*

X
Científicos logran describir el proceso, de ecos alquímicos, a través del cual el oro se forma en la corteza terrestre en respuesta a actividad sísmica

golds

El sueño de los alquimistas era transformar la materia en oro --algo que ocurre naturalmente en los núcleos de algunas estrellas. Esta transformación de la materia también ocurre en cierta medida en nuestro planeta, cuando un terremoto amplía una fractura en una roca llena de agua, causando una caída en la presión, lo cual permite que los minerales disueltos se filtren y se formen yacimientos de oro.

Científicos creen que esta transformación de un metal de un estado soluble a un depósito concentrado es responsable de la formación de hasta el 80% de los depósitos de oro. La mayoría del oro se encuentra en conductos de cuarzo formados hace 3 mil millones de años durante el nacimiento de montañas, depositado ahí por grandes cantidades de agua en cavidades a lo largo de fallas sísmicas.

Investigadores de la Universidad de Queensland, en Australia, elaboraron un modelo matemático para estimar como diferentes terremotos afectan las fracturas causando el brote de un yacimiento de oro. Según los cálculos es necesario que existan réplicas de un sismo para que se puedan formar depósitos "económicamente significativos". El futuro del oro está en el agua, en capas más profundas de la corteza terrestre.

Si bien los terremotos, la energía telúrica del planeta, estrictamente no transforma metales en oro si cataliza la transformación de depósitos solubles en este precioso metal, en una etapa postrera de un proceso de alquimia natural. El oro en la mitología fantástica siempre estuvo ligado a los duendes y a seres elementales, guardianes y sirvientes de la Madre Tierra, quien tiene la última potestad sobre este elemento.

[Russia Today]

 

Te podría interesar:

Mariposas y verduras se vuelven temibles alienígenas bajo el microscopio

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 03/21/2013

Hay un mundo extraño y fascinante dentro de este mundo, oculto por el límite de la epidermis donde las formas adquieren una simetría fantástica --o aterradora. La mirada microscópica estratégicamente orientada para hallar paisajes y gestos del fotógrafo Stefan Diller es una comprobación literalmente magnifica de esta dimensión secreta. En su serie Nano Flights Diller utiliza cámaras microscópicas de alto poder para retratar mariposas de alas de vidrio, abejas o jitomates en lo que parece un ecosistema alienígena. 

De la misma manera que las maquetas eran usadas para simular escenarios casi imposibles de construir, quizás se podría usar el lente microscópico para crear los paisajes extraterrestres de películas de ciencia ficción --un cine de las entrañas microcósmicas, donde los órganos son montañas y los tejidos son fabulosos pastizales colores que fractalizan un monstruo.