*

X

¿Cuánto mides? La gente alta parece ser más inteligente que los bajos

Por: pijamasurf - 04/19/2013

Variaciones en la variabilidad genética podrían asociar la inteligencia y la altura en un combo evolutivamente ganador.

yao_ming3

Para desgracia de Napoleón y Danny Devito, un nuevo estudio parece haber encontrado cierta relación entre la altura de una persona y su I.Q. Antes de que comiences a escribir un enojado comentario sobre gente bajita y su nivel de inteligencia, recuerda que incluso el I.Q. es una prueba sumamente variable, y que una misma persona puede obtener resultados muy diferentes si la toma en distintas ocasiones. Dicho lo cuál, pasemos a los datos: la inteligencia y la altura son variables en la constitución de una persona que dependen de su herencia genética. Pero mientras la variación genética en cuanto a la altura se presenta en un porcentaje de 80 o 90% (es decir, que es "muy heredable"), la inteligencia (compuesta de pequeños efectos en múltiples genes) se estima en el orden del 50%.

No hay que estudiar un doctorado en genética para entender esto: no existe un gen para ser "alto" o "bajo" de estatura, sino que variaciones en miles de genes provocan diferencias en la altura. Tanto la inteligencia como la altura son determinados por la variabilidad de estos genes, así como las mutaciones que puedan presentarse en las poblaciones. Explicado de manera sencilla, la inteligencia y la altura son características atractivas, por lo que si los genes que determinan tanto una como la otra variable se encuentran juntos durante muchas generaciones, su alianza se reproduce en las generaciones subsecuentes.

Algunos estudios afirman que los "niños prodigio", por ejemplo, muestran una altura mayor a más temprana edad. Pero antes de que comiences a googlear la altura de Albert Einstein, el mismo estudio encontró que en realidad la correlación entre altura e I.Q. fue de 0.08 y 0.17, para hombres y mujeres respectivamente. 

¿Cuánto influye la altura y la inteligencia en la selección sexual? Los datos muestran por ejemplo que los hombres altos tienen más parejas sexuales, pero el problema aquí (en términos evolutivos) es que estos hombres altos tienen hijas más altas, las cuales no son necesariamente las más aptas en términos reproductivos. Aquí entran en juego también los factores culturales, que no permiten hacer una aseveración tajante y definitiva en cuanto a la correlación entre altura e inteligencia. La investigación genética está haciendo declaraciones interesantes últimamente a este respecto, pero las pruebas concluyentes se dejan de lado para sugerir simplemente "tendencias".

¿Cómo se sentirán respecto a esto los pequeños científicos japoneses?

[Discover]

Te podría interesar:

Cocaína: factor causante de la crisis bancaria

Por: pijamasurf - 04/19/2013

Decisiones desmesuradas tomadas por banqueros en Estados Unidos pudieron haber sido impulsadas por el consumo excesivo de cocaína.

cocaine

El consumo de cocaína en altas esferas financieras estadounidenses no es sólo un rumor. La oficina de Bernie Madoff —quien fue uno de los personajes más influyentes en el sector bursátil y también autor del fraude financiero más grande en la historia de Estados Unidos—  era conocida como “El Polo Norte”. Jimmy Cane, antiguo CEO de Bear Stearns, escondió cocaína en una botella de antiácido que se encontraba en su oficina --y como estas muchas otras historias en el corazón, en perenne taquicardia, de Wall Street.  

De ahí que personas como Geraint Anderson, columnista y analista financiero, y como David Nutt, especialista en drogas, sumen como factor causante de la crisis financiera de 2009 al desenfrenado consumo de cocaína entre los banqueros. Recientemente David Nutt dijo al Sunday Times, que el uso de la cocaína en los banqueros junto con su “cultura de la emoción, del impulso y del más y más y más...nos metió en este terrible desastre”.

La cocaína causa efectos de codicia insaciable y la tendencia a hablar con mucha confianza de asuntos que se desconocen. También se ha puesto sobre la mesa que los hombres de negocios son más propensos a vender absurdamente armas de destrucción masiva financieras después de tomar un propulsor de confianza como la cocaína.

Dr. Chris Luke, especialista del Cork University Hospital, en Irlanda, quien estudió los efectos de la cocaína en los banqueros, afirmó que “figuras prominentes de los círculos políticos y financieros toman decisiones irracionales como resultado de la megalomanía que provoca el uso de cocaína.” Concluye que “la gente estaba tomando decisiones absurdas y pensando que estaban 110% bien, lo que desembocó en el caos”.

Adjudicar por completo la crisis financiera al consumo de una droga sería una posición en extremo simplista,  pero tal vez no sea tan disparado considerarlo como factor influyente.

[The Guardian]