*

X

Segregación racial en "las mujeres más sexys del siglo XXI": asiáticas e indias a su categoría respectiva

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/23/2013

La revista GQ genera polémica por elaborar una lista de "la mujeres más hot del siglo XXI" de la que excluyó a asiáticas, indias y otras expresiones étnica, relegándolas a sus categorías propias.

Cualquier selección que presente lo mejor, o lo peor, de determinado ámbito, casi siempre será polémico y discutible, subjetivos como son los criterios cualitativas con que se selecciona y se excluyen las mejores películas, la peores recetas de cocina, los mejores parques de diversiones o lo que sea que se quiera limitar a un top.

Sin embargo, en el caso de “las mujeres más sexys del siglo XX” a decir del número más reciente de la edición en Estados Unidos de GQ, la controversia se origina en otro aspecto, pues si bien ya algunos acusarían a la revista de cosificar a la mujer, de reducirla a nada más que su aspecto físico, a su voluptuosidad y sensualidad adaptadas a patrones específicos del deseo sexual, la lista incurre en otro equívoco que ha comenzado a considerarse anacrónico, inaceptable para nuestra época, que fue el de separar cuidadosamente a estas mujeres de acuerdo con su filiación étnica o racial y dejar claro cuando se trata de la mujer india, china o de Sri Lanka más ardiente.

Estas acotaciones, que no pueden pasar inadvertidas y por lo mismo tampoco pueden considerarse superfluas, ya han sido calificadas de racistas y ofensivas, sobre todo en foros de Internet anglófonos, donde al parecer es cada vez más claro que, como dice Yoonj Kim en Slate, “la segregación étnica y racial es la norma de la industria del entretenimiento”.

El modelo de mujer blanca, occidental, caucásica se ha colocado como el deseable, el aceptable en un mundo en que lo único que importa es la imagen —un mundo que, a estas alturas, se ha extendido lo suficiente como para superponerse en actividades más allá del modelaje, el cine, la televisión u otras donde la apariencia física es lo importante.

Lo curioso es que, como igualmente hace notar Kim, este tipo fenotípico no es ni siquiera el mayoritario en términos generales. Si se tomaran 10 personas al azar, de cualquier del mundo, las caucásicas difícilmente alcanzarían la mitad de ellas. Entonces, ¿por qué se sigue reverenciando de ese modo sus rasgos fenotípicos como si se trataran de los ideales para alguien de origen asiático o indoamericano?

Se trata, sin duda, de un buen motivo de reflexión en torno a lo que consideramos bello y deseable.

[Slate]

Te podría interesar:

Stephen King publica ensayo sobre el control de armas de fuego

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/23/2013

Aprovechando su influencia pública y cultural, el emblemático Stephen King publica un ensayo a propósito del control de armas de fuego en Estados Unidos, en el cual arremete con la NRA y la indiferencia de la población estadounidense.

Las armas de fuego son uno de los temas mayores de la sociedad estadounidense contemporánea, difícil en la medida en que si bien por un lado se encuentran voces sensatas que llaman a un control más estricto en su distribución y posesión, por el otro hay poderosas organizaciones y empresas que presionan al gobierno para mantener la situación en el mismo estado. Lo lamentable es que este debate se da en medio de masacres que a cada tanto se repiten en el territorio estadounidense, perpetradas por individuos desequilibrados que, a pesar de su condición, encuentran sumamente sencillo conseguir armas de fuego.

En este contexto, el célebre escritor Stephen King recién publicó un ensayo que lleva por título Guns, disponible por 99 centavos de dólares en la Kindle Store de Amazon.

De acuerdo con la reseña que Ron Charles elabora en The Washington Post, se trata de un documento que confronta directamente a la influyente NRA, la Asociación Nacional del Rifle, la principal interesada en que el control sobre las armas de fuego no cambie.

“No tengo nada en contra de los propietarios de armas, los tiradores deportivos o los cazadores, ¿pero cuántos tienen que morir antes de que renunciemos a estos peligrosos juguetes? ¿Los homicidas tienen que estar en el centro comercial donde compras? ¿En tu propio vecindario? ¿En tu propia familia”, escribe King, arremetiendo también contra la indiferencia de la mayoría de los estadounidenses, que tienen depositada en el arma de fuego la certeza simbólica de supuesta protección y seguridad.

Dada la importancia que tiene Stephen King en la escena cultural estadounidense, este ensayo no solo contribuye a la discusión del tema, sino que posiblemente influya en más de una persona que o tiene una opinión formada al respecto o todavía se encuentra indeciso.

En términos editoriales, vale la pena rescatar también la observación de Charles a propósito de la Kindle Store, plataforma que permite la publicación prácticamente inmediata de textos que, como en este caso, responden a coyunturas específicas.

[Washington Post]