*

X

21 y 22 de abril de 2013: observa la lluvia de estrellas de las Líridas, cortesía del cometa Thatcher

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/17/2013

El espectáculo cósmico de abril en el Hemisferio Norte es la lluvia de estrellas de las Líridas, remanentes del polvo cósmico dejado por el cometa Thatcher que será especialmente visible entre la noche del domingo 21 y la madrugada del 22 de abril del 2013.

Lyrids-NASA

Como Líridas se conoce a un lluvia de estrellas de ocurrencia anual que casi siempre sucede a mediados de abril, el “mes más cruel” según T. S. Eliot pero sin duda también uno de los más generosos. Como en otros casos, su nombre proviene de la constelación desde la cual parten, en este caso la Lira, el “Triángulo del Verano” que comparte vértices con el Cisne y Altair, la estrella más brillante de la constelación del Águila.

Asimismo, las Líridas son el remanente de polvo cósmico dejado por el cometa Thatcher, un cuerpo errabundo que debe su nombre no a Margaret (de la que tanto se ha hablado últimamente), sino a A.E. Thatcher, astrónomo amateur que lo descubrió en 1861, una semana antes de que se iniciara la Guerra Civil de Estados Unidos.

Este fin de semana la lluvia de las Líridas se observará en el Hemisferio Norte, especialmente entre la noche del domingo 21 y la madrugada del lunes 22. Debido a la fase en que se encuentra la Luna, es posible que su luz afecte el espectáculo, por lo cual, dentro de este último periodo, la mejor hora para admirarlo puede ser las 4 de la mañana.

En cuanto a la localización, el radiante de la lluvia se encontrará hacia el norte, como decíamos, cerca de la constelación de la Lira, cuya estrella más destacada es Vega que, con Deneb del Cisne y Altair del Águila, forma un triángulo más o menos aislado de otras estrellas brillantes en el cielo de las latitudes boreales.

Summer_triangle

La intensidad de esta lluvia se considera media, promediando 20 meteoritos por hora.

Este es un video de las Líridas según se observaron el año pasado.

 

[Yahoo]

Te podría interesar:

Así serían nuestros paisajes si la Tierra tuviera anillos como los de Saturno (IMÁGENES)

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/17/2013

Una de las maravillas del Sistema Solar son los anillos de Saturno, el planeta que justamente se caracteriza por mantener en sus alrededores un vistoso cinturón de material espacial que, visto a la distancia, se observa como un ornamento cósmico invaluable, un distintivo que lo destaca por encima de otros cuerpos celestes.

En un ejercicio de imaginación que nos hace imaginar cómo se ve ese anillo desde el planeta que lo posee, Ron Miller, en el sitio io9, nos ofrece una serie de imágenes en los que superpone dicha formación a la Tierra.

En nuestro caso, como bien sabemos, es posible que nuestro planeta sea uno de los menos afortunados en ese sentido. Otros tienen decenas de lunas, anillos, ciclos de rotación sorprendentes y otras cualidades que en poco o nada se asemejan a las de nuestro planeta, lo cual sin duda nos hace preguntarnos cómo sería si al alzar la vista en la noche nos encontráramos no con una sola Luna, sino, quizá, con 3 o 4, cómo sería si nuestros días duraran 10 horas terrestres como en Júpiter o 58 de nuestros días como en Mercurio.

Los dibujos de Miller, en este sentido, son un estimulante ejercicio creativo que viene acompañado, además, de una interesante explicación sobre el anillo de Saturno y la posibilidad de que la Tierra tuviera uno similar. De hecho, como escribe el autor, nuestro planeta alguna vez tuvo uno, como parte de la formación de la Luna. Cuando el planeta Thea impactó con la Tierra, el material resultante de la colisión estuvo orbitando en torno a esta última, hasta que eventualmente se convirtió en nuestro único satélite natural.

En el fenómeno estuvo implicado algo que se conoce como el límite de Roche, en honor del matemático francés Edouard Roche, quien en 1848 calculó que si un satélite natural sobrepasa determinada distancia de rotación con respecto al planeta orbitado, entonces este lo puede expulsar, en razón de la fuerza gravitacional implicada, esto porque la fuerza de atracción no es la misma siempre: es más intensa sobre el lado de la luna más cercano al planeta, y viceversa. En el caso de Saturno, el anillo se mantiene porque el material cósmico orbita justo en el límite de Roche.

Existen otras teorías al respecto, las cuales también explican por qué la Tierra no tiene un anillo o, dicho de otro modo, por qué pudo haberlo tenido.

También en Pijama Surf: 

La elegancia del amor y la melancolía: Venus desde Saturno (FOTO)

Las 11 grandes maravillas de nuestro Sistema Solar

[io9]