*

X

Mujer gana 500 mil dólares anuales solo por parecerse a Britney Spears

Por: pijamasurf - 12/06/2012

En algunos el motivo de talento es bastante circunstancial y anodino pero notablemente redituable; por ejemplo, Michaela Weeks, una joven inglesa de 24 años que gana medio millón de dólares cada año solo por su notable parecido con la estrella del pop Britney Spears.

Sabemos bien que, en el ámbito económico, nuestra época se caracteriza por algunas de las formas más absurdas, obscenas a veces, de hacer dinero, particularmente en el caso de los mal llamados “artistas” que pueblan la escena del entretenimiento multitudinario del pop.

Sorpresivamente, la plusvalía de estos personajes es tanta, que incluso se alcanza a derramar a otros cuya única gracia, totalmente azarosa, es guardar un increíble parecido con dichas celebridades.

Tal es el caso de Michaela Weeks, cuya semejanza física con Britney Spears, alguna vez la más brillante de las estrellas mainstream. Weeks, que actualmente tiene 24 años de edad y reside en Ilkeston, Inglaterra, gana alrededor de 500 mil dólares solo por esta condición, producto de presentaciones vocales en vivo y réplicas de rutinas de baile, actuando en bodas, cumpleaños y celebraciones varias.

Entre otros bienes, Weeks se ha hecho de un par de casas, ropa de diseñador, autos deportivos y viajes por distintos países del mundo, también por motivos laborales.

[Huffington Post]

Te podría interesar:

Mientras ladrón robaba una farmacia, otro le robó su auto y uno más el botín obtenido (VIDEO)

Por: pijamasurf - 12/06/2012

En São Paulo, Brasil, un ladrón llegó en su coche a robar una farmacia, pero mientras cometía el delito al interior del establecimiento, otro se llevó su vehículo; después, al mirar inútilmente hacia todos lados en busca de este, otro más llegó y le arrebató de las manos la bolsa donde llevaba el botín del hurto. Por último, cuando acudió a denunciar ante las autoridades el robo de su auto, coincidió en la delegación de policía con el dueño de la farmacia que recién había asaltado, quien lo identificó plenamente y procedió a acusarlo.

"La violencia es tanta que sales a asaltar y regresas todavía más pobre. La gente no pude ni llevar la vida deshonestamente", declaró Maurício Ferro, el desafortunado hombre.