*

X

Impactante video de lo que sucede en el mundo de las transacciones de alta frecuencia (cómo los robots dominan el mercado)

Por: pijamasurf - 05/09/2013

El esotérico mundo de las finanzas digitales: robots controlando el mercado con complejos algoritmos.

 

La compañía de investigación financiera Nanex muestra ene ste video lo que sucede en medio segundo de negociaciones apenas en el intercambio accionario de una  sola compañía: Johnson & Johnson (no precisamente la más activa). Miles de intercambios por segundo aparecen en la pantalla --el tiempo casi congelado sin que podamos dimensionar lo que está sucediendo. Y esto ocurre al menos unas 100,000 veces al día. Regular estas transacciones es prácticamente imposibles: el flujo desbordante de las negociaciones, realizadas enteramente por máquinas, confunde incluso a otras máquinas, creando desbalances en las peticiones que los traders pueden explotar.

"No se están robando dólares, se están robando centavos", señala el fundador de Nanex Eric Hunsander. "Es como cortadas con hojas de papel en vez de asesinato premeditado".

Es una ventaja conocer el sistema íntimamente, se trata de entender el sistema y la programación, sus fallas y aprovecharse de ellas. Las finanzas digitales, ininteligibles para al mayoría de las personas --probablemente algo que han hecho intencionalmente las grandes compañías financieras para preservar su élite-- actualmente ya significan más de la mitad del mercado  --más del 50% de las transacciones son realizadas por robots.

 

En el otro video el fundador de la empresa Nanex explica el esotérico mundo de las fluctuaciones financieras electrónicas, una especie de poesía de big data cuyo significado a fin de cuentas tiene que ver con las monedas en tu bolsillo. Vale la pena ver este video infográfico de las negociaciones de alta frecuencia, incluyendo  lo ocurido en el Flash Crash.

 

Te podría interesar:

¿Abercrombie & Fitch nos programa inconscientemente para modificar nuestros cuerpos para entrar en su ropa?

Por: pijamasurf - 05/09/2013

Miles de personas sufren trastornos alimenticios. ¿Qué papel debería exigirse a las marcas de ropa para prevenir enfermedades como la bulimia y la anorexia en los jóvenes?

abber

Recientemente, el CEO de la conocida marca de ropa Abercrombie & Fitch, Mike Jeffries, aportó la siguiente declaración:

 

En cada escuela hay chicos populares y cool, y también están los chicos no tan cool. Cándidamente, vamos por los chicos cool. Vamos detrás del super atractivo chico americano con gran actitud y muchos amigos. Mucha gente no tiene lugar [en nuestra marca y ropa], y no puede tenerlo. ¿Somos exclusivos? Absolutamente.

Aunque cada marca puede posicionarse frente a su propio mercado en la manera en que le parezca más conveniente, hay gente que no va a quedarse inerme con el cinismo de estas declaraciones. La posición ética, por lo menos, es anteponer una alternativa.

Es el caso del joven activista Benjamin O'Keefe de 18 años. Ben es un actor profesional, consultor político y conferencista que atravesó un periodo de anorexia en su temprana adolescencia, al igual que entre 16 y 33% de los adolescentes con sobrepeso en Estados Unidos que han atravesado por algún desorden alimenticio. Ben ha lanzado la campaña "ProudToBeMe" ("Orgulloso de ser yo mismo") como alternativa o contrapeso para el insultante cinismo de las marcas de ropa que venden un prototipo ideal de la belleza no sólo para mujeres, sino en el caso de A&F, también para hombres

O'Keefe ha levantado una petición en Change.org para exigir una disculpa pública de Mike Jeffries y alertar sobre el papel de los fabricantes de ropa para jóvenes sobre su papel en el desarrollo de enfermedades y depresión. Hacen ropa para personas, no para maniquíes, y el tipo de humano que proyectan en esa ropa es también el tipo de persona que los individuos más jóvenes están idealizando ser. O'Keefe enfatiza que competidores de A&F, como American Eagle y H&M tienen tallas XXL y ofrecen ropa que se adapta al cuerpo de las personas en lugar de pedirle a ellas que cambien su cuerpo para adaptarse a la ropa.

Es necesario un modelo arquetípico que promueva valores diferentes a la vanidad y la "popularidad", dice O'Keefe. La petición está a punto de llegar a las 8 mil firmas.

[Huffington Post]