*

X

El arte como vehículo de curación en "The Healing Machine" de Emery Blagdon (FOTOS)

Por: pijamasurf - 04/22/2013

Una curiosa instalación nacida del dolor trató de sanar a la vez que asombrar, en una mezcla de alquimia, terapéutica y reciclaje sagrado.

emery2

En la rara y noble estirpe de artistas secretos, Emery Blagdon se ganó un lugar a pulso a pesar de haber muerto hace casi medio siglo. Con "La Máquina para Curar" (The Healing Machine), que comenzó a construir en 1955, Blagdon se proponía un ambicioso proyecto que conjuntaba la ciencia, el arte y la medicina tradicional, alejándose de tendencias del arte moderno que priman la expresión del yo del artista para dar paso libre a la experiencia del espectador en la instalación.

Viajero empedernido, Blagdon comenzó a experimentar con materiales en los 30; lo que podemos ver en "La Máquina para Curar" es tanto el proceso como el resultado de esa exploración, donde el artista-chamán utiliza un elaborado sistema compuesto de madera pintada, alambre finamente doblado, placas de acero, papel aluminio, luces de Navidad, sales curativas e incluso alas de mariposa para crear extraños candelabros colgantes que pretendidamente debían capturar el campo electromagnético de la Tierra; al pasar por la máquina, el espectador-paciente veía sus dolores aliviados.

Expuesta actualmente en el Kohler Arts Center, la instalación reconstruye el estado original en que la pieza debía ser montada, pues como muchos creadores introvertidos, dejó instrucciones de montaje pero también un gran desorden. Dan Dryden trabajaba en una farmacia cercana a donde Blagdon trabajaba, por lo que pudo asistir a la creación de la pieza; luego de experimentar la poderosa presencia de la obra se fue a Nueva York para perseguir su sueño de dedicarse a la música. Cuando volvió a Callaway, Nebraska, a finales de los 80, se encontró con que el artista había muerto; para él fue natural comprar la obra y tratar de exponerla tal como él la había experimentado.

La intención de Blagdon con esta pieza, según sus curadores, fue el expiar el dolor por la muerte de sus padres, quienes fallecieron después de largos dolores. Blagdon consideraba que era capaz de sentir más nítidamente la electricidad de la Tierra que otras personas, por lo que sus exploraciones fueron el resultado de tratar de hacer sentir a otros lo que él sentía naturalmente. Por desgracia, ni siquiera su máquina logró salvarlo del cáncer, enfermedad que cobraría su vida en 1986. 

"La Máquina para Curar" será exhibida en el Kohler Arts Center hasta enero del 2014, luego de lo cual se planea una gira por otras galerías y centros de arte alrededor del mundo.

emery5

 

emery3

emery4

emery

 

 

[Atlas Obscura]

Te podría interesar:

Cocaína: factor causante de la crisis bancaria

Por: pijamasurf - 04/22/2013

Decisiones desmesuradas tomadas por banqueros en Estados Unidos pudieron haber sido impulsadas por el consumo excesivo de cocaína.

cocaine

El consumo de cocaína en altas esferas financieras estadounidenses no es sólo un rumor. La oficina de Bernie Madoff —quien fue uno de los personajes más influyentes en el sector bursátil y también autor del fraude financiero más grande en la historia de Estados Unidos—  era conocida como “El Polo Norte”. Jimmy Cane, antiguo CEO de Bear Stearns, escondió cocaína en una botella de antiácido que se encontraba en su oficina --y como estas muchas otras historias en el corazón, en perenne taquicardia, de Wall Street.  

De ahí que personas como Geraint Anderson, columnista y analista financiero, y como David Nutt, especialista en drogas, sumen como factor causante de la crisis financiera de 2009 al desenfrenado consumo de cocaína entre los banqueros. Recientemente David Nutt dijo al Sunday Times, que el uso de la cocaína en los banqueros junto con su “cultura de la emoción, del impulso y del más y más y más...nos metió en este terrible desastre”.

La cocaína causa efectos de codicia insaciable y la tendencia a hablar con mucha confianza de asuntos que se desconocen. También se ha puesto sobre la mesa que los hombres de negocios son más propensos a vender absurdamente armas de destrucción masiva financieras después de tomar un propulsor de confianza como la cocaína.

Dr. Chris Luke, especialista del Cork University Hospital, en Irlanda, quien estudió los efectos de la cocaína en los banqueros, afirmó que “figuras prominentes de los círculos políticos y financieros toman decisiones irracionales como resultado de la megalomanía que provoca el uso de cocaína.” Concluye que “la gente estaba tomando decisiones absurdas y pensando que estaban 110% bien, lo que desembocó en el caos”.

Adjudicar por completo la crisis financiera al consumo de una droga sería una posición en extremo simplista,  pero tal vez no sea tan disparado considerarlo como factor influyente.

[The Guardian]