*

X

Científicos pondrán a prueba si vivimos en una gigantesca simulación hecha por computadora

Ciencia

Por: pijamasurf - 12/15/2012

Científicos elaboran una forma de probar la hipótesis de la simulación y descubrir si estamos viviendo adentro de un software programado por una inteligencia artificial

La idea de que la realidad que vivimos es una ilusión es tan vieja como la filosofía humana, pero en los años recientes hemos visto un creciente cuestionamiento de la mano del avance tecnológico --particularmente de la programación informática. La ciencia ficción ha contribuido a insertar esta pregunta en el centro de nuestra reflexión psicológica y del lado de la ciencia el profesor de Oxford Nick Bostrom ha planteado seriamente la posibilidad de que nuestro universo cercano sea una simulación holográfica, acaso programada por la supercomputadora de una civilización más avanzada que la nuestra.

Investigadores de la Universidad de Washinton recientemente sugirieron que es posible poner a prueba esta hipótesis. Aunque esta prueba necesita de un poder de computo que nos llevará años poder aplicar, el profesor Martin Savage considera que para definir si nuestro universo es real sólo es necesario modelar una pequeña parte de nuestro mundo --es decir crear también una simulación suficientemente real.

Para Martin Savage existen ya señales inequívocas de la presencia de esas restricciones físicas en las simulaciones del presente. Restricciones que seguramente se harán cada vez más evidentes a medida que las supercomputadoras puedan simular porciones cada vez mayores de Universo.

"Si consigues hacer una simulación lo suficientemente grande -explica Savage- de ella emergería algo muy parecido a nuestro Universo". Por lo cual, según el científico, solo es cuestión de buscar en el Universo en que vivimos una "firma" análoga a la que nosotros mismos estamos utilizando en nuestras simulaciones a pequeña escala --esto es algo parecido a  hacer un zoom en una imagen y ver que se pixelea. Esta firma podría encontrarse en una limitación de los rayos cósmicos, los cuales no deberían de poder viajar a los bordes de esta hipotética retícula artificial que simularía el espaciotiempo.  Experimentos midiendo rayos cósmicos podrían determinar la existencia de esta firma o presencia de una simulación en el diseño.

Aunque los científicos podrán estar convencidos de que esta es una manera contundente de descubrir si vivimos en una simulación --si nuestra realidad es real-- también es posible que la forma en la que está construida la simulación --la Matrix, por hacer un término popular-- sea imposible de comprobar con los medios que tenemos, haciendo de este mundo un laberinto inescapable.

[TechEye]

Te podría interesar:

Científicos del MIT descubren un nuevo estado de la materia

Ciencia

Por: pijamasurf - 12/15/2012

Científicos del MIT dan a conocer el hallazgo den quinto estado de la materia que viene a sumarse a los conocidos sólido, líquido, gaseoso y plasma: el “espín líquido cuántico”, que, entre otras características, destaca por su singular comportamiento magnético.

Un fragmento de herbertsmithita

Hasta hace poco la ciencia admitía 4 estados de la materia: sólido, líquido y gaseoso, los más conocidos, y el estado de plasma, que guarda semejanza con el gaseoso y se produce cuando un gas se calienta tanto que sus moléculas y sus átomos se ionizan.

Ahora, sin embargo, científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) han anunciado el hallazgo de un quinto estado que además tiene un tipo de magnetismo tampoco conocido hasta ahora.

Los científicos denominaron el estado “espín líquido cuántico” (quantum spin liquid, QSL) y se trata de un cristal sólido cuyo magnetismo se encuentra en flujo constante. La orientación magnética de sus electrones fluctúa conforme interactúa con otros electrones cercanos, “solo que hay una fuerte interacción entre ellos y, debido a efectos cuántos, no se fijan en un lugar”, según describió Young Lee, el investigador responsable del descubrimiento.

Cabe aclarar que, en física y química, se admitían solo dos tipos de magnetismo: el ferromagnetismo y el antiferromagnetismo. El primero es el más conocido, desde tiempos remotos, y el cual consiste en que el giro (spin) o carga de cada electrón está alineada en la misma dirección, generando dos polos distintos. En el antiferromagnetismo, por el contrario, los electrones vecinos apuntan en dirección opuesta, por lo cual el magnetismo de un objeto queda reducido a cero.

En el caso del QSL, parece ser que la intensa interacción magnética permite el fenómeno ampliamente documentado del enlazamiento cuántico de amplio alcance, el cual, entre otros usos, podría encontrar aplicaciones sorprendentes en el ámbito de las telecomunicaciones (sobre todo por su capacidad como superconductor en altas temperaturas).

El estado QSL fue teorizado desde 1987, pero solo hasta hace poco pudo comprobarse su existencia, luego de que los investigadores pasaran 10 meses creciendo una pequeña franja de herbertsmithita (también conocida como anarakita), un mineral haluro del que se sospechaba que tenía dicho estado y la cual fue necesario bombardear con una dispersión neutrones para analizar su estructura y descubrir que, en efecto, se trata de un buen ejemplar de materia en QSL.

Para los interesados, en este enlace se encuentra el artículo donde Lee y sus colegas reportan el hallazgo.

[Extreme Tech]