*

X
Una encuesta realizada en México indica que el 70.7% de las personas considera que existe un vínculo entre las redes sociales y la infidelidad.

 

sb10064863t-001

El uso de las tecnologías ha facilitado la comunicación a distancia, acercándonos con personas que viven lejos de nosotros o que no hemos visto en mucho tiempo. Incluso, hoy basta saber el nombre de una persona para contactarla.

Anteriormente las infidelidades estaban asociadas a los momentos no virtuales, en donde los espacios públicos físicos eran la única vía para conocer personas, mientras que hoy el mundo digital facilita el contacto con prácticamente cualquiera. Treinta años atrás, la relación con personas excluidas de nuestra cotidianidad era mucho más complicada, y por lo menos implicaba conseguir el teléfono particular o domicilio de alguien, teniendo qué pasar por el filtro de la persona que contestaba el aparato, quien no necesariamente era a quien buscábamos. Hoy en internet podemos recibir mensajes privados libres de íncomodas aduanas.

De acuerdo con lo anterior, la comunicación digital, y en particular las redes sociales, se han convertido en un enemigo para la estabilidad de las parejas –ya que facilitan enormemente el contacto con personas que podrían tener un interés sentimental o sexual. Recientemente la agencia Gabinete de Comunicación Estratégica, llevó a cabo vía telefónica una encuesta para detrminar la opinión de los mexicanos alrededor de la infidelidad.

El 50.7% de los encuestados declaró ser casado y únicamente el 15.8% dijo haber sido infiel en su vida. El género percibido por los participantes como el más infiel, fue el masculino con un 59.1%. Ante la pregunta ¿con quién consideras más probable que tu pareja pudiese serte infiel? el 26.8% respondio que con alguien de su trabajo, seguido de muy cerca, con 26.7%, de la respuesta: con un amigo.

Para la mayoría de los encuestados una infidelidad significa relaciones sexuales con alguien que no sea su pareja: con un 67.1%, seguido de un 6.1% que definieron el acto como besarse con alguien más. El 70.5% asocian el alcohol con la infidelidad, mientras que la mayoría, el 46.8% no perdonaría a su pareja si les fuese infiel. El 55.0% afirma que los romances por internet sí califica como infidelidad, y el 70.7% relacionó este gesto al uso de redes sociales. Por su parte el 82.7% afirma jamás haber estado enamorado de dos personas al mismo tiempo.

Hasta hace unos meses, Facebook representaba un 20% de las pruebas utilizadas durante juicios de divorcio en Estados Unidos –según un estudio de la Asociación de Abogados Matrimoniales de este país. En México, de acuerdo con la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo León, el 30% de los usuarios de Facebook han tenido problemas con sus parejas por mensajes o contactos con algunas personas.

Finalmente, aunque todos los medios faciliten que algunos fenómenos se reproduzcan, somos nosotros los que decidimos cumplir o no los acuerdos con nuestra pareja. Probablemente nos encontramos en un momento de la historia en el cual la fidelidad es más difícil que nuca, pero lo cierto es que esto no se traduce en una excusa válida.

Twitter del autor: @anapauladelatd

 

Te podría interesar:

Encuentran antiguo promontorio donde los chamanes convocaban la lluvia en África

Por: pijamasurf - 06/02/2013

Los ritos de fecundidad eran la columna vertebral de la antigua magia, por lo que el descubrimiento de este promontorio en la cima de una llanura podría ayudarnos a entender mejor los rituales asociados a la fertilidad y la lluvia en las culturas nómadas.

lluvia

Un sitio conocido como Ratho Kroonkop en una zona semiárida entre Botswana y Zimbabwe ha dado a algunos antropólogos pistas sobre los ritos de lluvia llevados a cabo por las tribus nómadas que recorrieron el continente negro hace miles de años. El lugar se encuentra en la punta de una pequeña montaña, a 300 metros sobre el nivel de la llanura, y alberga en la cima dos "tanques de roca", depresiones en la superficie a los que la lluvia le ha dado forma durante cientos de años. Los científicos encontraron en uno de estos tanques más de 30 mil piezas de restos animales utilizados por los chamanes en épocas antiguas para convocar a la lluvia; entre los restos se han encontrado rinocerontes, cebras e incluso jirafas.

El descubrimiento fue obra de Simone Brunton y su equipo de la Universidad de Cape Town, en Sudáfrica, mientras investigaban las pinturas rupestres en una cueva al ras de la llanura. Brunton afirma que  el sitio de los rituales sólo era accesible a los chamanes de la tribu San, un grupo de cazadores-recolectores del sur de África, quienes eran "contratados" por los granjeros para atraer la lluvia mediante sacrificios de animales, especialmente de aquellos con mucha grasa, como los muslos de los rinocerontes --un sacrificio similar al de los griegos del periodo descrito por Homero en la Ilíada, quienes regalaban a los dioses olímpicos sacrificios de grasa de res en los holocaustos.

 Datar correctamente el lugar ha sido difícil, pues hoy en día en el lugar se encuentra un enorme nido de termitas, las cuales pudieron haber movido algunos de los restos animales durante los años. Las investigadoras también afirman que es posible que Ratho Kroonkop fuera utilizado para controlar la lluvia incluso antes de que otras tribus hicieran sacrificios de animales en la punta gracias a la forma natural del lugar. Mayores investigaciones están llevándose a cabo.

[Live Science]