama y haz lo que desees”.

Perdedor

“Todo lo que me gusta es ilegal, inmoral o engorda”.

 

5. El neorosomático

Ganador

“Como me sienta depende de mi conocimiento neuronal”.

Perdedor

“No puedo evitar sentirme así”.

 

6. La metaprogramación

Ganador

 “Yo hago mis propias coincidencias, sincronicidades, suerte y Destino”.

Perdedor

“¿Por qué tengo tan mala suerte?”

 

7. El neurogenético

Ganador

“La evolución futura depende de mis decisiones ahora”.

Perdedor

“La evolución es ciega e impersonal”.

 

8. El neuroatómico

Ganador

“En la provincia de la mente, lo que se cree que es verdad es verdad,

o se vuelve verdad dentro de ciertos límites aprendidos por experiencia o experimento”. (Dr. John Lilly)

Perdedor

“No soy psíquico y dudo que alguien lo sea”.

 

[Deoxy]