*

X

Serie fotográfica retrata el elocuente contraste entre la vastedad de la naturaleza y la fragilidad de nuestra civilización

Por: pijamasurf - 07/29/2013

El contraste es, casi desde siempre, uno de los recursos artísticos más efectivos, uno que a pesar de su antigüedad y recurrencia todavía genera sin muchas dificultades el asombro, la sorpresa, la conmoción que, para algunos, son las reacciones más elementales de una pieza artística, la posibilidad de mostrar un fragmento de realidad de manera tal que nos parezca inédito, improbable incluso.

En este juego en el que los opuestos se confrontan, el fotógrafo italiano Manuel Cosentino se sirvió de la sencilla oposición entre una pequeña casa la vastedad de los cielos que usualmente se observan en el campo, para crear estos retratos que de algún modo tienden al infinito al mismo tiempo que permanecen inevitablemente atados a lo terreno.

“Detrás de una pequeña casa” es el nombre de la serie, con el cual parece sugerirse toda esa dimensión inconmensurable que se manifiesta franca, a veces apabullantemente, al otro lado e nuestras endebles construcciones civilizatorias.

[My Modern Met]

Te podría interesar:

Ingeniero de Google gana premio de la NSA; afirma que la agencia de vigilancia debería ser abolida

Por: pijamasurf - 07/29/2013

Joseph Bonneau, ingeniero en seguridad informática para Google, recibió un premio de la NSA no sin levantar algunas dudas razonables acerca de la persistencia de dicha agencia de vigilancia y sus prácticas actuales.

nsa

La semana pasada, el doctor Joseph Bonneau supo que era el ganador de este año en la competencia de ciencias de la seguridad, organizado por la NSA (National Security Agency). El objetivo es premiar "los mejores trabajos científicos sobre seguridad nacional". La investigación de Bonneau se refiere a la naturaleza de las contraseñas. Sin embargo, poco después Bonneau publicó una airada y agridulce reacción en su blog respecto al premio:

En una nota personal, sería remiso al no mencionar mis sentimientos encontrados al ganar este premio dado lo que sabemos sobre el alcance de la colección de comunicaciones privadas de la NSA, y lo que permanece sin saberse sobre la vigilancia sobre la operación de la agencia.

Bonneau, sin embargo, añade una nota no sólo personal sino comunitaria:

Como muchos en la comunidad de criptógrafos e ingenieros en seguridad, me entristece que no hayamos informado mejor al público sobre los peligros inherentes y la cuestionable utilidad de la vigilancia masiva. Y como muchos ciudadanos estadunidenses me avergüenza haber dejado a nuestros políticos llevar al país por este camino.

Al aceptar el premio no apruebo la vigilancia de la NSA. Puesto en términos simples, no pienso que una sociedad libre sea compatible con una organización como la NSA en su forma actual.

Bonneau decidió que, al aceptar el premio de la NSA, podría cerrar las brechas potenciales entre la academia y la NSA, así como mantener una actitud de apertura (al menos en una de las vias) frente a dicha organización gubernamental. Sin embargo, el académico mantiene una postura crítica frente a la agencia gubernamental, como lo afirma en una entrevista posterior:

Preferiría que [la NSA] fuera abolida a que persistiera en su forma actual. Pienso que se trata de una cuestión sobre si es posible reformar la NSA en algo más razonable... Pero mi sensación basada en lo que he leído es que no quiero vivir en un país con una organización como la de la NSA por ahora.

Esperemos que otros miembros de la comunidad de ciberseguridad comiencen a cuestionar en la práctica las directivas antiéticas de organizaciones como la NSA.

 [Alternet]