*

X

Contradicciones capitalistas: 13 millones de indigentes y 5 millones de casas abandonadas en México

Por: Ana Paula de la Torre - 07/22/2013

La desigualdad en la riqueza revela absurdos continuos ¿Cómo explicar que existan casas abandonadas cuando millones carecen de ella?

juarez_gde22102012215212

La disparidad en la desigualdad del ingreso se percibe mundialmente con evidentes diferencias: mientras algunos viven rodeados de excesivos lujos, otros carecen de oportunidades. Por ejemplo, en el planeta se produce alimento para 12 mil millones de personas, casi el doble de la población mundial, y al miso tiempo el 15% de los habitantes aún pasan hambre. En otro plano, pequeñas y medianas empresas que en casi todo el mundo son “ahorcadas” por impuestos, mientras las más grandes no pagan. Básicamente, estos fenómenos evidencian modelos que están lejos de “repartir el bienestar” entre la población, mediante regulaciones efectivas.

Un caso particular, en torno a las paradojas capitalistas,  se registra en México: un estudio inmobiliario de BBVA Bancomer, revela que hoy se encuentran abandonadas más de 5.5 millones de casas –tan solo en lo que respecta a viviendas de interés social–, mientras que un reporte de la CEPAL ( Comisión Económica para América Latina) advierte que en el 2010 habían por lo menos 13 millones de indigentes en México.

En el 2008 La Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (Corett), publicó un reporte de vivienda irregular en el país, el cuál delató que por lo menos el 30%, es decir 7 millones de viviendas, califican como tales, ya que están ubicadas en zonas naturales protegidas, carecen de derechos de propiedad o se encuentran construidas en zonas de riesgo. Lo anterior alimenta el absurdo y hace aún más contradictorio el hecho de que existan millones de casas en desuso.

Hoy, factores como la violencia, casas habitación alejadas de los centros urbanos, y condiciones poco estimulantes, por ejemplo espacios de menos de 30 m2, han provocado su masivo abandono. El “desperdicio” en sociedades polarizadas por la desigualdad es un lamentable hecho. Ahí es justamente donde el papel del estado es prioritario, pues si las fallas del capitalismo no son atenuadas por el gobierno, parece inevitable el preguntarnos: ¿entonces exactamente para qué sirve?

Twitter del autor: @anapauladelatd

 

Te podría interesar:

Nueva tendencia en Japón: modificar quirúrgicamente las líneas de la mano para cambiar el destino

Por: corrector - 07/22/2013

Superstición o subversión del destino, una nueva técnica de modificación corporal busca retar al destino a través de la quiromancia quirúrgica.

manos

Una nueva tendencia místico-cosmética se apodera poco a poco de los consultorios de cirugía plástica en Japón --y es que desde hace un par de años los japoneses acuden a los cirujanos para tratar de cambiar su destino haciéndose modificar las líneas de la mano.

La creencia en la quiromancia (adivinación del destino por medio de las líneas de la mano) está lejos de ser sólo una superstición, y la gente paga alrededor de $1,000 dólares para tratar de modificar ese destino a su propio antojo. El procedimiento consiste en hacer más largas las líneas asociadas con la suerte, el dinero o el matrimonio a través de un escalpelo eléctrico.

El doctor Takaaki Matsuoka, cirujano plástico de la clínica de belleza Shinjuku en Tokyo afirma que "si tratas de crear líneas de la mano con un láser, estas se curan, y no dejan una marca limpia. Debes usar un escalpelo eléctrico y hacer una incisión temblorosa a propósito, porque las líneas de la palma nunca son completamente rectas."

Pero aunque el número de personas que se han sometido a este procedimiento ha ido en aumento, solamente unas 40 se han realizado en la clínica Shinjuku, con una duración de entre 10 y 15 minutos para modificar entre 5 y 10 líneas. Hombres y mujeres por igual han acudido a realizarse esta operación, la cual tarda aproximadamente un mes en sanar completamente (aunque nos preguntamos a partir de cuánto tiempo se empezarán a sentir los efectos en la modificación del propio destino...).

[Fox News]