*

X

Misteriosa colección de cerebros perdida durante 30 años (FOTOS)

Por: pijamasurf - 06/01/2013

Esta es la colección de cerebros de la Universidad de Texas, desaparecida por décadas y hoy sujeto de un libro que documentará su extraña historia. Luego de pasar años almacenadas, aproximadamente 90 cerebros removidos de pacientes con enfermedades mentales fueron fotografiados por Adam Voorhes, quien los encontró cuando visitaba el laboratorio del doctor Tim Schallert en el campus, buscando fotografiar algunos cerebros para ilustrar un artículo.

Voorhes fue conducido a una sala donde encontró no sólo lo que buscaba, sino un anaquel entero lleno de cerebros "anormales": "Algunos eran enormes, otros realmente pequeños. Había uno que no tenía ni una sola arruga. No sé ni siquiera cómo explicarlo."

Los cerebros se acumularon por 30 años gracias a la labor de un antiguo médico que trabajaba en el Austin State Hospital, quien se encargó de preservarlos para la posteridad; a mediados de los 80 fueron objeto de una disputa legal, entre UT y Harvard, que finalmente ganó la primera.

Sin embargo, la colección cayó en el olvido y todos los registros médicos asociados a la colección se perdieron. Las únicas pistas son las marcas de identificación de algunos de los cerebros, que describen la enfermedad que tenía el paciente así como la fecha; algunas enfermedades o características especiales incluyen el síndrome de Down, microencefalia e hidrocefalia. Luego de documentar 230 imágenes, Voorhes planea lanzar un libro documentando la historia de los cerebros olvidados.

[Co.Exist]

Te podría interesar:

Encuentran antiguo promontorio donde los chamanes convocaban la lluvia en África

Por: pijamasurf - 06/01/2013

Los ritos de fecundidad eran la columna vertebral de la antigua magia, por lo que el descubrimiento de este promontorio en la cima de una llanura podría ayudarnos a entender mejor los rituales asociados a la fertilidad y la lluvia en las culturas nómadas.

lluvia

Un sitio conocido como Ratho Kroonkop en una zona semiárida entre Botswana y Zimbabwe ha dado a algunos antropólogos pistas sobre los ritos de lluvia llevados a cabo por las tribus nómadas que recorrieron el continente negro hace miles de años. El lugar se encuentra en la punta de una pequeña montaña, a 300 metros sobre el nivel de la llanura, y alberga en la cima dos "tanques de roca", depresiones en la superficie a los que la lluvia le ha dado forma durante cientos de años. Los científicos encontraron en uno de estos tanques más de 30 mil piezas de restos animales utilizados por los chamanes en épocas antiguas para convocar a la lluvia; entre los restos se han encontrado rinocerontes, cebras e incluso jirafas.

El descubrimiento fue obra de Simone Brunton y su equipo de la Universidad de Cape Town, en Sudáfrica, mientras investigaban las pinturas rupestres en una cueva al ras de la llanura. Brunton afirma que  el sitio de los rituales sólo era accesible a los chamanes de la tribu San, un grupo de cazadores-recolectores del sur de África, quienes eran "contratados" por los granjeros para atraer la lluvia mediante sacrificios de animales, especialmente de aquellos con mucha grasa, como los muslos de los rinocerontes --un sacrificio similar al de los griegos del periodo descrito por Homero en la Ilíada, quienes regalaban a los dioses olímpicos sacrificios de grasa de res en los holocaustos.

 Datar correctamente el lugar ha sido difícil, pues hoy en día en el lugar se encuentra un enorme nido de termitas, las cuales pudieron haber movido algunos de los restos animales durante los años. Las investigadoras también afirman que es posible que Ratho Kroonkop fuera utilizado para controlar la lluvia incluso antes de que otras tribus hicieran sacrificios de animales en la punta gracias a la forma natural del lugar. Mayores investigaciones están llevándose a cabo.

[Live Science]