*

X

Muere Sylvia Kristel, la sacerdotisa del erotismo que inició a tantas generaciones en la sexualidad

Por: pijamasurf - 10/18/2012

Como una sacerdotisa del erotismo, Sylvia Kristel, en su legendario avatar de Emanuelle, guió la iniciación de varias generaciones en la sexualidad; por desgracia, la actriz murió este 18 de octubre a la edad de 60 años.

En la década de los 70, en los días posteriores al sueño de la revolución y la liberación sexual emprendidas algunos años antes, mención especial merece Emanuelle, legendario personaje al que diera vida la actriz de origen holandés Sylvia Kristel. Como si se tratase de una hierofante o una hetaira, una sacerdotisa versada en los ritos iniciáticos de un culto todavía secreto, Kristel guió a generaciones enteras en su despertar sexual. Fue gracias a la serie de películas que tenían como protagonista a dicho personaje —creado por la escritora francófona  Emmanuelle Arsan— que cientos o miles de jóvenes descubrieron el siempre arcano mundo del erotismo. Emmanuelle, por cierto, fue una de las primeras películas en exhibirse públicamente en salas de cine concurridas.

En una circunstancia biográfica que parece previsible, Kristel huyó del convento calvinista donde recibió su primera formación, dirigiéndose, todavía adolescente, a Ámsterdam, donde trabajó como secretaria y camarera antes de ser modelo, profesión esta que al final le descubriría su verdadero destino, pues luego de ganar un par de concursos televisivos de belleza, entró de lleno al mundo del cine de la mano —literalmente— del actor belga Hugo Claus, en ese entonces su novio.

Al final sería Emmanuelle (Just Jaeckin, 1974) la cinta que le aseguraría su pasaje a la posteridad: la historia de una mujer tailandesa que, aburrida de su marido diplomático y de viaje por varios países de Asia, llena su tiempo con escarceos y encuentros sexuales furtivos. Pero igualmente filmó sendas adaptaciones fílmicas de Lady Chatterley's Lover (Just Jaeckin, 1981), la novela de D. H. Lawrence, y de la vida de Mata Hari, la mítica bailarina exótica que fungió como espía en la Primera guerra mundial.

Por desgracia, Kristel falleció este jueves 18 de octubre, a la edad de 60 años, como consecuencia del cáncer de garganta y pulmón que desarrolló a principios del 2000.

Aquí en una escena de Private Lessons (Alan Myerson, 1981):

 

También en Pijama Surf: Los rostros que hacían los hombres en los años 70 al recibir sexo oral (FOTOS).

Con información de la BBC

Te podría interesar:

El Kopi Luwak: café gourmet hecho del excremento de rara especie de mamífero

Por: pijamasurf - 10/18/2012

El llamado café civeta, o Kopi Luwak, como lo indica su nombre en indonesio, es una manjar líquido que sucumbe ante la excentricidad, ya que proviene del excremento de una especie de mamífero típico de la región.

Dentro de la variedad de cafés gourmet que existen, resalta uno por su sabor ligero y natural, pero más allá de sus notas aromáticas, lo hace por su origen, ya que sus granos son recolectados y seleccionados cuidadosamente de entre las heces de un mamífero típico de Indonesia, el civeta.

Por $60 dólares podrás adquirir 4 onzas del fino grano y en algunas cafeterías el precio de una taza llega a costar, por lo menos, $10 dólares que, en comparación a lo que cuesta el kilo de té de excremento de oso panda —$80 mil dólares—, resulta una ganga.

De acuerdo a varios testimonios de personas que han tenido la fortuna de probarlo, comentan que su sabor es similar al té pero con un sabor terroso y vegetal.

El grano proviene de las semillas de cerezas que el civeta ingiere y, sin digerir y ligeramente fermentado, posteriormente defeca.

Los conocedores dicen que independientemente del curioso proceso de fermentación, el sabor tiende a ser suave y menos ácido que cualquier otro café que no tenga tan peculiar procedencia, aunque, en realidad, es caro por su extrañeza mas no por su exquisito sabor que, a decir verdad, también contiene notas almibaradas.

De acuerdo al experto y certificador del Kopi Luwak, Massimo Marcone, los granos defecados por el animal contienen menos bacterias que los granos de café colombiano. Esto se debe a que el proceso de recolección y lavado del Kopi Lwak se hace con cuidado y esmero.

Aunque este tipo de alimentos parezcan extraños, en distintas latitudes del mundo los pobladores alimentan a los animales con el fin de consumir ciertos contenidos de su excremento o al propio animal, como el jamón de bellota o el Kobe, carne de res criada y alimentada bajo estrictas normas de calidad.  

[Npr]