*

X

Chivas, Dunhill, cocaína, ácidos: un día en la vida de Hunter S. Thompson

Arte

Por: pijamasurf - 01/17/2013

Hunter S. Thompson, el célebre creador del periodismo gonzo, llevaba una vida honrosa para ese ámbito de la literatura caracterizado por los excesos del cuerpo y la satisfacción de los sentidos.

Después de los llamados poetas malditos del XIX, esa expresión decadente del hedonismo romántico, la estafeta de los excesos carnales pasó en buena medida a los escritores estadounidenses de la segunda mitad del XX, a los beatniks y Bukowski y, con los mismos honores, Hunter S. Thompson, el célebre creador del “periodismo gonzo”.

Prueba de ello es esta crónica sucinta pero elocuente que documenta, con todo detalle, la rutina cotidiana del autor de Fear and Loathing in Las Vegas. Un artículo firmado por la agencia AP que, por desgracia, carece de fecha precisa, y según algunos incluso de total veracidad. Sobre esto último vale la pena rescatar el comentario de hotbox4u en reedit, quien asegura que la autora del recuento es E. Jean Carroll, quien a su vez publicó “la peor biografía de HST en toda la historia”, por lo cual parece que su testimonio no es muy confiable.

Sea como fuere, el documento no deja de ser llamativo, sin importar que alimente falsamente la leyenda en torno a Hunter S. Thompson.

La vida no debería ser un viaje hacia la tumba con la intención de llegar seguro y hermoso en un cuerpo bien conservado, sino más bien derrapando en una nube de humo, totalmente agotado y desgastado, proclamando fuerte: ¡Wow, qué viaje!

Life should not be a journey to the grave with the intention of arriving safely in a pretty and well preserved body, but rather to skid in broadside in a cloud of smoke, thoroughly used up, totally worn out, and loudly proclaiming “Wow! What a Ride!

[disinfo]

Te podría interesar:

La primera fotografía panorámica y en alta resolución desde el edificio más alto del mundo

Arte

Por: pijamasurf - 01/17/2013

Gerald Donovan, fotógrafo residente en Dubai, obtuvo esta imagen panorámica de 2,6 gigabytes desde el edificio más alto del mundo: el imponente Burj Khalifa de casi 830 metros de altura.

 

Burj Khalifa es, hasta el momento, el edificio más alto del mundo. Situado en la opulenta Dubai —esa novísima capital del esplendor árabe contemporáneo—, la construcción tiene 829.8 metros de altura, distancia suficiente para ver dos atardeceres en el mismo día: situada en la base del edificio, una persona puede seguir el ocaso y ver cómo el sol desaparece en el horizonte, pero si toma el elevador de Burj Khalifa y llega hasta la última de sus plantas, avistará nuevamente el espectáculo crepuscular.

La imagen que compartimos en este post pasa por ser también la primera panorámica y obtenida en alta resolución desde lo alto del edificio. Fue tomada por Gerald Donovan, quien reside en Dubai y en realidad está compuesa de 48 imágenes de 80 megapixeles cada una que, en total, conforman este paisaje de 2.6 gigabytes.

[Gizmodo]