*

X

Imágenes del satélite Planck podrían confirmar la existencia de otros universos

Por: pijamasurf - 05/26/2013

Desentrañando el sentido de la información del satélite Planck, la comunidad científica cree estar a las puertas de un nuevo tipo de física, si las siguientes imágenes en verdad son evidencia de la existencia de otros universos.

planck3

La primera evidencia "dura" de la existencia de otros universos podría haber aparecido ya. Mediante el estudio de la información recabada por la estación espacial Planck, la comunidad astrofísica se ha topado con anomalías en la distribución de la radiación en el universo, lo que ha sido interpretado como el efecto de la fuerza de gravedad de otros universos incidiendo en el nuestro, cuya huella puede ser detectada por nuestros instrumentos actuales, pero no completamente explicada.

La radiación de microondas cósmica es la fuerza que se muestra en la imagen de arriba. Se trata de un mapa que muestra la radiación remanente del Big Bang, aún detectable luego de 13. 8 mil millones de años. Las teorías anteriores afirmaban que la distribución de esta se mostraría como una constante, pero el mapa muestra una concentración más poderosa en la mitad inferior del cielo, así como un "punto frío" que no ha podido ser explicado con la física disponible.

Laura Mersini-Houghton, física teórica de la Universidad de Carolina del Norte y Richard Holman, profesor de la Universidad Carnegie Mellon, predijeron tales anomalías en la radiación en 2005, explicándolas como la fuerza gravitatoria de otros universos. Al confrontar la información del satélite Planck, la doctora Mersini-Houghton cree que su hipótesis (la cual afirma la existencia de un número infinito de universos además del nuestro) ha sido confirmada.

planck2

La información del satélite Planck fue usada para crear un mapa de la ubicación de la luz cuando nuestro tenía solamente 380 mil años de edad.

A pesar del escepticismo de algunos científicos, la Agencia Espacial Europea, responsable del telescopio Planck, afirmó que la precisión de este mapa "es tan alta que ha hecho posible revelar algunos aspectos peculiares aún sin explicar, que podrían requerir un nuevo tipo de física para ser comprendidos."

Otros, como el físico Malcolm Perry, incluso han expresado que se trata de la primera evidencia real de la existencia de otros universos. George Efstathiou, profesor de astrofísica, incluso propone una perspectiva histórica para entender la magnitud de este descubrimiento: "Tales ideas pueden sonar raras ahora, justo como la teoría del Big Bang hace tres generaciones. Pero entonces obtuvimos evidencia y eso ha cambiado el modo completo en que pensamos el universo."

planck

La precisión de las imágenes de años anteriores (a la izquierda) no era tan buena como la actual (derecha).

También en Pijama Surf: 

¿La probabilidad surge de la física cuántica? (o cómo las decisiones crean otros universos) 

5 razones por las cuales probablemente vivimos en un multiverso.

[Daily Mail]

Te podría interesar:

¿A qué edad comenzamos a entender el sarcasmo?

Por: pijamasurf - 05/26/2013

El sarcasmo es una de las habilidades cognitivas y lingüísticas que mejor evidencian la capacidad de desarrollo que puede alcanzar el cerebro humano.

not_sureAunque tiene mala fama entre quienes profesan la corrección política y la corrección de las formas y el trato social, el sarcasmo es uno de los recursos lingüísticos y de convivencia más refinados, una habilidad que para algunos es signo de inteligencia o al menos de agudeza, de ingenio, por utilizar las categorías tan preciadas del barroco y sus motivos artísticos. Desde cierta perspectiva el barroco demuestra presteza de mente, inventiva, cierta actitud lúdica frente al mundo, a veces, sí, en detrimento de otros, pues la burla es en casi todos los casos tanto la causa como la consecuencia de una expresión sarcástica.

Por esto mismo, lejos de la moralidad, el sarcasmo es un fenómeno psicológico y cognitivo que merece cierto interés o curiosidad a propósito del desarrollo de nuestro cerebro y cómo este, al percibir la realidad que compartimos con otros, nos permite ingresar en una zona común donde ocurre la compresión y la codificación del lenguaje y sus muchos niveles de sentido en una manera recíproca.

En este sentido, es más o menos común que a quien no entienda el sarcasmo usualmente se le considera una mente inocente, poco maliciosa, sin la experiencia necesaria para detectarlo. De ahí que, por ejemplo, sea un hecho comprobado que los niños, efectivamente, no sean capaces ni de comprender ni de formar por sí mismos un comentario con esta intención. Y no se trata solo de circunstancias sociales.

De acuerdo con Esther Inglis-Arkell, del sitio io9, entre los 8 y los 9 años el cerebro de los niños solo reconoce el sarcasmo por la entonación que se le da a la frase, la cual se asocia y se distingue de otras emociones expresadas y escuchadas así en otras personas. En esta edad, el espectro de inflexiones reconocibles es más bien limitado a un puñado de estados anímicos más bien elementales: alegría, enojo, tranquilidad, neutralidad también.

Sin embargo, conforme el cerebro se desarrolla y, particularmente, las habilidades sociales, el sarcasmo se disocia de su cualidad vocal y se reconoce por el sentido y la intención, dos propiedades lingüísticas que requieren que una persona sea capaz de imaginar la manera de pensar de otra (hasta cierto punto), de elaborar un proceso cognitivo relativamente complejo mediante el cual entiende lo que el otro quiere decir. En una palabra: empatía; cualidad que comienza a refinarse cerca de los 11 o 12 años.

Y esa, quizá, es la gran paradoja del sarcasmo: para poder entenderlo, para codificarlo y aun para que una persona pueda ejercerlo, requiere ser notablemente empático.

También en Pijama Surf:

En búsqueda de un detector del sarcasmo

¿Por qué usamos eufemismos? El diccionario (y la honestidad) contra el manual de buenas costumbres (y la hipocresía)

Con información de io9